31 de Enero 2018

El discípulo de Carlos Slim que se convirtió en su principal competidor

El discípulo de Carlos Slim que se convirtió en su principal competidor

El empresario mexicano Carlos Slim domina hace décadas el mercado de las telecomunicaciones en México y la región gracias a su compañía América Móvil SAB, que en Argentina maneja la empresa de celulares Claro. Sin embargo, su lugar entre los primeros del ranking de millonarios a nivel mundial estaría llegando a su fin. Según relata The Wall Street Journal, el valor de su participación en América Móvil cayó por más de US$ 8 mil millones y su riqueza habría disminuido  unos US$ 10 mil millones principalmente gracias a su principal competidor, AT&T Inc. que desde que entró al mercado inalámbrico mexicano en 2014 captó a 5,7 millones de clientes nuevos. Quien dirige esta compañía es nada menos que Randall Stephenson, viejo amigo y antiguo discípulo de Carlos Slim, de quien aprendió todo lo que sabe del negocio.

En los último 4 años, los cambios en las regulaciones en México permitieron la apertura y la llegada de nuevas empresas extranjeras, entre ellas la irrupción de la compañía de Stephenson lo que desató una guerra entre las compañías telefónicas de ese país que se tradujo en descuentos y promociones en pos de sumar nuevos clientes que se transformaron en beneficios para los consumidores. Antes de esta apertura, a través de Teléfonos de México (Telmex), Slim era prácticamente el dueño de la telefonía fija y su empresa América Móvil, era dominante en el mercado de móviles. Ahora, se cree que en unos años, AT&T superará a la segunda compañía de celulares en México, Telefónica S.A, lo que la acerca cada vez más a superar a la compañía de Slim.

De colegas a competidores

Slim y Stephenson se conocieron en 1992 justo después de que México concluyó la venta del monopolio telefónico paraestatal a Slim y sus socios Sothwestern Bell y France Telecom. SouthWestern Bell envió a México a Stephenson a supervisar la inversión en México. El joven ejecutivo, oriundo de Oklahoma, pasó cuatro años en México como representante del consorcio que adquirió a la telefónica mexicana, aunque las decisiones las tomaba el empresario mexicano. En una entrevista recordó que en la primera reunión que tuvieron, Slim pidió a Stphenson que le contara sobre los números de Southwestern. “Me preparaba para contestarle pero el respondió solo y recitó nuestras cifras de memoria. Conocía nuestros números mejor que nosotros”, relata

Stephenson fue escalando en Southwestern Bell hasta que ésta firma adquirió a AT&T en el 2005. Él fue uno de los encargados en liderar esta transacción, lo que le valió que en 2007 obtuviera la presidencia y dirección general de la telefónica estadounidense. Stephenson y Slim no se volvieron a ver desde  que el multimillonario fue al casamiento de la hija de de Stephenson en 2009. “Sin duda Carlos fue un mentor para mi pero que él y yo socialicemos no sería apropiado”, dijo Stephenson. “Tuvimos una buena relación pero ahora él está de un lado y yo del otro”, explica Slim.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Gabriel Brancolini

Es algo normal y seguramente estará orgulloso de su discípulo.

Reportar Responder
carlosromanlex Roman

carlosromanlex Roman

Asi es, la competencia es buena hace crecer

Reportar

Notas de tu interés

Recomendado para vos