21 de Noviembre 2018

Almundo aprovecha la crisis del sector y se expande con franquicias

Prevé cerrar 2018 con 100 locales y sumar otros 100 en 2019. Suma como aliados a las agencias chicas que no pueden invertir en tecnología, marketing o financiación

Almundo aprovecha la crisis del sector y se expande con franquicias

La suba del dólar y la inestabilidad cambiaria, junto a la menor oferta de financiación sin interés, afectaron de lleno a las agencias de viajes, que registran una fuerte caída en facturación, como consecuencia del gran retroceso en la demanda de viajes al exterior.

Sin embargo, en este difícil contexto, Almundo se afianza en su oferta omnicanal (ventas online, telefónica y en sucursales) e impulsa su expansión en el país con la apertura de locales franquiciados: prevé cerrar 2018 con 100 sucursales y sumar otras 100 adicionales en 2019, de la mano de emprendedores en turismo o de pequeñas agencias que no pueden afrontar la crisis y se suman al segundo jugador del sector para continuar activas.

"Se necesita cada vez más inversión en tecnología y marketing para ser competitivo. Además, las tarjetas o bancos ahora ofrecen financiación sin interés en momentos puntuales y sólo a quienes invierten mucho en marketing, a las empresas más grandes. Por eso hay muchas agencias de viajes que se suman a Almundo como socios, instalando una franquicia; eso les permite seguir funcionando", explicó Francisco Vigo, nuevo gerente general de Almundo en la Argentina, tras su paso por Bibam Group, luego de fundar en 2009 la agencia Avantrip.

"Hay dos perfiles de franquiciados: las agencias tradicionales, que ya no pueden acceder a la mejor financiación o invertir lo necesario en tecnología y marketing o para prevenir fraudes y se dan cuenta que si se alían a Almundo pueden ganar un porcentaje. Y también están los emprendedores de turismo, estudiantes recién recibidos, que les conviene la franquicia porque es simple y de costo bajo", agregó Vigo. "Estamos expandiendo el modelo omnicanal; queremos llegar a 200 locales en 2019, tanto en el interior del país como en el Gran Buenos Aires", comentó.

El fuerte alza del dólar y la caída del poder adquisitivo afectó a muchas agencias de viajes en el país. Las más grandes tienen más respaldo para sortear mejor la crisis. "El año había empezado bien, el primer trimestre fue muy bueno, pero empezó a desacelerarse después de la devaluación de mayo y en septiembre y octubre el mercado cayó 55% y 50% en facturación, frente a un año atrás, por la disminución en los viajes internacionales, ya que en cantidad de pasajeros se registra una suba de 2%, por el incremento del turismo interno", explicó Vigo.

"Los pasajes aéreos bajaron mucho de precio en dólares, pero de todos modos afecta considerablemente la caída del poder adquisitivo en pesos. El CyberMonday fue muy positivo, llegó en un momento en que el tipo de cambio está levemente a la baja y hubo 'shots' de cuotas sin interés con bancos y proveedores absorbiendo tasas. Al estar tan deprimida la oferta, en el CyberMonday se notó una demanda de turistas que estaban esperando para comprar un viaje", comentó.

Para el verano, se nota en la demanda la caída del poder adquisitivo. "Los argentinos están más volcados al turismo doméstico, con atractivas ofertas de aéreas, aunque algunos destinos locales están más caros por inflación. Algunas ciudades balnearias registran precios similares o más altos que Brasil. Para el verano, crece mucho Brasil y también el Caribe; Brasil está cerca y también devaluó el real, aunque en menor medida. Volvió a ser un destino clave para un año de crisis. Otros, de mayor poder adquisitivo, eligen el Caribe, sobre todo los All Inclusive, porque se aseguran de pagar todo ahora por anticipado, en pesos, y se olvidan del riesgo del tipo de cambio", precisó Vigo.

Sin embargo, se nota que las billeteras están más vacías que en 2017. "Se fijan las opciones y eligen en función del presupuesto. Quienes iban a destinos más caros ahora eligen otros más baratos; de Miami pasan a el Caribe, de Caribe a Brasil y de 5 estrellas a 4. Pese a todo, tienen intención de viajar", explicó.

Más allá del valor del dólar, en turismo es clave la estabilidad del tipo de cambio para que las ventas repunten, ya que ante la volatilidad cambiaria, reina la incertidumbre y se frena la demanda.

Además de crecer en el país, Almundo -controlada por la española Iberostar- continúa su expansión por América latina. A su presencia en México y Colombia, este año sumó Brasil, pero bajo un modelo 100% online. "Lanzamos la venta al público en marzo y está creciendo muy bien, también sumamos la oferta de expertos de Almundo, de asesoramiento por destino y crece mucho", explicó Vigo.

Para 2019, año electoral, es cauto: prevé un año similar a 2018 o incluso 10% menor.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos