18 de Noviembre 2018

Desarrollan una forma de generar energía con el movimiento del mar

Una firma de Mar del Plata está armando un prototipo que podría generar 100 veces más electricidad que un panel fotovoltaico. Esperan poder probarlo en dos años

Desarrollan una forma de generar energía con el movimiento del mar

Aprovechar el movimiento del mar para generar electricidad. Con esa idea en mente, la empresa marplatense QM Equipment comenzó a desarrollar un prototipo de convertidor undimotriz que espera poder instalar en un plazo de dos años.

El desarrollo se inició en 2015 y ahora, con la sanción de la ley de energías distribuidas cobró nuevo impulso, ya que la electricidad podrá ser inyectada a la red con más facilidad. Sin embargo, para que esto suceda, todavía falta, según destacó Sofía Díaz Vélez, ingeniera que está a cargo de desarrollar el proyecto.

QM es una empresa creada en 2004 que nació como proveedora de equipos para la industria petrolera. Ese año, con la caída del precio del crudo, la compañía vio que había una oportunidad en las energías renovables. Y se decidió por la generación undimotriz porque los desarrollos para solar y eólica estaban maduros.

“El proyecto está en etapa de ingeniería. Sigue siendo una prueba piloto, pero somos optimistas con respecto a los resultados que pueda llegar dar”, agregó Díaz Vélez y destacó que en el inicio del programa se asociaron con la Facultad Regional Buenos Aires de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que eran los que más experiencia tenían en el tema en el país y ya había patentado un proyecto.
Este año, se sumó la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP), con quienes están trabajando el control de potencia, necesario para obtener un flujo estable de electricidad que pueda ser volcado a la red interconectada.

En abril de este año, el proyecto logró ingresar en el Fondo Tecnológico Argentino (Fontar) que financió el 50 % de esta etapa del proyecto. 

En ese momento, el total que se iba a desembolsar era de $ 6 millones, o alrededor de u$s 300.000 según el tipo de cambio de entonces. La devaluación y la crisis hicieron que el monto tuviera que ser revisado.

“No sabemos exactamente cuánto será el dinero necesario para realizar el primer convertidor. Pero la empresa tiene la decisión de seguir adelante”, indicó Díaz Vélez. En este momento se están analizando aspectos del diseño de los generadores. Además, se adquirió un olímetro que permitirá tener datos certeros sobre el movimiento del mar.

La energía undimotriz tiene algunas ventajas con respecto a otras fuentes renovables. La principal: tiene mucha menos intermitencia. A diferencia de los paneles fotovoltaicos, que no funcionan durante la noche, o los aerogeneradores, que sin viento no producen energía, el oleaje tiene mucha más constancia. Es más confiable.

En el caso de la Argentina, con un litoral marítimo que se extiende por cerca de 5000 kilómetros, la energía undimotriz tiene un gran potencial. Si las pruebas piloto resulten como lo esperado, se podrían instalar parques de boyas generadoras en el mar argentino. “Además, hay que tomar en cuenta que cada convertidor puede generar entre 20 y 25 KW. Puede parecer poco, pero un panel fotovoltaico solo entrega 200 KW. El potencial de la energía undimotriz es enorme”, concluyó Díaz Velez.


 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos