21 de Noviembre 2018

Para las automotrices pagar el bono no tendrá un 'costo incremental'

Los presidentes de Ford, Toyota y Fiat coincidieron en que el sector afrontará el pago del bono de $5000 a fin de año, que sugirieron será un adelanto de las paritarias pactadas. Confían en un repunte de la actividad en el segundo semestre de 2019

Para las automotrices pagar el bono no tendrá un 'costo incremental'

Lejos quedó la ilusión de quebrar la maldición de los años pares y alcanzar el millón de unidades vendidas para la industria automotriz. Sin embargo, los principales referentes del sector mantienen el optimismo de que la segunda mitad de 2019 marque una recuperación, tanto por una mejora de la economía nacional como así también por una mayor certidumbre en el mercado brasileño con el mandado de Jair Bolsonaro, que asumirá en enero del próximo año. Así se expresaron Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina; Gabriel López, CEO de Ford; y Cristiano Rattazzi, titular de FCA en el país, durante el 11° Encuentro de los Líderes organizado por El Cronista en el salón principal de La Rural.

“El problema en la Argentina es que la carga impositiva está centrada en la producción"

“Presagiábamos un año interesante, desafortunadamente con lo sucedido hoy el mercado está corriendo a un nivel de medio millón de unidades. Esto afectó nuestros negocios, desde la rentabilidad hasta los niveles de inventario que crecieron, eso sumado a la falta de financiación a un precio adecuado que dificulta que el mercado se recupere en el corto plazo”, resumió López sobre las consecuencias de la devaluación.

Por su parte, Rattazzi señaló que el futuro del sector automotriz argentino está en dejar de mirar a Brasil y apuntar a incrementar las exportaciones. “Nosotros (los exportadores) somos los que podemos crear los empleos de calidad para bajar el 30% de pobreza, el sector público no puede crear esos trabajos de calidad”. En tanto, Herrero vaticinó que el desarrollo de 2019 será inverso al de este año: “Tendremos un primer semestre no tan bueno y un segundo mejor”.

“Nosotros podemos crear los empleos de calidad para bajar el 30% de pobreza"

Si bien los ejecutivos de las automotrices hicieron hincapié en la gran presión impositiva que aún tiene la industria argentina, se mostraron comprensivos con respecto a las retenciones a las exportaciones anunciadas por el presidente Mauricio Macri en septiembre. Aunque advirtieron: “Que se cumpla lo prometido y terminen en 2020”. Al respecto, el directivo de Toyota describió: “El problema en la Argentina es que la carga impositiva está centrada en la producción, en otros países, como Brasil o México, se centra en la parte comercial”.

Al ser consultados sobre el bono de $ 5000 de fin de año decretado por Macri, coincidieron en que esto no representará un costo incremental para los jugadores de la industria. “El sector tiene un acuerdo de salario con SMATA por el que los aumentos acompañan la evolución del índice de inflación, así que será un adelanto de lo ya pactado”, explicó el número uno de Ford. A pesar de ello, Rattazzi mencionó que las PyMEs sí enfrentarán más complicaciones para pagarlo: “Nadie puede pagar un bono que no tenía previsto y otro te dice que estás obligado a pagarlo. Las pequeñas y medianas sufren, para las grandes es diferente”.

“Cuanto más podamos reducir el costo de la logística, que es un desperdicio porque no agrega valor, más vamos a mejorar la competitividad”.

Por otro lado, al referirse al sector autopartista, los referentes del sector mencionaron la importancia de fortalecer a este eje de la cadena productiva. “El talento lo tenemos, el tema es que los autopartistas tienen que tomar la decisión de salir a competir globalmente porque tener proveedores globales nos va a permitir ser competitivos a nosotros también”, puntualizó Herrero. En consonancia, López afirmó: “Cuanto más podamos reducir el costo de la logística, que es un desperdicio porque no agrega valor, vamos a mejorar la competitividad”.

 El desafío en el futuro está puesto en los vehículos autónomos, conectados y eléctricos. Pero sobre su presencia natural en el paisaje automotriz argentino, los ejecutivos prefirieron ser más cautos. “En escala masiva va a demorar unos 20 o 25 años”, precisó el CEO de Ford, mientras que Herrero destacó que “hoy el cliente busca una experiencia más que un servicio de pertenencia”.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos