22 de Octubre 2018

Bols mira la mitad del vaso lleno tras la devaluación y baja en ventas

La demanda de sus bebidas espirituosas se redujo 15%. Pero como produce en el país, prevé ganar más terreno frente a los productos del exterior, con precios en dólares

Bols mira la mitad del vaso lleno tras la devaluación y baja en ventas

La marca holandesa de espirituosas Bols prefiere ver más allá del mal momento actual del país. Si bien sus ventas caen de 15% y 20% este año, como consecuencia de la devaluación y de la caída del poder adquisitivo, prevé salir fortalecida más a mediano plazo, ya que todos los productos que vende, ginebras, licores y vodkas, se elaboran en el país.

"La devaluación nos afecta en lo inmediato, porque la gente tiene menos dinero para gastar y las ventas caen. Pero, a mediano plazo, un dólar fuerte nos fortalece, ya que las bebidas importadas, que compiten con Bols, se vuelven más caras y se reduce la competencia", explicó Gustavo Domínguez, director general de Grupo Campari para Sudamérica, que produce y distribuye Bols en el país.

La empresa holandesa, que sólo elabora sus productos en su país, en Estados Unidos y en la Argentina, confía en seguir creciendo a largo plazo, pese al difícil momento de la economía . "La Argentina es un mercado estratégico para Bols; no sólo es uno de los tres mercados en los que producimos, sino que además es el tercero en ventas para la marca, detrás de Holanda y Estados Unidos; y el segundo para nuestra ginebra, que comenzó a venderse en la Argentina ya en 1687", explicó Tal Nadari, director Comercial de Lucas Bols para las Américas y Europa Occidental, de visita en el país.

"Desde Holanda, nos sorprendió lo rápido y fuerte que cayó la economía, la devaluación fue increíble. Pero conocemos la volatilidad de países emergentes; hace dos años fue Brasil, ahora la Argentina; y sabemos que así como las ventas caen de golpe, vuelven después a crecer fuerte. Estamos comprometidos a largo plazo y vemos que hay mucho potencial de crecimiento. Tenemos un socio local con experiencia en estas situaciones. Siempre hubo crisis y seguimos produciendo", destacó Nadari.

La empresa comenzó a fabricar en Bella Vista en 1953 y desde 2006 lo hace en Capilla del Señor, siempre a través de socios. "Vine al país a reunirme con nuestro socio local para potenciarnos juntos. Sabemos que es una situación difícil, pero la aceptamos y buscamos soluciones. Por eso, estamos por lanzar dos nuevos sabores de vodka, que se agregarán a los cinco que ya vendemos", dijo Nadari. De hecho, si bien las ventas de la marca se reducen este año de 15% a 20%, esa baja es impulsada sobre todo por la ginebra, ya que en licores la caída es menor y los vodkas se mantienen. De ahí la nueva apuesta al vodka. Bols es fuerte en coctelería, pelea en una gama media, en general un 30% por debajo del valor de marcas como Smirnoff o Skyy, pero, tras la devaluación, esa brecha se amplió.

Sobre el mercado local, Domínguez aclaró que la caída en ventas se explica por un "doble efecto. Cae el consumo real, por el menor poder adquisitivo. Pero los canales de venta compran menos productos además para reducir al máximo su stock, ante las altísimas tasas de interés. Una tasa de 78% es imposible para pequeñas y medianas empresas", explicó Domínguez.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos