02 de Noviembre 2018

Karen Quintos: “Las experiencias van a ser los aspectos diferenciadores a la hora de hacer negocios”

Es directora de Clientes de Dell Technologies, un puesto clave para el futuro de la empresa y, de visita en Buenos Aires la ejecutiva, defensora del avance de la mujer en esta industria, habló sobre los cambios que están sucediendo en una economía cada vez más interconectada.

Karen Quintos: “Las experiencias van a  ser los aspectos diferenciadores a la hora de hacer negocios”

Hace dos años que Karen Quintos es directora de Clientes de Dell Technologies, un cargó nuevo que busca profundizar las relaciones con los clientes, impulsando un mayor compromiso, confianza y lealtad. Dell Technologies ve está área como clave para el futuro de la compañía porque que cada vez más empresas intentan estar más cerca del cliente. Desde allí, también, se trabaja cómo transitar la transformación digital, que hoy parece una urgencia en toda industria para no quedar rezagada.

La ejecutiva, a su vez, es responsable de la estrategia de impacto social de Dell y de los programas centrados en la sustentabilidad, la inclusión y la aplicación de la tecnología con fines sociales. Además, es una apasionada defensora del avance de las mujeres en la industria de la tecnología. Karen fue fundadora del Grupo de Recursos para Empleados de Mujeres en Acción de Dell y continúa ocupando el lugar de co-presidenta.

En su visita a la Argentina para participar de Dell Technologies Forum, Quintos compartió mensajes enfocados en los cambios que están sucediendo en la economía cada vez más interconectada y basada en datos.

-¿De qué se trata liderar un área totalmente nueva para una compañía?

Muy pocas veces, en la carrera, aparecen oportunidades de empezar algo de cero. Me propusieron crear una visión, una estrategia, un equipo y establecer las prioridades de este sector. Eso es lo que Michael Dell me pidió que hiciera hace dos años.

Tenemos claro que las experiencias, que tenga el cliente, van a  ser los aspectos diferenciadores a la hora de hacer negocios en la próxima década. Empresas como Amazon y  Uber  provocaron cambios en la forma en que las industrias deben servir a sus clientes. Michael Dell quería un líder que reporte directamente a él para este puesto, una persona que pudiese pensar cómo transformar las experiencia de nuestros clientes.

La otra parte que me entusiasma mucho de mi trabajo es lo que hacemos en relación a diversidad, ambiente y bienestar social. Por ejemplo, desde 2014, Dell creó e implementó una solución moderna de atención médica digital, Digital LifeCare en India. Para llevarlo adelante, la compañía trabajó con el gobierno indio y de ese modo se pudo desplegar tecnología vinculada a la salud en distintos pueblos. De esta forma, muchas personas pudieron acceder a soluciones tecnologías.

Cuando encaramos este tipo de programas, los clientes quieren hacer más negocios con nosotros. Ven el nivel de pasión y compromiso que tenemos en devolver a la sociedad y a ellos eso les interesa.

-¿Qué provoca en los empleados este tipo de programas?

70% de nuestros empleados son millennial. Ellos eligen trabajar en compañías donde se desarrollen programas de responsabilidad social y se hagan cosas reales. Hace un mes fui a Australia para un evento al que premiamos a mujeres que se especializan en data science.  Del evento participó una chica que está próxima a graduarse de la escuela y le preguntamos si le interesaba ser parte de Dell. Ella nos pidió dos cosas: “cuentenme sobre el programa de diversidad y lo que hacen en relación al medio ambiente”.

-¿Cómo ves los cambios en relación a la transformación digital?

Cuando llegué a Dell hace 18 años y medio, la empresa se dedicaba a fabricar computadoras. Ahora, con la adquisición de EMC, somos una compañía tecnológica, con una posición única para ayudar a nuestros clientes a atravesar los desafíos que trae la transformación digital.

Ya hace algunos años, venimos viendo como las compañías de productos ahora son compañías de tecnología.  Un ejemplos son los taxis o los hoteles. Todas las compañías deben pensarse como tecnológicas y nosotros tenemos una posición única para ayudarlos.

-¿Por qué consideras que tantas mujeres aún carecen de acceso a los distintos recursos necesarios para llevar sus carreras a mayores escalas?

En primer lugar, considero que las compañías tienen un importante rol a la hora de pensar cómo las mujeres pueden ser más exitosas en sus carreras. Tienen la responsabilidad compartida de crear ambientes de trabajo, donde sientan que pueden ser ellas mismas y logren desarrollarse. Es importante que reciban mentoreo y apoyo de los lugares donde trabajan. McKinsey lanzó una investigación junto a LeanIn.Org, que se llama Women in the Workplace 2018. Allí observaron que si bien las compañías anuncian un compromiso con la equidad de género, los resultados están estancados. En Dell, creamos programas y oportunidades para estimular el liderazgo. Vemos que está funcionando porque más mujeres alcanzan posiciones ejecutivas de alto rango.

Creo que se necesita de todos para que el paradigma actual cambie. Los hombres tienen que ser parte de la conversación. La industria necesita incorporar tanto mujeres como otros grupos vulnerados en los temas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática. Vemos que hay trabajo, pero no hay suficientes personas capacitadas en estos temas.

Otro obstáculo importante es la falta de acceso a capital en relación a mujeres emprendedoras. Es muy pequeño el porcentaje que logra obtener fondos de capital de riesgo. Además, hay mucho trabajo por delante para acercar a las mujeres a la tecnología, redes de contactos y entrenamientos. De esa forma van a poder ganar escala.

-En relación a tu carrera, ¿Qué obstáculos recordás?

Me hubiese gustado tener al principio de mi carrera más confianza en mí misma y tener la creencia de que podría hacer todo lo que quisiera. Si hace 18 años, me hubieran dicho que iba a trabajar directamente con Michael Dell, les hubiese dicho que estaban locos. Ni siquiera consideraba esa aspiración.

Mirada local

“Argentina es el tercer mercado de Latinoamérica para nosotros. Si bien la economía es desafiante, vamos creciendo más rápido que el mercado, y que nuestra competencia.  Hace 20 años que estamos en el país y vamos a seguir invirtiendo. Empezamos con 20 empleados y ahora son cientos”, señala Quintos.

Durante el Dell Technologies Forum, la ejecutiva presentó los resultados para Argentina del Digital Transformation Index, estudio que realizó la empresa, junto a Intel y llevado a cabo por Vanson Bourne. El Índice DT mapea el progreso de la transformación digital de las empresas medianas y grandes y examina las expectativas y temores en el ámbito digital de los líderes empresariales.

En los resultados se observó que sólo el 2% de las empresas de Argentina son líderes digitales. Según el estudio, el 93% de los directivos de negocios de Argentina cree que su organización tendrá dificultades para cumplir con las cambiantes exigencias de los clientes en un período de sólo cinco años y el 43 % teme que quedará rezagado respecto de la competencia.

“Es un momento emocionante para los negocios. Estamos en una intersección clave donde la tecnología, el negocio y la humanidad se encuentran para crear un mundo mejor y más conectado”, agrega Guido Ipszman, gerente General Dell EMC Argentina, Uruguay y Paraguay. “No obstante, sólo las organizaciones centradas en la tecnología cosecharán los frutos del modelo de negocio digital, incluida la capacidad de moverse rápido para automatizar todo y satisfacer a los clientes. Por ese motivo, la transformación digital debe ser una de las prioridades principales”.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos