31 de Agosto 2017

Liliana Parodi: “Hacemos 18 horas de vivo por día. No se reducen costos de esta forma”

El arma de América para competir es clara: todo al vivo. La estrategia del canal que se consolidó como un tercero cada vez más competitivo, según la mente que la creó.

Liliana Parodi: “Hacemos 18 horas de vivo por día. No se reducen costos de esta forma”

La vida en vivo, además de ser el slogan, es la estrategia que eligió América TV para dar pelea. Frente a sus competidores clásicos, pero también ante el cable –que superó en encendido a la tevé abierta– y a las nuevas plataformas y formas de consumo. De siete a una de la mañana se suceden programas con conductores y sin interrupciones. Jorge, Del Moro, Fantino, Pamela, Mauro, Majul, Laje, Novaresio, Mónica Gutiérrez, Iúdica, Polino, Luis Ventura. Uno podría repasar la programación de América con nombres propios. Pero no de programas, sino de personas.

“Hacemos 18 horas en vivo por día, no se reducen costos de esta forma. Se achican gastos si se pone una lata vieja. No es que dijimos ‘es cara la ficción, hagamos otra cosa’. Decidimos hacer esto porque es lo que mejor sabemos hacer”, sentencia Liliana Parodi, gerente de Programación de la señal propiedad del grupo Vila-Manzano y del empresario Claudio Belocopitt.

En este sentido, asegura que la mayor parte de los gastos se la llevan las contrataciones: “Hace unos años, uno podía tener un presupuesto más amplio en la parte artística o creativa. Hoy, Recursos Humanos –entre personas en relación de dependencia y contratados– tiene más peso”.

Actualmente, América se ubica tercero en las mediciones de rating, por encima de Canal 9 y la TV Pública y por debajo de El Trece y Telefe. “Estamos en alrededor de 4,5 puntos desde hace años. Pero en 2006, por ejemplo, Telefe nos triplicaba. Hoy nos duplica, se achicó la brecha”, rescata Parodi. Los datos de Kantar Ibope Media apuntalan su visión. En 2016, América tuvo el 17,05% del share entre los canales de aire, con un promedio de 4,5 puntos de rating en hogares.

Ante la creciente oferta de canales de noticias en el cable, Parodi cuenta que optaron por buscar un valor agregado: “Una vez que la noticia existe, se trata de recrearla y de contar historias”. Y pone el peso sobre los apellidos que lo sostienen: “Hemos conseguido que nuestros conductores se transformaran en líderes de opinión por su forma de analizar, debatir y recrear las noticias y la actualidad. Eso es lo que nos posiciona dentro del mercado como un medio diferente”.

Durante la entrevista, Parodi es directa. Se muestra como si estuviera mirando el minuto a minuto y deseara que no se cayera el rating. “Hacer que la política en la Argentina se vuelva a ver en televisión de aire, en todos los estratos sociales, es un mérito de este canal. Explotó en el prime time como nunca en la historia”, se enorgullece.

Pone el grito en el cielo, sin embargo, cuando durante la charla surge la palabra panelista como parte de la estrategia. “Panelista, como dicen peyorativamente, me molesta. Hay muchas personas que estudiaron, se prepararon y trabajaron para sentarse en un programa de televisión. Así que los que usan ese término deberían guardárselo. Hay que reivindicar ese trabajo”, dispara.

Más allá del vivo como marca registrada, otras dos apostillas pueden completar la propuesta según la época: “Podemos incluir un gran show, como fue Gran Hermano, que estamos viendo si lo volvemos a lanzar en el verano. Es un detalle dentro de la cuestión cotidiana”. Y el segundo es, de alguna forma, latas, pero con una impronta particular: “Cuando compramos una ficción de afuera optamos por Breaking Bad o Dr. House, que son clásicos y están bien hechos”.

Una de las pérdidas recientes que han tenido es fútbol, que se fue al paquete premium. “¡Ay, el fútbol! –exclama Parodi–. Poneme el emoji de los ojitos caídos y la lagrimita”, grafica la gerente, y justifica así la reacción: “Ahora no solo lo tuvimos que reemplazar, sino que además está en otro lado, nos va a competir. Cuando no tenés fútbol, ya sea de acá o Copa Libertadores, se te va parte de tu número y no llegás al promedio diario”.

Si bien se preocupa por el día a día –y el minuto a minuto–, Parodi deja lugar para analizar el futuro de la televisión: “Me preocupa cómo va a evolucionar, porque me parece que evoluciona para el lado que definimos nosotros, lo que implica más competencia. De hecho, si mirás las grillas de los canales que tenían más ficción y entretenimientos, te encontrás con programas que se parecen a los de América. Les va bien, tienen un buen número, y seguramente un costo interesante. No digo que se copian, pero se han inspirado en el funcionamiento con la plataforma que tienen, que es más alta”.

Finalmente, Parodi asegura que sumar a todas las edades es “la aspiración de todo gerente de Programación”. Reconoce en este sentido que cierto target joven casi no mira televisión abierta, aunque aclara: “La tevé de aire sigue siendo popular. Por eso uno tiene que tener un lenguaje y ser frontal para todos los públicos. Con Intratables, por ejemplo, logramos que todas las edades y segmentos vean el programa”.

Leé la nota completa en Apertura Target, edición especial de Apertura para agosto de 2017. Enterate cómo conseguirla acá.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

5 Comentarios

John Weller

Necesitas un préstamo ?. ¿Ha estado en línea buscando un préstamo legítimo y hoy vía: sunshineloan303@gmail.com

Reportar Responder

Manuel Gwiazda

America o Netflix ? Como Mortadela y Caviar, ..No lo pienso dos veces.

Reportar Responder

Sam Eddy Eddy

Yo los puedo ver por internet en Monterrey sigan así son informados otros canales los que tienen buen reitin no se pueden ver!!

Reportar Responder

Juan Armendaris Conforte

Acabo de preguntar a los chicos de mi consultora: somos 9 y sola una (madre, economista, 36 años), suele mirar algo de America. No estarán viendo otro canal?

Reportar Responder

Hugo Canella

POR LA BASURA DE PROGRAMACION QUE TIENEN ,ES LO MISMO SI NO PASAN NADA

Reportar Responder

Notas de tu interés

Recomendado para vos