11 de Septiembre 2018

Molino Cañuelas archiva su intención de cotizar acciones en la Bolsa

La firma agroindustrial solicitó la baja de la autorización. En un año tuvo que posponer su IPO (Oferta Pública Inicial) en varias ocasiones por la volatilidad del mercado

Molino Cañuelas archiva su intención de cotizar acciones en la Bolsa

La agroindustrial Molino Cañuelas finalmente archivó su intención de cotizar acciones en las bolsas de Buenos Aires y Nueva York, después de varios intentos fallidos de lograr su IPO (Oferta Pública Inicial).

Según informó la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), la entidad dejó sin efecto la autorización de ingreso al régimen de listado de acciones otorgada en noviembre pasado. Fuentes de la compañía afirmaron a que por el momento, "dado que no vemos una ventana de oportunidad, solicitamos la baja". Y reconocieron que en caso de que haya una nueva posibilidad para salir a cotizar deberán iniciar el trámite nuevamente en la CNV (Comisión Nacional de Valores) y obtener su autorización.

La compañía había postergado en distintas ocasiones su IPO, producto de la "volatilidad del mercado". El programa buscaba recaudar hasta u$s 333 millones, parte de lo cual destinaría a cubrir deudas. Tras la primera postergación, en noviembre del año pasado, la compañía sufrió la depreciación del peso que repercutió en su capacidad para pagar obligaciones a corto plazo con bancos locales. Según informó a mediados de este año, la compañía pasó a la necesidad de reestructurar deuda, que trepaba hasta los u$s 760 millones.

En paralelo, la firma controlada por la familia Navilli también negó cualquier acusación de posición dominante en el sector harinero. "No existe tal cosa en el mercado porque las ventas de todas las marcas de Molino Cañuelas, incluidas Florencia y Trigalia, no llegan al 22% del share del mercado interno", dijo.

Se refirió así a la denuncia por prácticas anticompetitivas que le realizó la ONG Impulsar ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC). La demanda, que adelantó la agencia NA, acusa la "comisión de prácticas anticompetitivas, con motivo de la cartelización con las asociaciones molineras en las que interviene la compañía, por la imposición de su voluntad respecto de las acciones

de mercado y el aprovechamiento de la negociación paritaria con el sindicato del sector en su propio beneficio, sin dar espacio a las pymes". La misma sostiene que dicho comportamiento se viene realizando desde 2007 cuando se instituyó el sistema de subsidios organizado por la Secretaría de Comercio Interior (SCI) y la Oficina de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). Éste, siempre según la demanda, logró someter a todo el sector harinero "en un esquema distorsivo de mercado con la implementación de un mecanismo de subsidios que finalmente generó transferencias de recursos de los molinos más pequeños al mas grande -el único que percibió todos los fondos devengados antes de la disolución de la ONCCA".

En este contexto, destaca que la compañía fue favorecida por la mayor cantidad de desembolsos por las compensaciones y créditos de bancos oficiales y privados, en tándem con la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), la SCI y ONCCA.

Desde la empresa se limitaron a mencionar que en la Argentina existen 150 molinos y que FAIM nuclea a un total de 80, que allí las decisiones se toman por mayoría en la Comisión Directiva, y que cada miembro tiene un voto. "Molino Cañuelas es un miembro más de las empresas integradas en esta entidad", comentaron.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos