07 de Marzo 2018

Creó una consultora que busca potenciar a mujeres profesionales en su maternidad

En Giving Birth, los programas de mentoreo acompañan desde el embarazo y hasta el primer trimestre luego de la reincorporación al entorno laboral.

Creó una consultora que busca potenciar a mujeres profesionales en su maternidad

Transitando el nacimiento de su hija Bianca (1 año y 9 meses) Silvina Prekajac, decidió materializar un proyecto largamente ansiado: el de lanzar su propia consultora, Giving Birth, que acompañe y potencie mediante el mentoreo a mujeres profesionales en su maternidad. “Era Gerente de marketing en una compañía multinacional y me pasaba que en las reuniones de mandos altos éramos solo dos mujeres”, relata Prekajac. “Durante mi licencia de maternidad,  empecé a pensar una manera diferente de acompañar a las mujeres, combinando mis 13 años de experiencia en empresas y en marketing con mi experiencia como madre”, relata Prekajac,  Licenciada en Administración de Empresas y Comercialización con un postgrado en management en el IAE.

Lo que empezó como una idea la llevó primero a iniciar un extenso trabajo de campo para investigar sobre maternidad y retorno al trabajo, contactándose con colegas de diversas empresas, con expertos en distintas especialidades para profundizar en posibles abordajes, y con referentes de mentoring de Inglaterra y otros países, en los que se trabaja hace más de 10 años en esta disciplina. Así descubrió que en Argentina, sólo 1 de cada 10 cargos de Dirección son ocupados por mujeres, y que es durante la maternidad cuando gran parte de las profesionales abandonan su carrera, impactando en su baja representatividad. A nivel global, 6 de cada 10 mujeres profesionales renuncian a sus carreras cuando son madres, y 5 de cada 10 mujeres que todavía no han tenido hijos asume que, si los tuviera, debería renunciar a su desarrollo profesional.

“La falta de contención y entendimiento de lo que implica la maternidad, y de cómo transitar este periodo desde el empoderamiento y la proyección de carrera por parte de muchas compañías, así como la adopción de políticas de flexibilidad que a menudo no resultan aplicables, son los principales motivos por los cuales gran parte de mujeres profesionales dejan a un lado su carrera”, explica Prekajac. “Para las empresas, esto se traduce en bajas inesperadas, un top management con baja representatividad femenina, menor productividad por falta de diversidad de opiniones y estilos de liderazgo, y un empobrecimiento del valor de marca empleadora”.

En Giving Birth, los programas de mentoreo acompañan desde el embarazo y hasta el primer trimestre luego de la reincorporación al entorno laboral. La consultora ofrece programas de mentoring corporativos y programas individuales, además de seminarios online pensados para aportarles perspectiva a las futuras y recientes madres con carreras profesionales. “Se trata de dar herramientas para que las mujeres se animen a plantear sus inquietudes en sus lugares de trabajo, muchas mujeres se van sin charlarlo porque imaginan que trabajo y maternidad no son compatibles”, explica.

 

Maternidad y trabajo

Son cada vez más las empresas que incorporan políticas que acompañan la maternidad: extensión de la licencia, soft landing y subsidio para la guardería son algunas de las comunes y también de las más valoradas. Sin embargo, si las políticas no van a acompañadas por un cambio de cultura dentro de la empresa, no son suficientes.  “Muchas mujeres ejecutivas con las que hablé me manifestaron que de las empresas esperan más entendimiento, no solo con políticas de flexibilidad. Si la cultura de la empresa o el jefe directo, hacen que teman tomar esas políticas por miedo a ser juzgadas en términos de responsabilidad y compromiso, es importante trabajar eso, que se sientan acompañadas”, apunta.

Por eso Prekajac insta a las empresas a escuchar e incorporar a las mujeres en el diseño de políticas de género. “Entender cuáles son los beneficios más relevantes, investigar antes de lanzarlos, escuchar activamente e impulsar a las mujeres a levantar la voz y decir lo que necesitan es clave para que estas prácticas de verdad funciones”, destaca.

“La maternidad es un periodo de cambios, mucha incertidumbre. Hay sentimientos contrapuestos, por un lado de la mayor felicidad del mundo pero por el otro dejar la identidad que tenía previa. Hay muchos sentimientos y emociones y miedo a expresarlos. También hay mucho sentimiento de soledad y algo que es transversal que es la culpa, la que se queda en casa le da culpa perder su autonomía y la mujer que decide volver a trabajar tiene la culpa de dejar sus hijos con alguien que no soy yo”, explica Prekajac.

“Toda decisión es una ganancia y una pérdida, pero si está a tono con lo que una busca una gana más. Que no sea un periodo de abandono de la carrera sino de reinvención, uno puede volver y aportar muchísimo. Cuando uno tiene el deseo de volver a trabajar se pueden conciliar los dos mundos” concluye.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

1 Comentario

el.archivo.de.jb Braillard

la mujer es lo mas lindo del reino de la creaciòn a pesar que algunas son frìas y calculadoras

Reportar Responder

Notas de tu interés