27 de Noviembre 2018

Pese a la mejora externa, la producción de frutas caería 6% este año

La devaluación mejoró el panorama exportador, pero los productores primarios siguen sufriendo una crisis estructural. Las ventas al Mercado Central cayeron 0,7%

Pese a la mejora externa, la producción de frutas caería 6% este año

La mejora en el sector externo no logró por el momento motorizar una reactivación en el sector primario frutihortícola. Este segmento de productores primarios continúa en medio de una crisis estructural que se remonta a varios años atrás, pero agravada ahora por el encarecimiento de costos dolarizados, como agroquímicos, fertilizantes, energía y combustibles.

En ese contexto, la producción de las principales frutas en el país -que representan el 85% del total- caería un 5,8% en volumen durante este año, con un estimado de 4,4 millones de toneladas, e impulsado también por la caída del consumo. Así lo proyectó la consultora IES, que explicó que la mejora de la rentabilidad del negocio exportador, producto de la fuerte devaluación de la moneda, “sólo compensa los problemas de competitividad estructural (elevada presión impositiva, altos costos logísticos, tecnología obsoleta), que siguen afectando al sector” y que los productores siguen recibiendo un bajo precio por su cosecha “que muchas veces no cubren sus costos de producción”.

En los primeros nueve meses del año, los volúmenes de fruta y hortalizas enviados al Mercado Central, que se toma como parámetro para analizar la dinámica interna, tuvieron una merma del 0,7%, al totalizar unas 982.000 toneladas. En términos nominales, las ventas sí registraron una suba del 32,1% con respecto a igual período de 2017, al comercializarse productos por $ 15.266 millones.

El análisis marca que el sector exhibe un panorama “heterogéneo” entre los diferentes eslabones productivos, ya que la devaluación del peso dejó una coyuntura favorable para la industria exportadora, tanto de frutas como de aquellas hortalizas que tienen bajos costos dolarizados y concentran sus ventas en el mercado externo, como ajo, porotos y garbanzos. “Adicionalmente, el negocio exportador de frutas y hortalizas fue exceptuado de pagar retenciones, a diferencia de otros sectores”, destaca IES. A eso se suma la apertura de mercados externos como el chino, para los arándanos, Estados Unidos, México y Japón para los limones y China, Brasil y Tailandia para mandarinas y naranjas. “Las perspectivas del sector son algo más alentadoras que los últimos años, en línea con las mejores condiciones de exportación y la apertura de nuevos mercados”, destacó Alejandro Ovando, Director de IES Consultores.

Por el lado de las exportaciones, en los primeros nueve meses del año se enviaron frutas y hortalizas por un total de u$s 1143,2 millones, una merma acumulada del 4% con respecto a igual período de 2017, mientras que en cantidades los despachos al exterior fueron de 1,35 millones de toneladas, una mejora del 6,6% respecto de 2017.

El principal destino de frutas frescas fue Rusia, con el 19,3% del total, seguido por Brasil (14,6%), España (13,4%), y Estados Unidos (10%), mientras que de hortalizas y legumbres fue Brasil, con el 36,2% de las ventas, seguido, de lejos, por Venezuela (8,7%), por Italia (7,7%) y por España (6,2%).

El sector venía de un 2017 con una magra cosecha de frutas, que dejó un bajo saldo exportable y generó que las exportaciones (en toneladas) hayan sido las más bajas en, al menos, 16 años. En 2018 se exportaron frutas y hortalizas por u$s 1508 millones, una merma del 6,6% respecto del 2016.

Además, conforme al contexto de caída de consumo, cayeron las importaciones de frutas y hortalizas un 5,5% (399.100 toneladas). Se importó por un total de u$s 225 millones.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos