22 de Octubre 2018

Pese al dólar, los 'all inclusive' esperan a tantos argentinos como el verano pasado

En la pasada temporada, habían recibido record de turistas provenientes desde el país. Según las cadenas de cuatro y cinco estrellas, las reservas están un 15% demoradas contra 2017. Pero volvieron a crecer, aseguran, tras la calma cambiaria de las últimas semanas

Pese al dólar, los 'all inclusive' esperan a tantos argentinos como el verano pasado

La devaluación no parece haber afectado la demanda de argentinos para alojarse en hoteles all inclusive de Brasil. Desde hoteles de cuatro y cinco estrellas que operan bajo ese formato, aseguran que, de enero a marzo, prevén recibir en sus brasileños un flujo similar de argentinos que el verano pasado, cuando habían registrado un récord en visitas, al crecer de 20% a 30% en huéspedes llegados desde el país.

Por el momento, admiten cierta demora en las reservas, dado el gran salto del dólar a fines de agosto, que postergó decisiones. Pero, tras un par de semanas de calma cambiaria, aseguran que volvieron a concretarse reservas. Entre noviembre y diciembre, prevén vender lo que falta para registrar, dicen, un buen verano.

"Con los saltos del dólar, las ventas se frenaron bastante. Pero, cuando se estabilizó, se reanudaron, si bien a un ritmo más tranquilo, tanto para Brasil como para el Caribe. Pero sí vemos menor anticipación en la compra. En 2017, vendíamos desde agosto. Este año, comenzó, sobre todo, en las últimas tres semanas. Para enero, estamos un 15% debajo en reservas de argentinos que el año pasado, que había sido muy bueno: habíamos crecido 20% en ventas del hotel de Imbassaí, cerca de Salvador", explicó Agueda Iglesias, gerente de Marketing para América latina de Palladium Hotel Group. "El verano será bueno. No se notará en la ocupación, sino en la anticipación", aclaró la ejecutiva.

Desde Club Med, también son optimistas. "El verano pasado fue récord en argentinos en nuestros de Brasil: creció 30% el flujo de huéspedes desde el país. Y, si bien está la diferencia por el tipo de cambio, esperamos tener una temporada similar a la de 2018 en Rio Das Pedras y Trancoso. Aún no es positivo, frente a un año atrás. Pero aguardamos un cambio en los próximos 40 días. En noviembre y diciembre de 2017, tuvimos boom de ventas. Creemos que sucederá lo mismo: casi el 60% de las reservas de argentinos para Brasil se hacen en los dos últimos meses del año. Aún, falta ese porcentaje. Pero confiamos en que se venderá", comentó Tiago Varalli, director general de Argentina de Club Med. "Sí vemos un alza de 15% en reservas para el Caribe y de esquí de Europa", agregó.

También Palladium registra mayor demanda por el Caribe. "Cuando hay promociones aéreas, los hoteles del Caribe venden más. Lo notamos, sobre todo, en México, en Riviera Maya y en Costa Mujeres, cerca de Cancún", precisó Iglesias.

Ese optimismo de las cadenas se basa en dos razones. Aseguran que, por ser productos para turistas de alto poder adquisitivo, no se ven tan afectados. Y, también, porque la opción "todo incluido" pesa, en un contexto de volatilidad. "Las ventas ya se encaminaron. La mayoría busca financiación con agencias y paquetes, para tener más descuentos. Este verano, extendimos la promoción de dos chicos gratis en Brasil y en México, que, antes, sólo ofrecíamos en baja temporada. Ser all inclusive ayuda porque ya saben lo que pagarán, más allá del tipo de cambio", explicó Iglesias.

En términos de precios, un paquete para cuatro personas (dos adultos y dos menores), de siete días durante la segunda quincena de enero en alguno de los de Brasil, oscila de $ 200.000 a $ 300.000. Una casa en Cariló para la misma época, no muy lejos de la playa, sin servicios de balneario, comidas, bebida ni entretenimiento para chicos, arranca en $ 100.000 la quincena.

En Club Med, aún ofrecen rebaja. "Hasta el 26 de octubre, ofrecemos 35% en de Brasil para viajar de enero a marzo. Los all inclusive permiten controlar el presupuesto. Y el alto poder adquisitivo también se refleja en las ventas, sobre todo, para el Caribe y Europa. Son menos sensibles a la situación económica", comentó Varalli. "Pese al dólar fuerte, los huéspedes tienen el poder adquisitivo para pagar su estadía", agregó Iglesias.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos