29 de Octubre 2018

Isadora y Todo Moda llegan a Brasil y hacen planes para Europa

Blue Star Group abrirá su primera tienda en San Pablo en el primer semestre de 2019. El arribo estaba previsto para este año. La coyuntura postergó la expansión local

Isadora y Todo Moda llegan a Brasil y hacen planes para Europa

Blue Star Group, compañía dueña de las marcas de accesorios Isadora y Todo Moda, ya está ajustando la estrategia para desembarcar en Brasil. La idea, según explicó el presidente de la compañía, Martín Castelli, es encontrar un socio local y abrir la primera tienda en San Pablo durante el primer semestre del año próximo. El plan estaba previsto para fines de 2018 -según explicó el mismo Castelli a El Cronista hace unos meses- pero se postergó por la “volatilidad del mercado brasileño”.

La coyuntura de la Argentina también los obligó a frenar la expansión local.
En el proyecto de llegar a otros país el próximo paso, agregó, será Europa del este, con una fuerte operación online y pocas tiendas insignia.

“Para Brasil tenemos un plan muy agresivo. Pensamos abrir 500 tiendas en siete años, además de desarrollar muy fuerte el e-commerce. Será la prueba de fuego para después llegar al este europeo. Tenemos la decisión de estar allí en 2020, aunque todavía no sabemos cuál será el primer país en el que vamos a operar”, dijo Castelli.

El empresario, hijo del fundador de la marca, agregó que el plan a largo plazo es llegar a los países de la Unión Europea, primero, y luego a los Estados Unidos.

“Dejamos Estados Unidos para el final, porque el mercado es muy diferente. Allí importan mucho más la comodidad y el precio que el diseño. En ese sentido, América latina se parece mucho más a Europa”, explicó.

Asimismo, Castelli destacó que la empresa aspira a convertirse en la empresa número uno del mundo en accesorios de moda. Hoy Blue Star cuenta con 850 tiendas propias en la Argentina, Chile, Perú y México, y emplea 4500 personas en forma directa.
En el mercado local las ventas se mantienen estables, pese a la crisis económica, aunque, aseguró, la compañía está resignando margen.

Si bien gran parte de los productos que venden en la Argentina se fabrican el país, el aumento del dólar impactó en el precio de las materias primas importadas. Además, la tasa de interés hizo que el financiamiento del capital de trabajo escalara con fuerza. Por ese motivo, la compañía canceló por el momento los planes de abrir diez tiendas de aquí a fin de año.

“Eso iba a sumar 50 nuevos empleos directos. Pero la coyuntura nos obligó a postergar la expansión local. De todos modos, creo que estamos a pocos meses de llegar a tener una base sólida, de volver a los superávits gemelos. Y una vez que lo alcancemos, nos tenemos que aferrar a eso y no soltarlo”, expresó.

Castelli fundó la empresa en 1995 junto a su padre y su hermana. Según su visión, una de las claves que permitió su crecimiento en cantidad de locales es, que a diferencia de otras marcas, dicidieron no utilizar el modelo de franquicias.
La empresa fabrica parte de su producción localmente en dos fábricas, una en Barracas y la otra en la provincia de Chaco. El resto lo importan de países asiáticos.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos