24 de Agosto 2018

El salto del dólar y la suba de tasas frenaron las ventas de muebles

El impacto fue mayor en los segmentos de menor precio. Es porque son los más vulnerables a las importaciones y las cuotas pesan en la comercialización

El salto del dólar y la suba de tasas frenaron las ventas de muebles

La industria del mueble "es de las primeras en sentir las crisis y una de las últimas en recuperarse", describe Gustavo Viano, empresario del sector y uno de los organizadores de Fimar, la Feria del Mueble Argentino que se realiza en La Rural. "La venta de muebles de aglomerado para armar, destinada al segmento de menores ingresos cayó entre 40 y 50% en el segundo trimestre del año", comentó. En los productos de calidad intermedia, estuvieron entre el 25 y 30% por debajo del trimestre anterior, agregó. En tanto, los muebles de alta gama mantuvieron su nivel y por comparación, ganaron participación de mercado, señaló.

Como consecuencia de esta situación, los fabricantes de muebles "están usando el 50% de la capacidad instalada", comentó el empresario. "Redujeron las horas extras y jornadas, pero no hubo despidos ni cierres".

"Las ventas se habían estabilizado. Pero, tras la crisis cambiaria, empezaron a caer", sostuvo el organizador de la feria, que se desarrolla en conjunto con la Expo Presentes, dedicada a los rubros de regalería y decoración. "A comienzos de año, había un ingreso fuerte de productos importados. Pero, con el salto del dólar, se frenó", explicó.

En el país, existen 250 fabricantes de muebles, de acuerdo con datos de Fimar. En un 95% son pyme y generan unos 10.000 empleos directos. Casi el 70% de las fábricas está radicado en el corredor de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Muchos fabricantes, advierten en el sector, se transformaron en importadores.

La nueva ecuación cambiaria no reactivó las exportaciones. "Para vender al exterior, hay que desarrollar mercados y contar con certificaciones y normas de calidad muy estrictas, que no se logran de un día para el otro. Algunas empresas sí están exportando, principalmente, a países vecinos. Pero es algo muy marginal", aclaró Viano.

"Un sillón tiene un valor de u$s 1500. Costaba $ 30.000 a comienzos de año y, ahora, sale $ 40.000. Las mueblerías nos pagan a muy largo plazo y el producto se encarece porque tiene un alto costo financiero e impositivo, no relacionado con la producción", describió Viano. Destacó que las firmas del sector activaron promociones , más allá los programas oficiales Ahora 12 y Ahora 6. "Dependemos mucho de la financiación. Los muebles se compran en cuotas. Pero, cuando el bolsillo se achica, es uno de los consumos que primero se recortan", señaló.

Un panorama similar se observa en Expo Presentes. "Las ventas cayeron. Principalmente, en los rubros de regalería y decoración, y un poco menos en los de bazar", indicó a El Cronista Daniel Martínez Font, director del comité organizador de la feria. Un 70% de los expositores son emprendedores y pymes locales, y un 30% importadores. No obstante, en volumen de ventas, la relación es inversa, indicó. "Hasta marzo, las ventas crecían y las perspectivas eran buenas, por lo

que aumentó la demanda de los importadores. Pero, cuando se produjo la remontada del dólar, estos pedidos se frenaron. Muchas empresas están con sobrestock y, aún, no trasladaron a precios la suba del dólar. Y otras dejaron directamente los containers sin retirar en la Aduana", graficó.
 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos