21 de Septiembre 2018

El paro ya se siente en las empresas

Para evitar la pérdida de productividad y asegurarse el trabajo de la jornada, las compañías aplican planes de contingencia. Homeoffice, carpooling, contratación de remises y el pago de viáticos o bonos de combustible, algunas de las estrategias.  

El paro ya se siente en las empresas

Comercios, shoppings y supermercados con las persianas bajas por el Día del Empleado del Comercio, avenidas y calles con cortes y movilizaciones, escuelas sin clases y gente que ya busca alternativas para trasladarse a partir de las 20, hora en la que dejará de funcionar el subte. Así se vive la previa al cuarto paro nacional contra Mauricio Macri, convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) para este martes.

En este contexto, son muchas las compañías que empiezan a verse perjudicadas por la medida de fuerza. Con el objetivo de aminorar su impacto y asegurarse de que se mantenga el flujo de trabajo habitual, la gran mayoría trazó planes de contingencia

Las compañías en las que el teletrabajo es una modalidad frecuente, aseguran que la ejecución de las tareas no se verá afectada este martes. Tanto en MercadoLibre como en Microsoft, Coca-Cola e YPF, corporaciones en las que esta dinámica está aceitada, se preparan para trabajar a distancia. "Estamos acostumbrados a las actividades remotas, por lo que no tendremos inconvenientes", señalaron desde el sitio de comercio electrónico, mientras que Florencia Scandale, directora de Recursos Humanos de Microsoft Argentina, dijo: "En situaciones de fuerza mayor, nadie tiene la obligación de asistir". En tanto, desde la energética, controlada en un 51% por el Estado nacional, aclararon: "El homeoffice permite desempeñarse fácilmente".

Sin embargo, desde Coca-Cola, comentaron que hay sectores que no pueden ausentarse porque brindan servicios a proveedores de los Estados Unidos y Canadá. Para facilitarles la llegada, estas firmas incentivan el carpooling entre compañeros, quienes se organizan para trasladarse en autos propios. Así, por ejemplo, lo hará Toyota, que, además de fomentar el presentismo por esta vía, prestará vehículos a quienes deban asistir sí o sí a las oficinas de Martínez, donde trabajan 300 personas.

Asimismo, en paros anteriores, dos laboratorios que operan en Zona Norte dieron la opción de elegir qué hacer. "Las combis que los llevan hacia y desde la sede no funcionaron. En este caso, tampoco lo harán. La gente tendrá que asistir por su cuenta o trabajar desde su casa, depende a lo acordado con los de cada área", expresaron fuentes cercanas a uno de ellos, mientras que, desde el otro, indicaron que, pese a que habrá transfers, "a muchos se les complicará llegar a los puntos por los que estos pasan, por lo que preferirán no ir". "Algunos, también, tienen miedo, ya que el camino implica pasar por zonas de cortes", afirmaron.

Otras estrategias que se implementarán serán la contratación de remises o el pago de viáticos. "Cuando existe imposibilidad de asistir, además de ofrecerles el homeoffice disponemos de remises", confirmaron desde la firma contable San Martín, Suárez & Asociados, y agregaron: "En los últimos años, el sector que más concurrió fue el de Business Process Outsourcing". En un estudio jurídico de la City, aseguraron que, en estos paros, concurre el 20%, el 40% trabaja desde su hogar y el resto se toma el día. En Naranja, confirmaron que "se trabajará normalmente en áreas internas como en sucursales", haciéndose cargo la empresa de los gastos de movilidad.

Las más comprometidas

Distinto es el caso de las fábricas, que sentirán más los efectos del paro. "La baja en la producción provoca la caída de las ventas", sostuvo un grande del rubro alimenticio. "Las zonas más conflictivas son las del Gran Buenos Aires. En el interior, los operarios suelen vivir cerca de las plantas. Hay maquinarias que no pueden apagarse y producciones que no pueden detenerse. La productividad no se resentirá", confirmaron.

Para cumplir con los objetivos diarios, se otorgará un plus a quienes lleven en sus autos a otros y se pagará un bono combustible. Juan Fera, director de Marolio (perteneciente al Grupo Maxiconsumo, junto a la marca Molto) estima un presentismo de un 95% en sus fábricas: "Tenemos procesos continuos y, mediante vehículos contratados, nuestra gente nos acompaña". Por su parte, una importante cadena de supermercados informó que adelantó la entrega de stock a las tiendas.

El personal de planta de Zárate de Toyota, al igual que la dotación de otras automotrices, se adherirá a la medida. Otros sectores críticos son las estaciones de servicio, que dependen de que los sindicatos no bloqueen sus entradas, y las guardias de hospitales, que requieren de la presencia de médicos en todo momento.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos