26 de Noviembre 2018

Por la tecnología, el 73% de las empresas reasignó tareas a su personal

Así lo revela una encuesta realizada por la consultora Randstad entre referentes y directivos del área de capital humano. El 83% de las compañías dijo que es necesario intensificar la capacitación de sus colaboradores

Por la tecnología, el 73% de las empresas reasignó tareas a su personal

El avance de la tecnología obligó al 73% de las empresas a reasignar tareas entre sus empleados. Y, aunque el impacto se vio en todo tipo de compañías, las que más debieron revisar las competencias de sus colaboradores fueron las grandes: el 81% de ellas tuvo que cambiar el tipo de trabajo de su personal. En las pymes, por su parte, lo hizo el 71% y en las microempresas, el 72%.

Los datos surgen de una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Randstad. Del estudio participaron referentes y directivos del área de capital humano de 494 organizaciones.

Asimismo, según se desprende del informe, un 59% de las compañías no necesitó reducir las horas trabajadas, mientras que el 32% tuvo que hacerlo solo en algunos casos, y apenas el 9% de las organizaciones se vio obligada a disminuirlas en gran medida. En tanto, en la segmentación por tamaño de empresas, no se observa en los resultados diferencias notables según el tamaño de la compañía.

"Aún se analiza si el impacto del avance de la tecnología y de la digitalización de la economía en el empleo va a reducir los puestos de trabajo o los incrementará. Sin embargo, de lo que no hay dudas es de la necesidad de reconvertir las capacidades y habilidades de la fuerza de trabajo", afirmó Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

La encuesta, además, indagó sobre el impacto de la tecnificación en relación con el empleo y la gestión del talento. En ese sentido, 83% de las empresas indicó que es necesario intensificar la capacitación del personal, especialmente en el uso y el dominio de la tecnología.

Este número sube cuando se habla de incrementar el nivel de formación que tienen los colaboradores de las organizaciones. Así lo indicó el 94% de las grandes empresas, el 83% de las pymes y el 78% de las micropymes.

"Muchos nuevos conocimientos comienzan a ser básicos y excluyentes para desarrollarse en muchas profesiones. En paralelo, nuevas formas de adquirir conocimiento desafían los sistemas educativos tradicionales y el aprendizaje permanente surge como respuesta a la incertidumbre sobre las competencias y las habilidades que demandarán los trabajos del futuro", agregó Ávila.

La necesidad de revisar la formación de los profesionales fue desnudada por un estudio realizado por LawGeex, una startup tecnológica legal de origen israelí. La firma desafió a un grupo de 20 abogados de gran experiencia a competir contra un algoritmo de inteligencia artificial (IA). Para el resultado se evaluaron tanto las habilidades como el conocimiento lega.

La tarea asignada era revisar los riesgos que había en cinco acuerdos de confidencialidad. La IA obtuvo el mismo nivel de aciertos que el mejor de los 20 abogados: el 94%. Pero en conjunto, los letrados alcanzaron un promedio del 85%. El de peor performance apenas logró el 67%.

Sin embargo, el algoritmo superó ampliamente a todos los abogados en velocidad. Le tomo apenas 26 segundos revisar los cinco documentos, mientras que el más rápido de los humanos necesitó 51 minutos, más de 100 veces más lento.

Según la encuesta de Randstad, el 74% de los consultados consideró que la formación en habilidades para los trabajos del futuro les corresponde a las empresas. En tanto, el 55% manifestó que es responsabilidad de los trabajadores y el 42% expresó que es el Estado el que debe velar por que haya mano de obra calificada.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos