30 de Agosto 2018

Centros de diálisis en rojo: reclaman al Gobierno una deuda de $ 250 millones

El conflicto surge porque dejaron de cobrar los servicios que prestan a beneficiarios del programa “Incluir Salud”. Desde el sábado no atenderán nuevos pacientes

Centros de diálisis en rojo: reclaman al Gobierno una deuda de $ 250 millones

Con una situación de quebranto, y con servicios que no se pueden sostener por la situación económica, los Centros de Diálisis nucleados en CADRA (la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina) comunicaron que desde el sábado no atenderán nuevos pacientes que provengan del programa social “Incluir Salud”.

Alrededor de 200 centros distribuidos por todo el país, reclaman al Gobierno Nacional una deuda que mantiene el Estado por más de $ 250 millones. Según expresaron, el corte de la negociación por la deuda fue “crudo” y que forma parte de un plan de ajuste nacional. En la práctica, dicen, el Gobierno no paga desde abril del año pasado. “Tenemos un viejo reclamo por deudas que llevan un largo tiempo y que nos han generado a los centros una situación de quebranto, fundamentalmente en el norte del país”, afirmó Darío Zapata, Presidente de CADRA, que se mostró preocupado porque “nos dijeron que no iban a reconocer viejas deudas. Esto forma parte de un plan de ajuste nacional; ahora, cuando se meten con el tema de la salud es muy delicado”, comentó.

La medida afecta principalmente a aquellos pacientes pertenecientes al programa Incluir Salud, anteriormente denominado PROFE (Programa Federal), que a partir de este año pasó a depender de la Agencia Nacional de Discapacidad. Los que reciben diálisis acuden a los centros tres veces por semana, hasta cuatro horas. Se aclaró, sin embargo, que si bien la situación es crítica, no se dejará sin atención a los pacientes que ya están en tratamiento, pero sí que desde el sábado no se recibirán nuevos pacientes.

La situación engloba a más de 1500 pacientes sin recursos. Desde CADRA comentaron que la falta de respuestas viene ante reiterados reclamos de pago, como en sendas cartas documento enviadas al titular de la Agencia Nacional de Discapacidad, Santiago Ibarzábal y al responsable del programa, Pablo Atchabahian.

Según Zapata, el desfinanciamiento que hoy sufren los centros de diálisis del país, se debe, entre otros motivos a la “insuficiencia del valor del módulo, el desfasaje de los costos de los materiales, el incremento de los honorarios profesionales y sueldos y la demora en el pago de las prestaciones”.

Y agregó: “El Estado no tiene estructura para sostener la incorporación de nuevos pacientes. Los servicios que prestamos no se pueden sostener ya que la incidencia de los pacientes que atendemos a través del Incluir Salud es muy grande. Acá debe haber un entendimiento. Creo que no se está midiendo la magnitud de lo que está sucediendo”, se quejó.

El Programa es un sistema de aseguramiento público de salud que garantiza el acceso a los servicios a madres de siete o más hijos, personas con discapacidad y adultos mayores de 70 años titulares de Pensiones No Contributivas (PNC), entre otros grupos. En el caso de la diálisis, se firmó un acuerdo por el cual el Estado deriva a los centros privados los pacientes carenciados y les paga por los servicios (las sesiones más el traslado).



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos