05 de Septiembre 2018

El director financiero, un cargo clave en tiempos de crisis

El director financiero, un cargo clave en tiempos de crisis

Cada vez más, en un contexto cambiante, el Chief Financial Officer (CFO) se vuelve una pieza clave en las empresas. Quien en el pasado era visto como un auditor, encargado de llevar adelante la contaduría de la compañía, es hoy la mano derecha del gerente general: da soporte al negocio y participa en la toma de decisiones junto a él y el director Comercial, adquiriendo preponderancia.

"Un ejemplo de ello es cómo se involucra en determinar la valuación de la firma ante un proceso de fusión o adquisición, o definir la estrategia de pricing. Históricamente, su función era especialmente operativa. Controlaba la tesorería, pero no injería demasiado", explica a Mauro L'Estrange, director asociado de la consultora High Flow. Desde la misma, aclararon que entre julio de 2017 y 2018, el 80% de las búsquedas que realizaron fueron en torno a estos nuevos perfiles. De este 80%, el 60% corresponde al reemplazo de ejecutivos de la en empresas con trayectoria, mientras que el 20% pertenece a firmas que se crearon en este período. El 20% restante fueron búsquedas de los perfiles tradicionales.

En una coyuntura como la actual, el cargo toma más protagonismo. "En economías como la nuestra, el CFO se asemeja a un arquero en un partido de fútbol. Es el 'señor no', ya que recorta gastos y brega por la supervivencia de la organización. En la medida en que la crisis se calma, pasa a jugar de número cinco, ayudando a desarrollar el negocio", dice Eduardo Suárez Battán, socio fundador de Suárez Battán & Asociados.

De este modo, el Head de Finanzas es hoy responsable del logro de la eficiencia en los procesos, el análisis de nuevos negocios y el manejo de situaciones de crisis, con un enfoque comercial activo. Asimismo, es quien impulsa y aprueba la adopción de nuevas tecnologías y proyectos que el área de IT quiera concretar.

Martín Zanella, CFO de Nespresso, y Rodrigo Hermida, CFO de Thomson Reuters para Latinoamérica, fueron testigos de cómo sus cargos variaron en los últimos años. "Crece la demanda de perfiles de directores financieros que, de mantener 'la caja' en orden, pasan a ser Business Partners, con más tareas bajo su órbita y competencias blandas, como flexibilidad y comunicación. Cuando arranqué, mi área de trabajo era una suerte de 'bunker', un espacio aislado de los demás en el layout", comenta Zanella, quien también fue CFO en Thomson Reuters e IBM. En tanto, Hermida, quien se desempeñó anteriormente en esta posición en Mercedes-Benz y Zurich, destaca que en sus inicios estaba concentrado a lo que ocurría inhouse y ahora se orienta más a lo que sucede en el mercado.

Ambos afirman que, tanto en Nespresso como en Thomson Reuters, el CFO recibe dominaciones que se refieren a él como la mano derecha del CEO: se lo llama "copiloto" y "codriver", respectivamente.

De hecho, hay un curso que Nespresso brinda en Suiza donde se entrena a los CFOs de distintas filiales para aprender a acompañar a los CEOs.

En cuanto al manejo de los plazos de cobros y pagos, el titular de High Flow opina que "no se trata de vender más o a cualquier costo, sino de optimizar la rentabilidad". "Es necesario aplicar una estrategia para que no se produzca un desfasaje", recomienda. Por su parte, Suárez Battán aconsejó "cuidar la caja en estos tiempos de incertidumbre y tasas altas y procurar que los plazos no se estiren para vender y cobrar lo más rápido posible". "No hay una fórmula mágica, pero si te endeudas, te arriesgás a no poder pagar en un futuro", advierte.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos