25 de Octubre 2018

Con crisis de ventas, comenzó el primer salón internacional de motos en Argentina

Participan 80 expositores y 120 marcas, y se esperan 40.000 visitantes. Las terminales piden mayor financiamiento para reactivar la industria. 

El evento comenzó el jueves y se extenderá hasta el domingo.

A pesar de la crisis que vive –con una caída del 40% de las ventas–, la industria de las motocicletas dio inicio a su primer salón internacional, que tiene lugar en La Rural. Y, más allá de los 80 expositores –y 120 marcas– que participan, en un evento versión “low cost”, el sector aun sufre la devaluación y contexto macroeconómico, que lo hicieron rebajar sus proyecciones de principios de año, de 800.000 unidades patentadas, a 600.000 unidades para el cierre de 2018.  


Desde la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), su presidente, Lino Stefanuto, hizo referencia al decreto que aguarda el sector, que permitirá importar ciertas partes a un arancel de prácticamente 0%. “Nuestro principal objetivo es lograr una integración de partes inteligente, que lo que se produce en el país no incremente el peso de los motovehículos”, dijo, y agregó que esa medida logrará un nivel de integración que, al comienzo, será de 5% y que alcanzará el 8,5% en tres años. “Un total de un 30%, si tenemos en cuenta los procesos de ensamble, el armado y la mano de obra local”, añadió. 


El financiamiento es un tema crucial para las terminales, concesionarias y usuarios finales. “Queremos sostener la demanda. Y estamos solicitando, a través de nuestras reuniones permanentes con el Gobierno, unas herramientas de todo tipo –sean financieras, sean económicas– para mitigar esta situación”, informó Stefanuto. 

En Honda, que recuperó recientemente el primer puesto en patentamientos, están cerca de celebrar el millón de unidades producidas en la Argentina. “Lamentablemente, iba a ser este año. Pero se extenderá a los primeros meses de 2019”, reconocieron desde la compañía, que presentó un nuevo modelo de la Biz –en el segmento cub– y otras dos novedades: la CB 300 R y la CB 1000 R. 

Zanella, segunda en patentamientos, presentó cuatro nuevas marcas: Steiner –dedicada al segmento eléctrico–, Ceccato, Lambretta y la línea de utilitarios. “Creo que todo el mundo apuesta a que el futuro es eléctrico. Si estamos aquí de nuevo en 10 años, el 50% de las motos va a ser eléctrico. Esa es mi apuesta”, dijo Walter Steiner, presidente de la compañía. 

Desde Susuki debieron suspender algunos pedidos cuando llegó la crisis. “Nunca esperamos una devaluación de tal magnitud”, dijeron a APERTURA desde la empresa. Pero aguardan un 2019 diferente: “Para los principios del año que viene, ya estamos renovando los pedidos”, explicaron. Abril sería el mes indicado.  

“En cuanto repunte la financiación, el sector repuntará, porque intención de compra hay”, expresaron. No obstante, los próximos meses de 2018 continuarán igual, opinaron. “El mayor inconveniente es la falta de crédito para acceder a las motos”. Los precios, aun, están atrasados, agregaron. 


Yamaha es otro de los jugadores en el mercado. Posee un 8% del mercado. “A futuro, hay que soportar, pasar la tormenta”, explicó a El Cronista el presidente de la terminal, Pablo Hiebszevitsch. Sus ventas a los concesionarios, agregó, bajaron a menos de la mitad en comparación con los números de comienzos de 2018. “La venta financiada, que representaba aproximadamente el 40% de las ventas, prácticamente no existe. Lo que sí existe es un precio de contado, que tampoco es uniforme; depende de las necesidades financieras de cada concesionario”. 


Gilera, entre los tres nuevos modelos que presentó, mostró al mercado un modelo eléctrico. “Venimos de un 2017 que fue muy bueno para todo el sector. El cambio de divisas nos afectó a todos. Es un sector muy sensible a la devaluación”, sostuvo Tomás Sutton, director Comercial. Pero fue optimista: “Vemos una luz al final del camino”. Y pidió: “Hoy lo que falta es que se reactive un poco el crédito personal”. 

Llegadas

El salón internacional también es el lugar elegido para los estrenos. Uno de ellos es la compañía india TVS. Su vicepresidente de Negocios Globales, Dilip Ramgopal, explicó que el arribo al país forma parte de su plan de largo plazo. "Aquí, vendremos con tres familias de producto”, detalló. Y Lino Stefanuto, vicepresidente de Beta Motor Argentina –la compañía con la que TVS llegara–, auguró: “Apostamos a tener un 10% de market share de cada sector en dos o tres años”. También indicó que el modelo cub está en el proyecto de la gestión del negocio a nivel local. “Hay que acomodarla al nivel de precios d este país. Porque las cub vienen casi todas de China, con una modalidad de precio muy distinta a lo que estamos acostumbrados”. El propósito de la marca es pelear con Honda y Yamaha. 

Por su parte, Corven anunció que comenzará a representar a Kawasaki, antes en manos de Alfacar, compañía que también dejó de manejar a Mitsubishi Autos. Según informó la compañía argentina, durante noviembre y diciembre llegarán las primeras unidades de la marca japonesa a su red de concesionarios en la Argentina. 


La empresa coorganizadora del evento fue Messe Franfkurt. Su CEO en la Argentina, Fernando Gorbarán, expresó a APERTURA que se prensó el proyecto a largo plazo. “No encaramos un evento de estas características sin tener asegurada por lo menos de tres a cinco ediciones. Son seis años de horizonte, con la posibilidad de extenderlo. Ya están aseguradas dos más. Se va a hacer de forma bienal. La próxima va a ser en el 2020. La idea es alternar el salón de la moto con el del automóvil”, dijo.  Por el contexto macroeconómico, agregó, algunas empresas a último momento redujeron su participación o bajararon su asistencia. “El núcleo fuerte que se sumó desde el principio se sostuvo hasta el final”. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos