09 de Noviembre 2018

Advierten fuertes pérdidas en la actividad ganadera por problemas sanitarios

Desde la Cámara de Productos Veterinarios señalaron que la ganadería pierde $ 28.000 millones al año por temas evitables. Buscan implementar su planes de control

Advierten fuertes pérdidas en la actividad ganadera por problemas sanitarios

La ganadería argentina, uno de los sectores de mayor expansión de la economía local -que sólo en el caso de la carne vacuna representó ventas al exterior por u$s 1380,7 millones en los primeros nueve meses del año, un 50% más que en igual periodo de 2017- parece tener mucho para ganar no sólo en lo relacionado a sus ventas sino también a sus procesos productivos. Pero debido a su vínculo histórico con la alta informalidad y con bajos niveles de control, ahora se puso el foco en su aspecto sanitario.

Según adelantó la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove), el sector pierde alrededor de $ 28.000 millones al año por diferentes problemas sanitarios, mayormente generados por "parasitosis controlable", a través de la aplicación de planes correctamente indicados.

La Cámara realizó esta estimación en el marco de la Cumbre de la Industria Veterinaria (CIVA), un evento sectorial que se desarrolló el pasado jueves 25 de octubre. Allí se puso especial atención en la cuestión sanitaria de la ganadería, por tratarse de un sector en crecimiento y porque las distintas compañías veterinarias intentan proveer sus planes de control para los animales, con la intención de que sean los productores quienes los implementen.

La advertencia corrió por parte del Secretario de la entidad Juan Carlos Aba. "En estos momentos de crisis en los cuales la rentabilidad de la producción está en juego, el uso de productos veterinarios con una correcta indicación va a lograr que se reduzcan los costos, que aumente la producción y que de esa manera mejore la rentabilidad de la ganadería", explicó.

Desde la Cámara indicaron la necesidad de promover el aumento de la productividad animal a través de la implementación de planes sanitarios con el asesoramiento profesional del médico veterinario. Así lo indicó el Director Ejecutivo de la entidad, Patricio Hayes, en una jornada que reunió a más de 300 referentes del sector veterinario.

Caprove representa a las empresas elaboradoras, comercializadoras e importadoras de productos biológicos y/o farmacéuticos para el uso veterinario, como los casos de Bayer, Biogénesis-Bagó, Boehringer Ingelheim, Eli Lilly Interamerica, MSD Salud Animal, Vetanco, entre otras.

Dicha jornada fue abierta por el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Ricardo Negri. El funcionario advirtió por el cuidado de la sanidad sin descuidar que se trata de un tema que incluye "lo regional, los ecosistemas y las costumbres". "No nos olvidemos de cuidarnos de los temas de las resistencias, de los riesgos del cambio climático y de los incrementos de las trabas al comercio", exhortó el funcionario.

La cuestión sanitaria es clave para la productividad de la actividad y el cumplimiento de las buenas prácticas. Una de las compañías más activas en este sentido es Biogénesis Bagó, firma que en la última Exposición Rural realizada en Palermo puso en marcha un nuevo modelo de atención veterinaria para elevar la productividad ganadera.

Allí, destacó que se buscaba mejorar la llegada al segmento del 70% de productores que no cuentan con asesoramiento profesional permanente y donde se registra una baja adopción de tecnologías sanitarias- productivas.

En ese encuentro, también se advirtió sobre la sanidad, en el caso de las mascotas. El vicepresidente de Caprove, Sean Scally, admitió que en la Argentina reciben cuidados sanitarios entre 20% y 25% de los animales de compañía, porcentaje que en Estados Unidos o Europa alcanza al 75%-80%. "La oportunidad que tienen las compañías en este segmento es muy grande", refirió.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos