26 de Diciembre 2017

La argentina que busca volver más eficientes a las PyMEs latinas en Estados Unidos

Luciana Paulise es ingeniera en calidad y este año abrió en Texas una filial de su consultora.

La argentina que busca volver más eficientes a las PyMEs latinas en Estados Unidos

Acostumbrada a lidiar con los emprendedores argentinos, Luciana Paulise decidió dar un vuelco y apostar por el mercado latino en Estados Unidos. Beaumont, Texas, fue la ciudad elegida para instalar la filial norteamericana de su firma Biztorming, consultora que se encarga de asesorar a las PyMEs sobre cómo mejorar procesos y volverse más eficientes. A los pocos meses de haber desembarcado en aquel territorio fue elegida por la Cámara de Comercio de la ciudad para integrar el 40 under 40. En diálogo con Mujeres Que Hacen, Paulise detalla las diferencias entre los entrepreneurs argentinos y los estadounidenses y revela los tips indispensables para que las PyMEs argentinas puedan plantar bandera y cumplir el sueño americano.

“Hace tiempo quería abrir la empresa en Estados Unidos, me gustaba el mercado, pero nunca se sabe si realmente vas a poder vender tu producto allá”, explicó la autora del libro “SOS Pymes, 20 claves para potenciar tu empresa”. Aunque la abundancia de empresas dedicadas al mismo rubro la preocupaba, Paulise estaba segura de que el mercado latino iba a ser su nicho. “La idea era cambiarles un poco la manera de pensar para tratar de hacer las cosas más profesionalmente. Mi foco iba a estar puesto en las empresas dirigidas por latinos y las manejadas por americanos, pero con empleados latinos”, afirma. Fue así como en julio de este año se mudó definitivamente a Beaumont, luego de que transfirieran a su marido a aquella ciudad, y un mes después Biztorming USA ya estaba operativa.

Sin embargo, la historia de Paulise no empieza en Estados Unidos. Si bien se desempeñó en el área contable de ExxonMobil durante casi una década, a la par iba desarrollando su expertise en mejora de procesos. “En todas las empresas en las que había trabajado me ponía a hacerlo, era algo innato. Siempre trataba de ver cómo podía hacer todo más eficiente”, relata la emprendedora. Primero dejó el posgrado en Finanzas que estaba haciendo para encarar uno en Gestión Integral de la Calidad en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), después vinieron varios cursos en Continuous Improvement. Finalmente, su vocación desembocó en una especia de doble vida. Por la mañana continuaba en la empresa petrolera, mientras que de 18 a 20 pm se ponía el traje de consultora y atendía a las PyMEs que buscaban mejorar su estructura de procesos.

Biztorming comenzó de manera informal en 2011, tras armar un plan de negocios con algunas compañeras del MBA que estaba cursando en la Universidad del CEMA. Recién en 2014 decidió dedicarse full time a su compañía y se dio cuenta que las consultas aumentaban y el tamaño de las empresas que buscaban su ayuda era cada vez mayor. Actualmente cuenta con un equipo en Buenos Aires y otro en formación en Estados Unidos –conformado tanto por latinos como por locales-, aunque Paulise no descarta llevar a algunos de sus empleados argentinos a sumar experiencia afuera.

¿Qué diferencias hay entre los emprendedores de EE.UU. y los de la Argentina?

En Estados Unidos están más preparados para emprender, lo que no significa que haya más emprendedores sino que la población está más preparada, todos tienen su elevator pitch. Acá quizá te juntás con un emprendedor y no te pueden contar su idea en un minuto, muchas veces no confían tampoco en hacer un plan de negocios. El básico de los emprendedores estadounidenses está mucho más arriba. Ellos confían en la planificación porque saben que allá lo que planifican hay más posibilidad de que ocurra.

¿En qué necesitan cambiar entonces los emprendedores locales?

Muchos manejan todo y no saben delegar, saben muchísimo del producto que venden pero necesitan formarse un poco más. Tienen que aprender a liderar un equipo. A veces están todo el día en el negocio y no les deja tiempo para pensar estrategia, necesitan liberar la cabeza para pensar más en eso.

¿Cuáles son las claves para comenzar una empresa?

Tenes que tener un plan, analizar a quién le vas a ofrecer tu producto y cuánto tenés para invertir. Las empresas normalmente necesitan dos años para recién empezar a funcionar, tenés que sobrevivir ese tiempo. Pero si no lo pensaste y no tenes un colchoncito, muchas empresas fracasan por eso, porque no están preparados para esperar a que el negocio funcione. Una vez que tienen una empresa formada, el proceso nunca termina. La última clave es volver a empezar, siempre revisar tus procesos. Mucho de lo que veo en los empresarios acá es que hay mucho retrabajo.

¿Eso tiene que ver con una mala planificación o con que la empresa creció y no se adaptaron los procesos al tamaño?

La empresa está viva, es como una persona. Lo ideal sería que la formes desde el principio y armes los procesos y el plan de negocios. Pero eso es solo el principio. A medida que va avanzando, los procesos se van adaptando y vos tenés que ir saliéndote de eso. Hay que formar gente que pueda atender a esos clientes que vos no podes seguir atendiendo. La mejora es continua, las empresas siempre van a tener algo que pueden mejorar.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de querer empezar una PyME en EE.UU.? ¿De qué manera puede un emprendedor aumentar sus chances de éxito allá?

Es muy importante que vean el mercado, viajar allá, conocer cómo piensan, qué les gusta. Los viajes que hice me sirvieron mucho. Es importante investigar qué otras empresas del mismo rubro hay en la ciudad en la que querés instalarte. El argentino se limita mucho solo, no se limiten, piensen en grande e inviertan pero pensando bien la inversión para no hacerlo en vano. Una buena inversión son las certificaciones, ya que entrás como en una base de datos en la que te pueden buscar un montón de empresas. Yo certifiqué mi empresa en el Better Business Bureau, pero también hay certificaciones para latinos y woman owned business. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

1 Comentario

José Luis Peralta Barbano

La Mejora Continua se basa en la lucha contra el desperdicio, en definitiva, todo aquello que añade solo coste al resultado (producto / servicio) SIN AÑADIR VALOR ni VENTAJA COMPETITIVA.

Reportar Responder

Notas de tu interés