12 de Septiembre 2018

Los sueldos de altos ejecutivos perderán un 10% frente a la inflación este año

Las subas salariales que recibirán los niveles jerárquicos estarán por debajo del alza de precios. Para 2019, las empresas presupuestan un incremento en torno al 24% pero en revisión 

Los sueldos de altos ejecutivos perderán un 10% frente a la inflación este año

La inflación proyectada para este año, en torno al 42% según la estimación oficial, golpeará también a los sueldos ejecutivos. De acuerdo con los números de las principales consultoras de remuneraciones y recursos humanos, los salarios de niveles jerárquicos (jefaturas, gerencias y alta dirección) perderán alrededor de un 10% de su poder adquisitivo en 2018, como producto del desfase entre los incrementos previstos y la escalada inflacionaria post devaluación.

Para 2019, los presupuestos que arman las compañías líderes están en plena elaboración, atentos a qué ocurre con el alza de precios en los próximos meses. Pero los números preliminares que barajan, indican que el piso de aumento salarial para el personal fuera de convenio sería 24%.

Los datos surgen de la nota de tapa de Revista Apertura de este mes, que desde hoy está en los kioscos. El informe, titulado "Sueldos ejecutivos: a cuentagotas", revela que, a diferencia de lo que sucedió en el último año, cuando los sueldos ejecutivos habían logrado (en promedio) un incremento por encima de la inflación, esta vez volverán a quedar por debajo, en línea con lo que sucederá con el salario real en todos los niveles. En 2017, la remuneración de los cargos jerárquicos había conseguido un aumento del 27%, frente a una suba del 24,8% del IPC (Índice de Precios al Consumidor) que mide el Indec.

Cuando arrancó el año, indica la nota, las empresas presupuestaban un aumento cercano al 20% para sus ejecutivos fuera de convenio, que permitiría al menos igualar las proyecciones de inflación. Para junio, ese número había crecido a 25%. Y la escalada del dólar del último mes puso en revisión dicha cifra.

De todas formas, los especialistas concuerdan en que no habrá manera de evitar la caída real. Para Ignacio Martínez Escalas, Senior Manager de la firma Korn Ferry Products, el comportamiento de los salarios directivos será similar a lo que pasó en 2014 y 2016 (también años de recesión), aunque con una diferencia: la cantidad de puntos que los ejecutivos deberán resignar. "Nosotros hoy manejamos un nivel de ajuste para este año de un 27% aproximado. Para la inflación, si bien todavía es una incógnita, los datos preliminares que tenemos hablan de un piso de 34%, con lo cual son siete puntos como mínimo. Sería más que en esos años", advierte.

El experto aclara que, en el contexto actual, hablar de un promedio de mercado es difícil, por la realidad que atraviesa cada sector. "A consumo, por ejemplo, esta recesión lo afecta. Entonces, va a estar golpeado en términos de ajustes, mientras que sectores con materias primas a valor de dólar o de alto nivel de exportaciones probablemente sufran un poco menos. Pero ninguno va a ganar", pronostica.

Para Valeria Bohórquez, principal de Mercer, las previsiones de las empresas se descalabraron en mayo. Según los números de la consultora especializada en remuneraciones, a principios de agosto, las empresas que forman parte de su encuesta (unas 300 firmas líderes) proyectaban un aumento promedio de 25,2% para este año. La ejecutiva cree que terminarán dando un 28%, mientras analizan qué hacer en 2019.

"Las primeras estimaciones que están haciendo para el año que viene en términos de subas salariales van entre 20% y 25%, con promedio de 22,5% para 2019. Pero todavía están renegociando 2018, no van a poder llegar a la inflación y las empresas están viendo si tienen espacio para reacomodar esta pérdida del poder adquisitivo para el año que viene", explica Marcela Angeli, directora de Talento y Compensaciones de Willis Towers Watson.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos