15 de Octubre 2018

Armando Pepe: "Creo que va a pasar un tiempo largo hasta que vuelva el crédito hipotecario"

Dice que en mayo, cuando empezó la crisis del peso, se frenaron todas las ventas con créditos UVA. Se queja de la ley que les impide a las inmobiliarias cobrarles comisión a los inquilinos y anticipa que continuarán con la batalla judicial y que, de ser necesario, llegarán a la Corte.

Armando Pepe:

Hace poco más de un año Armando Pepe, CEO de Armando Pepe SA, iniciaba su gestión como presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) con buenas y malas noticias. Por un lado, las ventas de propiedades venían rompiendo récords mes tras mes con la reactivación de los préstamos hipotecarios. Pero, por el otro, la Legislatura acaba de sancionar una ley que prohibía que las inmobiliarias cobraran comisión a los inquilinos.

"Nos hemos visto muy perjudicados con la ley Larreta. Todas esas pequeñas inmobiliarias de la ciudad que durante el cepo se fortalecieron mucho en alquileres porque no había ventas, ahora se le cercenó el 50% de los honorarios, podemos cobrarle solamente al propietario el 4,15%. Y no dan los números", dice Pepe apenas empieza la conversación en la oficina que tiene en la sede del Cucicba, a pocas cuadras de la plaza del Congreso.

Pese que la entidad que preside recurrió a la Justicia para pedir la nulidad de la ley "Están en juego derechos alimentarios", dice Pepe, en primera instancia ya tuvieron un fallo adverso. Hoy presentaron la apelación ante la Cámara y, de ser necesario recurrirán a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, explicó.

- Pero desde el punto de vista del inquilino, ¿por qué va a tener que pagar un proveedor que eligió y que le está dando un servicio a otra persona?

- No es obligatoria la participación de un corredor inmobiliario. Vos sos dueño de una propiedad, la podés alquilar directamente sin ningún problema.

¿Qué se está dando ahora? Era muy habitual que en determinada época del año, llamara gente del interior porque necesitaba alquilar algún departamento para su hijo que venía a estudiar a Buenos Aires. Y yo ahora les estoy diciendo que no, porque no puedo trabajar gratis.

La ley no me permite cobrarle a un inquilino aun cuando yo sea quien realice la búsqueda. Es una de las cosas que hemos propuesto, pero no hay con quién hablar.

- El año pasado tuvieron un buen año de la mano de los créditos UVA, ¿qué pasa ahora con el freno que hubo tras la devaluación?

- Hasta el 30 de abril venía bien, sin problemas. Se vendía mucho, se escrituraba, sin dramas. Pero en mayo, cuando estalló el dólar, de todas las operaciones con hipoteca, el 25% no se pudo firmar.

En el otro 75%, por ahí se había hecho el trámite solo porque tenía un muy buen sueldo y pudo sumar otros codeudores para llegar. O por ahí consiguió un avalista, alguien que avale el crédito y tenga ingresos.

Pero el otro 25% no llegó. Creo que va a pasar un tiempo largo para que vuelva el crédito.

- Ese es el problema que se genera al tener propiedades valuadas en dólares y gente que cobra en pesos.

- Son tres problemas. La propiedad está en dólares, el crédito te lo dan en pesos y tenés que pagar UVA. Todo es un desfasaje.

- Y ¿pensar en cotizar las propiedades en UVA, así como en Chile se publican en unidades de fomento?

- Sí, se puede. Es lo mismo que le respondí al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, un una reunión. Se puede, pero solo cuando baje la inflación a un dígito. Ese es el tema fundamental. Por más que en las hipotecas UVA hay una cláusula gatillo que puede mandar el incremento al final, lo máximo es un 25% del plazo.

Hace varios meses había un proyecto de Marco Lavagna que era muy piola. Ponía un seguro para que no estallara la cuota. Se pagaba un poco más de cuota, pero si la cuota se iba al demonio, el deudor estaba cubierto.

- Pero hoy el problema no es la mora, que es muy baja, sino que no se están otorgando nuevos préstamos.

- El precio de las propiedades sigue en dólares. Los sueldos quedaron muy retrasados. Hay gremios que cerraron la paritaria en 15%. Pero no es solo la cuota, sino que aumentó todo. Y, además, nos están diciendo que todavía no pasó lo peor. Y eso es lo que más me inquieta.

- ¿Qué pasa ahora con este panorama?

- Estamos vendiendo igual. Al que no necesita el crédito. Al que ya vendió, al que blanqueó el año pasado, al que liquidó un silo de soja para invertir en un inmueble. Se están haciendo operaciones lentamente. Nadie se pelea para comprar.

Una de las cosas que le planteamos al ministro Frigerio es la posibilidad de habilitar créditos para desarrolladores. En septiembre del año pasado lo autorizó Federico Sturzenegger cuando estaba en el Banco Central. Pero solo dos empresas para tres obras pudieron llegar a obtener el préstamo. Es una carrera con obstáculos. Es imposible llegar al final.

Para generar más crédito hay que modificar esa circular del BCRA. Empezamos a hablar con Sturzenegger y lo cambiaron por Luis Caputo. Ahora entró Guido Sandleris.

Necesitamos apalancar la construcción. En 2017 se aprobaron planos en la ciudad por 1,2 millones de metros cuadrados. Este año, al 30 de agosto son 3,3 millones de metros.

El desarrollador sigue confiando en el ladrillo. Porque a la larga de todas las inversiones, no hay nada que le gane al ladrillo. Cualquier inversión, aun en bonos del Tesoro de Estados Unidos, el ladrillo le gana.

"La ciudad se va a estirar y surgirán otras zonas"

Aunque suele decirse que en el corredor norte de la ciudad ya no quedan posibilidades para los desarrolladores, Armando Pepe asegura que todavía hay mucho: "Descubrí hace muchos años que debajo de cada casa hay un terreno. Lo que pasa es que nadie quiere ser pionero. Todos buscan vivir en Barrio Norte. Si hacemos una torre de 100 pisos arriba del Alto Palermo, vendemos todo".

Sin embargo, reconoce que cuando se sancione el nuevo Código de Planificación, que prevé una altura máxima de ocho pisos, la ciudad va a empezar a "estirarse". Así, el presidente del Cucicba señala que hay barrios como Pompeya, que están bien comunicados y con muchas posibilidades para construir, pero en los que todavía no se hizo nada.

"Una de las zonas que van a estallar son los alrededores de la villa olímpica, esos departamentos se entregan en 90 días. Ya hay varios proyectos en la zona. También va a levantar detrás de la cancha de Huracán, con el barrio que se está haciendo con Procrear", vaticinó.

¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos