08 de Octubre 2018

Se subastó en más de u$s 1 millón al “Rolls Royce” de los whiskys

La botella pertenece a una edición especial que la destilería Macallan le encargó al artista italiano ‘pop’ Valerio Adami y la compró un anónimo magnate asiático. Una pieza similar ya había sido rematada a un mismo precio en mayo. La versión, a la que definen como el ‘Santo Grial’ de la clásica bebida escocesa, está considerada como una pieza de museo para coleccionistas

Se subastó en más de u$s 1 millón al “Rolls Royce” de los whiskys

Uno de los whiskys más buscados del mundo, el Macallan diseñado por Valerio Adami –destilado en 1926 y que, luego de ser sometido a un proceso de añejamiento de 60 años, recién fue embotellado en 1986–, fue subastado por una cifra récord, de u$s 1,1 millón, por la casa británica de subastas Bonhams. Sólo cinco meses atrás, otro Macallan firmado por Adami había alcanzado marcado el anterior hito: u$s 1 millón, aunque vendido en la sucursal de Hong Kong de la misma firma de remates.

La botella que sedujo a un anónimo magnate asiático –según le confirmó Bonhams a la agencia Reuters– a desprenderse de 848.750 libras mediante una simple llamada telefónica a la casa de subastas con sede en Edimburgo, Escocia,es, obviamente, una rareza en el mundo de los scotchs: se trata de una de las 12 botellas que la destilería de Speyside le comisionó al artista italiano Adami (célebre por su estilo personal, que combina elementos del cubismo, pop art y futurismo), en el marco de una edición limitada de 24 botellas (las otras 12 estuvieron a cargo del británico Peter Blake, uno de los diseñadores del álbum de los Beatles “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”).

Definido como “el Rolls Royce de los whiskys de malta”, por el especialista Martin Green (abocado a la división de bebidas de Bonhams), comentó que, por sus auténticas características de excepción, este tipo de spirits, generalmente, no son consumidos, aunque aclaró: “Obviamente, no sabemos qué pasará con él. Pero cualquiera que pueda gastar cerca de 1 millón de libras en una botella de whisky puede darse el lujo de beberlo”. Aunque aclaró: “Pero es un objeto bello en sí mismo. Casi, una pieza de museo”.

De hecho, los coleccionistas deben esperar años a que algún ejemplar de este whisky, que es el más antiguo dentro de la exclusiva colección Fine and Rare de Macallan, salga al mercado. Por lo que no sorprende que, en las últimas subastas, haya superado la barrera del millón de dólares en su cotización. El propio proceso de elaboración lo hace, aun, más excepcional. Sometido a una continua evaporación durante los 60 años que el destilado pasó en barricas, como resultado, genera un whisky que se define no sólo por su sabor seco y concentrado sino, sobre todo, por su escasez. De hecho, sólo fueron hechas 40 botellas, de las cuales 24 fueron reservadas para los diseños de Adami y Blake. Y nadie sabe cuántos de los recipientes diseñadas por Adami todavía existen. Es sabido que una botella se destruyó en el terremoto de Japón en 2011 y se cree que, al menos, otra fue abierta y consumida.

“The Macallan 1926 60 años está considerado el ‘santo grial’ de los whiskys. Su rareza y calidad lo sitúan en una liga aparte y todos los coleccionistas serios lo esperan durante muchos años”, explicó Green.

Demanda ‘on the rocks’

Con coleccionistas, cada vez, más exigentes y dispuestos a gastar una buena cantidad de dinero en alguna ediciones excepcionales del rey de los destilados, los precios del whisky vintage a nivel global experimentaron un aumento en los últimos años. Según la agencia Bloomberg, esta categoría se apreció en un 140% en los últimos cinco años, incluso, por arriba de antiguos ejemplares de vinos. De hecho, con precios ascendentes y una buena performance en los últimos años, muchos no dudan en incluir a los whiskys vintage dentro de los portfolios de inversión.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos