18 de Septiembre 2018

Sorpresa: el CEO de Tyson Foods se fue tras anunciar la expansión de la firma

Tom Hayes, presidente de la primera productora de carne de los Estados Unidos y la segunda a nivel global, había iniciado los cambios hace unos meses. Nadie esperaba su renuncia.

Sorpresa: el CEO de Tyson Foods se fue tras anunciar la expansión de la firma

La noticia sorprendió tanto a los miembros del directorio como a los accionistas y los empleados. Aunque la decisión se consultó con la junta, nadie esperaba la renuncia de Tom Hayes, presidente y CEO de Tyson Foods, el segundo mayor procesador y comercializador de pollo, carne de res y cerdo del mundo, y el más grande de los Estados Unidos.

En medio de la expansión de la firma, Hayes desmintió un presunto problema de salud y negó un posible pase a otra organización. "Me voy por motivos personales", confirmó.

La reconversión del negocio mantenía entusiasmado al directivo de 53 años, que comenzó su carrera lavando platos en un restaurante y se sumó a Tyson en 2014, con la compra del fabricante de Hillshire Brands. Tras tomar el timón de la multinacional en vísperas de 2017, el ejecutivo graduado de la Universidad de New Hampshire y magíster en Administración de Empresas por Northwestern University se comprometió a revolucionar la firma, con 83 años en el mercado. "Estamos rediseñando el futuro de la industria", aseguró.

Así, trazó una estrategia de crecimiento a largo plazo basado en el desarrollo de alimentos proteicos alternativos, apoyándose en el fortalecimiento de esta tendencia. Su reconocimiento tiene que ver también con la adquisición de compañías del rubro, como American Proteins, AdvancePierre, Original Philly Holdings y Keystone Foods, que elabora los icónicos McNuggets. "Tom jugó un papel importante, acelerando la transformación de Tyson", dijo John Tyson, presidente del consejo de administración.

Sin embargo, no todo fue optimismo durante sus 22 meses de gestión, que concluirá a fines de septiembre, con una pensión de al menos u$s 627.000 y una compensación acumulada de u$s 2,47 millones. Hayes enfrentó críticas por contaminación, crueldad hacia los animales y violaciones laborales, al tiempo que vendió en 2017 u$s 15.000 millones de carne vacuna y comercializó u$s 8000 millones en alimentos para las cadenas de comida rápida y vendedores minoristas.

Las amenazas a las exportaciones, que generan un exceso de carne nacional y deprimen los precios, lo llevaron a recortar su pronóstico de ganancias para 2018. Así, en lo que va del año, los ingresos de Tyson acumulan una baja del 22% debido, además, a las altas tarifas impuestas por Donald Trump. Con su salida, las acciones de la firma cayeron un 3 por ciento.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos