11 de Octubre 2018

Sin freno: por la suba del dólar, cayeron 12% los viajes de argentinos al exterior

La baja comenzó a notarse desde junio, pero cada mes se agudiza y se prevén aún menos viajes fuera del país en lo que resta del año. Por la devaluación, hoy cuesta más del doble vacacionar en el exterior que hace un año. A contramano, creció un 7,4% el arribo de extranjeros, con los brasileños como principales visitantes e impulsores de la mejora

Sin freno: por la suba del dólar, cayeron 12% los viajes de argentinos al exterior

La devaluación continúa impulsando un cambio de tendencia en turismo: caen los viajes de argentinos al exterior mientras crece el arribo de extranjeros al país.

Con la primera fuerte suba del dólar de este año, en mayo, comenzó a caer la reserva de pasajes para volar al exterior y, en los meses siguientes, se notó esa reducción en el número de pasajeros. Con la gran devaluación de fines de agosto, se prevé una mayor caída de los viajes fuera del país. Por eso, en el sector turístico local tienen buenas expectativas: esperan vivir un buen verano, con más viajeros nacionales.

En agosto, la salida de argentinos a través de todos los aeropuertos del país se redujo un 11,9%, a 335.300 personas, según la Encuesta de Turismo Internacional del Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos). Sin embargo, el dato acumulado desde enero es aún positivo, en un 6,2% interanual, a 3,26 millones de personas, en virtud del fuerte aumento del 15,3% registrado entre enero y abril, con gran parte de los pasajes adquiridos con un dólar por debajo de los $ 19. Hoy, contratar un viaje para el verano en el exterior cuesta más del doble en pesos (un 115%), que un año atrás, cuando la divisa cotizaba a $ 17,70. Ayer, cerró a $ 38,10.

Ese mes, los principales destinos de los viajeros que partieron de Aeroparque y Ezeiza fueron Europa (29,7%), Estados Unidos y Canadá (22%) y Brasil (16,8%). La mayoría de estos destinos reflejaron una baja en número de argentinos, a excepción de Uruguay y Europa, destacó el Indec. En este último caso, influyó el tiempo de antelación con el cual se suelen reservar estos viajes, ya que muchos de ellos fueron adquiridos en mayo o antes.

Hasta mayo pasado y en los últimos años, el turismo emisivo (viajes de argentinos al exterior) crecía a niveles récord, alentado por la fuerte inflación local y un valor estable y retrasado del dólar. Esa tendencia, junto a la creciente caída en los arribos de extranjeros al país, generaron a partir de 2013 una balanza comercial turística deficitaria en número de personas: salían más argentinos que los foráneos que llegaban. Desde 2001 y hasta 2012, ese saldo había sido positivo, por el récord en llegadas de extranjeros. Por el momento, continúa en rojo, pero achicando su brecha: en lo que va del año, salen aún casi dos argentinos del país por cada visitante del exterior que ingresa. Pero en agosto esa ecuación ya se redujo: entraron dos visitantes por cada tres que salieron.

Según diversos estudios sobre reservas de pasajes, a futuro se espera una mayor reducción en los viajes al exterior. Pero quienes trabajan con turismo emisivo esperan que, una vez que el dólar se estabilice, más gente vuelva a planificar salir del país.

Los hoteles y prestadores de servicios turísticos argentinos miran con atención no sólo la menor cantidad de viajes al exterior de argentinos, que prevén sumar entre sus clientes. También, tienen muchas expectativas con el mayor ingreso de extranjeros, a quienes hoy la Argentina les resulta atractiva no solo por sus bellezas naturales y culturales, sino también por el tipo de cambio. Por ahora, el crecimiento es gradual, pero esperan que se profundice si la economía y el dólar logran cierta estabilidad.

En agosto pasado, arribaron 227.400 turistas foráneos, un 7,4% más que en igual mes de 2017. Y, en lo que va del año, acumulan un alza de 5,5%, a 1,72 millones de personas.

En época invernal, fue importante el crecimiento de destinos de nieve argentinos, que este año, además, recibieron una mayor cantidad de vuelos internacionales. Así, Bariloche registró un 246,5% de incremento en arribo de extranjeros, a 4.500 personas, gracias a la mayor oferta desde Brasil. Mendoza recibió un 30% más (9.800 visitantes) y Rosario, un 54,4% más (3.000). En Ezeiza y Aeroparque, el aumento fue de 3,6%, a 200.700 turistas. Las cifras se basan sólo en transporte aéreo.

Por país de origen, Brasil volvió a liderar en arribos: creció 13%, a 78.200 visitantes, y aportó el 34% del total. Luego se ubicó Europa (el informe no discrimina por nacionalidad), con 36.600 personas (+2,5%) y Chile, con 25.000 (+13,4%). La estadía promedio de los extranjeros fue de 14,5 noches.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos