16 de Octubre 2018

Mientras busca socio para su eléctrica, YPF crea una incubadora de proyectos

Se llama YPF Ventures y le dará flexibilidad para inyectar capital y cerrar acuerdos. El presidente de la empresa, Miguel Gutiérrez, proyecta un futuro en el que la compañía sea más que una petrolera. Los pasos que ya dio hacia esa dirección

Migoya (Globant) y Gutiérrez (YPF), cuando, en diciembre, anunciaron la alianza entre ambas empresas

La cabeza de Miguel Ángel Gutiérrez, presidente de YPF, es fuera de lo común para la industria petrolera. En un sector tradicionalmente hermético, no es un ejecutivo forjado al fragor de pozos, refinerías u operaciones off shore. Su experiencia en el sector data de, apenas, menos de tres años, cuando Cambiemos lo eligió para conducir la empresa. Sin embargo, esa condición de outsider, tal vez, sea uno de sus mayores activos para ocupar su oficina. Su pasado en la banca de inversión -se formó durante dos décadas en JP Morgan- le permite ver -y pensar- el negocio de una forma diferente, algo crucial en el camino de transformación que, hoy, transita la empresa. "Estoy trabajando para la YPF de los próximos cinco años", suele decirle a sus interlocutores. "Nos gusta decir que somos una empresa de energía. Con el tiempo, eso es lo que venderán las compañías. El cómo es otro tema", explicó con frecuencia.

En las últimas semanas, YPF avanzó con varios pasos que ratifican esa visión ampliada. La agencia Bloomberg informó la semana pasada la existencia de charlas con un fondo asiático para venderle el 25% de YPF Luz. En marzo, General Electric ya la había capitalizado en u$s 276 millones, por otro 25%. La crisis congeló la avanzada gestión con el fondo estadounidense Blackstone, en un proceso que condujo -todavía lo hace- Lazard. Entre 2016 y 2017, YPF le agregó 600 megas de capacidad de generación. A inicios de 2019, llegará a 2300. Su objetivo es escalar a 4000/5000 en 2022.

Con esa misma lógica -incorporar socios que aporten know-how o capital, no en ese orden necesariamente-, hay intenciones de construir, con la belga Exmar, una planta de licuefacción de gas natural en Bahía Blanca. Se materializaría en los primeros meses de 2019, publicó el portal Econojournal.

La tercera novedad está más a tono con el perfil disruptivo que YPF está tomando. La empresa lanzará su propia incubadora de negocios. Aunque el proyecto, todavía, se mantiene bajo secreto -aún no fue aprobado a nivel de directorio-, sería para financiar start-ups que desarrollen soluciones o productos que la empresa pueda aprovechar. Como un inversor de riesgo, que aporta capital a un emprendimiento. "Siempre, dentro del rubro energético", aclaran conocedores del proyecto. En la Inspección General de Justicia (IGJ), ya se inscribió una nueva sociedad, a la que bautizó YPF Ventures. Será presidida por Sergio Giorgi, vicepresidente de Estrategia y Desarrollo Comercial de la empresa. Otro director será Marcos Browne, VP Ejecutivo de Gas y Energía.

YPF Ventures le dará flexibilidad y agilidad para incursionar en negocios -y formas, como asociaciones o inyección de capital- que las rigideces de su estatuto social, hoy, no le permiten. La nueva sociedad operará desde energía (hidrocarburos, gas natural, biocombustibles, renovables), a minería, producción, comercialización y desarrollo tecnológico de baterías. También, consultoría en negocios vinculados con su core, obras de infraestructura e industriales y toda la cadena productiva y comercial de vehículos eléctricos (automotores, ciclomotores, motos, bicicletas y triciclos), como también de estaciones y centrales de carga para ellos. Y, dato no menor, la investigación, desarrollo, producción y comercialización de tecnología, software, hardware, bienes y servicios asociados con cualquiera de sus negocios.

Gutiérrez siempre evoca su paso por Telefónica -fue CEO de la filial argentina en 2003 y 2004- para describir la velocidad del cambio tecnológico. El año pasado, creó una nueva área, Transformación, en la que designó a Carlos Alfonsi, hombre con más de 30 años en la compañía que venía de ser responsable de Downstream (producción). Hubo diagnóstico del Boston Consulting Group, charlas con profesores de Singularity University y la detección de proyectos de mejora, la mayoría, vinculados con tecnología. En diciembre, YPF cerró una alianza con Globant, que tiene alto componente de Big Data. Dato anecdótico: Martín Migoya, fundador de Globant, trabajó en YPF. A los pocos meses, Gutiérrez estrechó manos con otro ex joven profesional de la petrolera: Marcos Galperín, CEO de MercadoLibre, para utilizar MercadoPago, en las 1500 estaciones de servicio de la petrolera, que despachan casi el 60% los combustibles que se venden en el país.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos