13 de Diciembre 2017

Molly Bloom, la "princesa del póker" que pasó de ganar millones de dólares a perderlo todo

Molly Bloom, la

Se hizo conocida como "la princesa del póker",  ya que organizaba millonarias partidas entre reconocidos actores y productores de  Hollywood. Ocho años después fue arrestada en Nueva York e imputada por enriquecimiento ilícito. Ahora, la historia de Molly Bloom  podrá ser vista en el cine, protagonizada Jessica Chastain –quien fue nominada  a un Globo de Oro – y dirigida por Aaron Sorkin bajo el nombre de  Molly's Game (Apuesta maestra).

Bloom era originalmente  una esquiadora de alta competencia cuya carrera deportiva acabó abruptamente tras sufrir un accidente. Entonces, su destino natural parecía la Facultad de Derecho, pero en cambio terminó creando - con solo 26 años- un exclusivo club de póker en Los Ángeles para las élites de Hollywood, en las que el acceso era restringido y las apuestas millonarias. Las partidas se realizaban en hoteles lujosos y en sus comienzos Bloom podía ganar más de US$ 3000 en propinas. Con el tiempo, llegó a ganar US$ 4 millones al año.

Entre quienes participaban de sus partidas estaban Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire y Ben Affleck. Sin embargo su relación con Maguire, según relata Bloom en su libro, empezó siendo amigable pero se volvió agresiva por parte de él cuando empezó a perder partidas y su enemistad motivó la mudanza de Bloom a Nueva York, en donde instaló un nuevo club. Un juego promedio tenía de entrada US$ 250.000 lo que atraía también a financieros de Wall Street . Se podían perder millones en un solo día. Bloom recuerda como uno de los momentos más surrealistas de esa etapa de su vida el día que tuvo que contar un millón de dólares a mano. “Era el 2008, la economía se caía a pedazos y yo organizaba juegos en donde había entre US$5 y US$7 millones en la mesa", contó a ABC news.

Pero el negocio  pronto mostró su lado oscuro: Bloom tuvo problemas con la mafia rusa, se volvió adicta a drogas y todos sus bienes fueron confiscados por el FBI. Junto a ella otras 30 personas cayeron como parte de una amplia red de juego ilegal y lavado de dinero. Si bien podría haber sido condenada a cinco años de cárcel, logró un acuerdo con las autoridades judiciales por lo cual tuvo que pagar una multa y se le otorgó el beneficio de libertad condicional.

“Las motivaciones que tenía para ser exitosa eran disfuncionales”, relató Bloom a Fortune. Con un hermano dos veces ganador en las olimpiadas y otro hermano cirujano egresado de Harvard, Bloom sentía que la vara del éxito era muy alta.  “En mi familia, si literalmente no eras el mejor en algo, eras invisible. Yo buscaba destacarme en algo y eso fue el club de póker para mí. Creo que eso contribuyó a que siguiera adelante a pesar de lo peligroso que se tornó”, contó.

"Nunca imaginé que estaría aquí. Particularmente tras declararme culpable ante la justicia federal, sin conocer las consecuencias que a largo plazo eso podía implicar para mí. Teniendo una deuda tan exorbitante y sin tener dinero", dijo Bloom a la BBC durante una entrevista en Londres, adonde acudió al estreno de la película.

Mirá el tráiler de Molly's Game:

 

 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Daniel Mas

HAY QUE SABER EN ESTOS JUEGOS DE CASINOS.,DEJAR A TIEMPO Y QUE GANE OTRO.

Reportar Responder

Horacio Esteves Montoli

Toda una mujer ¡he!

Reportar Responder

Notas de tu interés