14 de Marzo 2018

Sergio Crivelli, de BDO: "Sin inversión en tecnología, quedás rezagado"

El socio director de la consultora destaca los cambios que la tecnología trae al negocio. Compliance y consultoría, dos grandes esperanzas. 

Sergio Crivelli, de BDO:

BDO gana terreno en el segmento de consultoras y se posiciona como la quinta en importancia en ese negocio: hoy, ya cuenta con más de 450 empleados en sus cuatro oficinas —ubicadas dos en Capital Federal y otras dos en Rosario y Córdoba— y proyecta para este año un crecimiento de 15 por ciento real, que elevaría en un mismo porcentaje la plantilla de la firma. “El 2017 fue un buen año para las empresas de servicios”, destaca Sergio Crivelli, CEO de la compañía, y agrega: “Para las empresas de nuestro sector fue un año de crecimiento, de oportunidades”. Tras años en los que la industria venía perdiendo puntos de rentabilidad, en BDO vieron cómo esta tendencia menguó. “El año pasado nos permitió recuperar dos puntos en el bottom line. Para seguir recuperando, es indispensable que caiga la inflación”, destaca el ejecutivo. 

Si bien el blanqueo fue la estrella del negocio el año pasado, otros segmentos también crecieron, como la parte de outsourcing, que actualmente demanda el 20 por ciento de los ingresos totales. “Seguimos teniendo mucha demanda. Son temas que necesitan mucha actualización”, dice Crivelli. La ley de personería jurídica, al parecer, también traerá nuevos acuerdos. “Muchas personas van a estar en planes de integridad. Tenemos un muy buen posicionamiento”, dice. Hoy, un cuarto del negocio está dado por consultoría, mientras que el 35 por ciento pertenece a auditoría y el 20 por ciento a impuestos

La auditoría, con los cambios tecnológicos, también cambia, a pesar de que sea “un negocio maduro”, uno que no cambiará hasta que “no cambien las condiciones de mercado”, destaca Crivelli. “Se necesita gente que sepa de sistemas y que trabaje con el área de IT de las empresas, para acceder a las bases de los clientes”, explica. Pero la revolución techie no solo se limitará a ese segmento. “En general, en todas las actividades como las nuestras, se necesitará más gente de tecnología. Y eso calienta el mercado”, dice Crivelli, pero da cuenta de ciertos límites: “Es necesario mantener la rentabilidad. El mayor desafío es tener más volumen de negocio. Si no tenés inversión en tecnología, quedás rezagado”.

Entre los cambios más profundos en la industria están la robotización y la digitalización, que cambian las relaciones de las firmas de auditoría y consultoría con sus usuarios. “El cliente debe estar seguro de cómo trabajás esos datos. Toda la tecnología y la seguridad informática son clave para  nuestro negocio”, sentencia. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos