03 de Diciembre 2018

Negocios tradicionales buscan ser más rentables con formatos low cost

Desde la gastronomía hasta la belleza. Diversos sectores apelan a unidades de negocio con menores costos fijos para ampliar su llegada o timonear la crisis económica. Menor cantidad de personal y espacios más chicos, entre las principales variables puntadas para ahorrar sin resignar la calidad del servicio

Negocios tradicionales buscan ser más rentables con formatos low cost

Evolucionar, adaptarse y actuar a tiempo son algunos de los mandamientos para sobrevivir en el mundo de los negocios. Ya sea para atrapar un nuevo nicho, innovar en su categoría o reducir costos frente a la crisis, los negocios buscan y desarrollan opciones low cost que les permitan expandir su influencia y apelan a la creatividad para diferenciarse del resto de los jugadores de su sector.

Tras más de ocho años en el mercado, Mariano Acosta decidió que era momento de darle un cambio de look a su negocio. Su emprendimiento comenzó bajo la premisa de fusionar la peluquería y lo sustentable y así nació Küsta, que actualmente cuenta con cuatro salones. Pero, en 2017, comenzó a reflexionar sobre el modelo tradicional de los locales de belleza. “Se me presentó el impulso de vencer esta barrera de la peluquería tradicional que va a destiempo de la vida del hombre moderno, el cual tiene que resolver este servicio en poco tiempo”, recuerda, en diálogo con El Cronista. De esta manera surgió la idea de implementar el formato de trucks al del cuidado capilar.

“La propuesta es mucho más eficiente desde el punto de vista económico financiero porque tenés menos costos asociados a la locación, La inversión de cada unidad, llave en mano, es de $ 1,4 millón, mientras que montar un local cuesta 10 veces más como mínimo”, detalla.

Los centros comerciales fueron el lugar elegido para realizar el desembarco de esta unidad de negocios, que ya está presente en el Tortugas Open Mall, Distrito Arcos, Abasto Shopping, Alto Avellaneda y Nine Shopping, y próximamente desembarcará en los shoppings de Cencosud, además de sedes en Mar del Plata y Pinamar. Estos funcionan bajo el formato góndola, con una superficie promedio de 4x2 metros cuadrados y cada unidad cuenta con dos barberos por turno.

La eficiencia y la rapidez en la atención son las principales premisas que manejan los nuevos formatos de negocios que apuntan más al volumen que al precio. “Nosotros logramos estandarizar el servicio a través de una app que te permite identificar tanto el look que querés, el tiempo que te va a tomar el servicio y el precio”, menciona Acosta.

Dentro del rubro gastronómico, se destaca la llegada de la pizzería Container, la cual lleva aún más allá el formato low-cost popularizado por referentes del sector como Ugi’s y Fábrica de Pizzas. El emprendimiento nació en Ciudadela y recientemente lanzó una sucursal en Belgrano. Funciona como un kiosco, con una ventanilla directo a la calle por medio de la cual se realizan los pedidos que, según su creador, tendrían que salir en un máximo de 15 o 20 minutos.

“Apunto a tener poco personal, durante el día hay una persona y a la noche dos”, explica Alan Lema, fundador del proyecto. El emprendedor señala que, además de ahorrar el costo de tener un salón abierto al público, también reduce costos a través del fraccionamiento de los distintos insumos que utilizan para las pizzas. “A los locales llega todo dosificado envasado al vacío, las cantidades exactas que tiene que tener cada unidad. En una pizzería lo que te mueve es la muzzarella y en un volumen de miles de pizzas, si pones de más o de menos te cambia el costo”, detalla. La clásica grande de muzzarella tiene un valor de $ 95 y vende aproximadamente 4000 por mes.

Comenzó con el foco puesto en el volumen y luego evolucionó hacia una experiencia premium. Sin embargo, el año pasado, SushiClub descubrió una manera de llegar a un nuevo nicho de mercado con una propuesta que, manteniendo la calidad de sus productos, conlleve un costo menor en real estate. Inspirado en el estilo de negocio neoyorquino presentó el formato Deli & Take, que en nueve meses ya tiene 10 sucursales entre Provincia y CABA. “Escindimos la unidad de delivery y take away, resignificando este último servicio pero con una alta inversión desde lo estético”, afirmó Tomás Pugliese, gerente general de SushiClub.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos