17 de Octubre 2018

Ponen multa de 800 millones de euros por el escándalo de los ‘diesel’

El grupo VW todavía enfrenta procesos judiciales por el software que adulteró los resultados de emisiones de gases de 11 millones de vehículos. El pronóstico de su CEO

Ponen multa de 800 millones de euros por el escándalo de los ‘diesel’

La fabricante de autos de lujo Audi, perteneciente a Volkswagen, deberá pagar una multa de 800 millones de euros por el escándalo de los motores diesel, por el que el grupo alemán tiene varios procesos judiciales en curso. “Audi aceptó la multa”, indicó VW, en un comunicado. Hasta ahora, el Dieselgate le costó a la casa de Wolfsburgo más de 27.000 millones de euros, en costos de llamadas a revisión de vehículos y procesos judiciales. Ese monto incluye una multa de 1000 millones de euros impuesta en junio por la fiscalía de Brunswick y que ya fue contabilizada en sus estados de resultados del segundo trimestre.

Ahora, fue la fiscalía de Münich la que indicó habe “puesto en evidencia incumplimientos en la supervisión” dentro de Audi “en relación con la homologación de los autos diesel, que no respetan la reglamentación”. La Justicia alemana sospecha que los ingenieros de Audi contribuyeron a elaborar los programas informáticos fraudulentos. Ya en junio, se había puesto en detención provisional al director de Audi, Rupert Stadler. Fue la primera encarcelación de un alto responsable de esta investigación.

Sin embargo, la multa informada ayer no tendrá impacto en los procesos individuales en curso, en particular, el que se lleva contra Stadler, aclaró la fiscalía. Por este escándalo, también están siendo investigados dos ex CEOS de VW, Martin Winterkorn y Matthias Müller, el actual, Herbert Diess, y el presidente del consejo de supervisión, Hans Dieter Pötsch.

El caso de los motores diesel tocados salió a la luz en septiembre de 2015, cuando la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA) estadounidense denunció a Volkswagen por haber instalado en 11 millones de sus autos (600.000 vendidos en los Estados Unidos) un software capaz de manipular resultados de pruebas de contaminación y esconder las emisiones reales, hasta 40 veces superiores a las permitidas.

La multa a Audi puso fin a dos de los tres procesos judiciales en curso que reclamaban multas. Sigue abierto otro contra Porsche (también perteneciente a VW). Además, el grupo enfrenta otro gran juicio, impulsado por acconistas, que piden 9000 millones de euros en indemnizaciones.

Augurio sombrío

Justo, ayer Diess, actual CEO de VW, habló públicamente y auguró un futuro sombrío para las automotrices alemanas. “Si miran a los antiguos bastiones de la industria automotriz, como Detroit, Oxford-Cowley o Turín, entenderán lo que les sucede a las ciudades cuando flaquean corporaciones e industrias otrora poderosas”, advirtió.

“Desde el punto de vista de hoy, las probabilidades, quizás, son de 50-50 de que la industria automotriz alemana aún pertenezca a la élite global en un período de 10 años”, sostuvo, en referencia al grupo Volkswagen, a BMW y a Daimler, que están siendo presionadas por los reguladores a adecuarse a nuevas normas ambientales.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos