06 de Agosto 2018

De vivero a una aldea navideña: cómo se reconvirtió Alparamis

La historia de la marca asociada a adornos navideños, aldeas nevadas y pinos frondosos comenzó en 1988 cuando los cinco hermanos Götz –Alejandro, Pablo, Rafael, Miguel y Sebastián– abrieron un vivero que bautizaron Alparamis.

De vivero a una aldea navideña: cómo se reconvirtió Alparamis

La historia de la marca asociada a adornos navideños, aldeas nevadas y pinos frondosos comenzó en 1988 cuando los cinco hermanos Götz –Alejandro, Pablo, Rafael, Miguel y Sebastián– abrieron un vivero que bautizaron Alparamis, por la combinación de las primeras letras de sus nombres. “Pero lo que empezó con mucho verde, jazmines y petunias terminó lleno de nieve y muñecos regordetes”, relataba la cronista de APERTURA en la edición de abril de 1995, cuando entrevistó a los fundadores que, en ese entonces, tenían entre 19 y 32 años y altas expectativas para su proyecto familiar. En el campo de la familia, en la provincia de Formosa, se dedicaban a criar arbustos y plantas para vender al público en el local de 3600 metros cuadrados que adquirieron en Olivos y luego se convirtió en un clásico de la zona.

Con la venta de plantas lograron facturar US$ 123.000 en su primer año (1989). Al siguiente, compraron una gran cantidad de pinos naturales a un proveedor de Bariloche que, a modo de promoción, decidieron decorar con moños que había hecho la madre de los cinco hermanos. Lo sorprendente fue que la gente quería llevarse los adornos a cualquier precio en lugar de los árboles. Para 1990, e inspirados en las tradiciones alemanas de su familia, decidieron crear La Aldea de Alparamis, con la que fueron un furor y llegaron a importar, luego, productos de 18 países: muñecos móviles de Tailandia, velas de Holanda, pesebres de Italia, botas y guirnaldas de los Estados Unidos o cintas de Alemania. Para 1994 la facturación había alcanzado los US$ 4 millones y repetían la fórmula para festividades a lo largo del año como Semana Santa y el Día del Niño. El resto de los meses se enfocaban en vender artículos de papelería o peluches, entre otros productos más desestacionalizados.

Quien habla en representación de los hermanos, que guardan el bajo perfil, es Fernando Valle. El actual gerente de Operaciones de la empresa recuerda al año 2001 como el momento de inflexión de Alparamis. En plena crisis y con la sacudida del dólar, la empresa se vio obligada a frenar las importaciones y pasar al desarrollo local. Crearon, entonces, la marca Glük, con la que vendían ropa para bebés, y otra línea de productos de decoración y muebles que tercerizaban en fabricantes nacionales. Para esos artículos crearon, en paralelo, una línea de locales que bautizaron Alparamis Haus, que instalaron en shoppings y mantuvieron durante algunos años.  

El ejecutivo asegura que, si bien el público todavía le pregunta qué venden cuando no es temporada navideña, Glük funciona todo el año (con algunas modificaciones: hoy no hace ropa, solo accesorios para bebés) y comercializan productos de más de 200 proveedores, con brands como Disney o Crayola, y demás artículos para el hogar. También apuestan a otras fiestas como Pascuas o, incluso, Halloween como un fuerte en las ventas. Además del local de Libertador al 2200, en Zona Norte, tienen otro en Galerías Pacífico y Valle adelanta que están trabajando en lanzar su programa de franquicias por primera vez en la historia de Alparamis.

Mientras tanto, la empresa que emplea hoy a 200 personas conserva el campo en Formosa donde viró su producción hacia la agrícola ganadera tradicional, pero mantiene un área de reserva natural donde continúa con el desarrollo de plantas de interior que venden a viveros del Gran Buenos Aires. 

 

La versión original de este artículo fue publicada en la edición 294 de Revista Apertura. Enterate cómo conseguirla acá.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

1 Comentario

James Rake

Ofrecemos todo tipo de préstamos financieros a una tasa de interés del 3%. Todos los solicitantes interesados deben enviar un correo electrónico ahora: sloanslimited@gmail.com

Reportar Responder

Notas de tu interés

Recomendado para vos