19 de Septiembre 2018

Nestlé, Unilever y Coca-Cola se disputan la compra de una marca de GSK en la India

Las multinacionales expresaron su interés por adquirir una firma del laboratorio GlaxoSmithKline en la India, enfocada en la comercialización de leche malteada. La operación está valuada en u$s 4000 millones. 

Nestlé, Unilever y Coca-Cola se disputan la compra de una marca de GSK en la India

En el intento de expandirse y sumar nuevos productos a sus carteras, Nestlé, Unilever y Coca-Cola pusieron el ojo en el territorio asiático, más precisamente en la India. ¿Por qué este país? Si algo caracterizó a su economía en los últimos años fue la capacidad para crecer a un ritmo vertiginoso, llevándola a ser catalogada como "la nueva China", con el tercer Producto Bruto Interno (PBI) más grande del mundo, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aunque la última suba de impuestos sobre servicios y la reciente devaluación de la rupia –moneda local de la India– afectaron el bolsillo de los consumidores indios, quienes se vieron obligados a restringir el presupuesto destinado a la compra de bienes de consumo; el crecimiento de la población y el aumento de la riqueza hacen atractivo al país para las compañías que buscan equilibrar su desarrollo en los mercados occidentales y aprovechar el potencial que ofrecen los orientales. 

Entre las industrias más dinámicas, la alimenticia es una de las que más se expandió, respaldada por la fuerte aplicación de la ciencia en nuevas investigaciones. En el último tiempo su crecimiento es sostenido y se espera que continúe así. 

En este escenario, los tres gigantes del consumo son los favoritos para quedarse con la firma Horlicks –que en la India se afianzó y adquirió renombre, bajo propiedad de la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK)– y así ingresar en este mercado emergente. La operación rondaría en torno a los u$s 4000 millones. Reckitt Benckiser es otra de las empresas interesadas en el negocio, según informaron.  

Horlicks es una marca de leche malteada. A principios del siglo XX, se vendió como una bebida en reemplazo de la leche en polvo, pero hoy se comercializa como un suplemento nutricional, en base a la combinación de trigo, malta, leche y cebada, ingredientes de digestión fácil que aportan vitaminas y minerales. Además de fabricarse en la India –país al que llegó por primera vez por soldados que lucharon por el ejército británico en la Primera Guerra Mundial– se produce también en el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong, Malasia, Bangladesh, Sri Lanka y Jamaica.

Aunque los ejecutivos de las empresas implicadas en la negociación no quisieron realizar declaraciones, se supo que las ofertas iniciales deberán hacerse en los próximos días. 

Según trascendió, Nestlé se encuentran en condiciones propicias para comprar la firma, ya que la compañía es dueña de Milo, el principal rival de Horlicks, y posee una gran presencia en la India, lo que daría lugar a posibles sinergias futuras. Hace ya varios años, Nestlé intentó convencer a GSK para que le cediera Horlicks, de acuerdo a lo publicado por Reuters.

Por su parte, para Coca-Cola, Horlicks significaría otra multimillonaria adquisición, tras la reciente compra de la cadena de cafeterías británica Costa Coffee por u$s 5100 millones, en su intento por ampliar su influencia más allá de las bebidas azucaradas, cuyo consumo viene en caída. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos