06 de Noviembre 2018

Autopartistas apuestan a exportar para compensar el desplome interno

El crecimiento en las ventas externas compensó la caída registrada en el mercado interno ante el desplome automotriz. Esperan cerrar el año con un alza de 2,2% y auguran un 2019 en igual nivel a 2018. Mañana comienza la Feria Automechanika.

Autopartistas apuestan a exportar para compensar el desplome interno

Los efectos de la crisis que viven las automotrices ya impactaron fuerte en el mercado de autopartes. Tras un primer semestre con un nivel de ventas de 0 km récord –que llevó a pensar en que se llegaría al millón de vehículos patentados–, el escenario cambió: el dólar se disparó, los precios se alteraron y la demanda cayó. 

En octubre, las ventas se desplomaron un 38,5% interanual y el acumulado del año retrocedió un 5,8%, en línea con una caída similar en la producción. No obstante, la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) prevé que la industria de autopartes finalice el año con una suba del 2,2%. De ser así, sería una de las pocas que terminaría 2018 con signo positivo.

Referentes del sector explicaron que el incremento anual alcanzado se debe, en gran medida, al pico registrado en la primera parte del año. Este crecimiento impensado equilibró la baja performance del último cuatrimestre. "En el primer semestre, el aumento fue del 10%. Después, el mercado se planchó. Pero, en promedio y pese a la recesión, el saldo es positivo", afirmó Juan Cantarella, gerente general de la Asociación de Fábricas de Componentes (AFAC), que realizará desde el 7 al 10 de noviembre en La Rural la décima edición de la feria Automechanika. Contará con 451 expositores, una ronda internacional de compradores y una de localización de autopartes, en coordinación con las 11 terminales radicadas en el país.

Para minimizar el impacto de la caída de la demanda interna, tanto de las terminales automotrices como del mercado de reposición, las autopartistas afianzan sus exportaciones, alentadas por el tipo de cambio actual, al que definieron como "uno de los más convenientes de los últimos años". 

"El tipo de cambio nos hace atractivos para América y Europa. Tenemos oportunidades de aumentar la participación allí", dijo Fernando Palasciano, gerente Comercial de Fric Rot, que posee una planta flexible para fabricar lotes pequeños y abastece a Brasil, los Estados Unidos, México, países europeos y Sudáfrica (en ese orden de importancia).

La firma exporta sus productos desde los años '80. El 95% de sus envíos al exterior corresponde a amortiguadores para vehículos livianos y pick-ups, mientras que el 5% restante lo integran otros componentes. Pese al contexto adverso, la empresa mantuvo un buen desempeño este año e incrementó considerablemente sus exportaciones en comparación a 2017: pasó de 500.000 a 750.000 unidades comercializadas (50%) y de $ 216 millones a $ 483 millones ingresados (123,6%). "Gracias a la suba en las exportaciones, esperamos mantener en 2019 los mismos volúmenes de fabricación y venta", sostuvo Palasciano. 

Asimismo, RM Resortes, enfocada en la elaboración de resortes, aplica una estrategia basada en tres patas para compensar la retracción local. "Empezamos a exportar a México este año. Aunque todavía le enviamos poca mercadería, esto nos abre la puerta a futuros países. Estamos negociando con Brasil también", indicó su gerente Comercial, Marcelo Ambroa, mientras explicó que, de lo enviado, el 90% pertenece a la línea deportiva y el 10%, a la estándar. "Al ser de nicho, la primera nos permite competir. La segunda es un commodity", aseguró.

El inicio de sus exportaciones llevó a RM Resortes a ampliar la capacidad productiva de su planta en un 40%. Las otras dos acciones consisten en la sumatoria de distribuidores para extender la cobertura en el interior del país y el impulso al canal online.

En tanto, Wega, uno de los mayores exportadores de filtros de aire para autos, comercializa en el extranjero aproximadamente 2 millones de unidades cada año. "Nuestro fin es consolidar nuestra presencia en la región y abrir nuevos canales de venta. Hoy, exportamos a Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Paraguay, Perú y Uruguay", comentó su gerente de Comercio Exterior, Romina Sierra.  

Por su parte, la planta de Santo Tomé (Santa Fe) de Bahco exporta desde la década del '70 llaves para caños, bocallaves, llaves fijas y otros accesorios. En sus inicios, lo hizo principalmente a América latina. Hoy, sus destinos más importantes son Europa y los Estados Unidos. Según Fernando Montenegro, director General de la compañía, las exportaciones fluctúan año tras año. "En general, el 40% de lo producido en Santo Tomé termina en el exterior", aclaró. 

Los planes futuros de Bahco incluyen la ampliación de su portfolio con artículos clásicos y herramientas especiales para la industria minera, oil & gas y el mantenimiento industrial. No obstante, presta especial atención al detalle y la calidad de sus terminaciones. "Los países nórdicos, especialmente, son muy exigentes y se preocupan por el diseño y el packaging. El mercado americano también es demandante y requiere un nivel de servicio alto", explicó el directivo. 

De acuerdo a los especialistas, 2019 será similar a 2018 en términos de crecimiento. "Las pick-ups prometen posicionar a la Argentina como polo productivo de este tipo de modelos", aseguró Cantarella, y adelantó que se vienen períodos más largos de vacaciones y suspensiones en las plantas: "Los plazos sin actividad tienden a alargarse". Cantarella ve un escenario de repunte de la actividad recién a partir del segundo semestre del año próximo.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos