06 de Julio 2017

Ahora las empresas motivan a sus empleados a crear nuevas compañías

Frente al cambio constante del negocio, las organizaciones promueven entre los empleados la creación no solo de ideas para su core business, sino, incluso, compañías totalmente nuevas.

Ahora las empresas motivan a sus empleados a crear nuevas compañías

Las grandes empresas a nivel mundial rearman sus organigramas y las tareas de sus empleados para fomentar la generación de nuevas unidades de negocios incluso por fuera de su propia estructura, en pos del dinamismo necesario para enfrentar mercados y clientes en constante cambio. Se trata de un fenómeno que también se da en las firmas locales, que buscan impulsar una cultura de la innovación a fin de no quedar fuera de juego.

En el gigante tecnológico Samsung, esta tendencia se encarnó en C-Lab (por Laboratorio Creativo), el espacio creado para permitirles a los empleados alimentar sus ideas de negocios y darles las herramientas, el tiempo y el apoyo para que se conviertan en empresas plenas, explica Olivia Ryu, principal professional of Creativity & Innovation Center de Samsung. “El programa alienta a los empleados a que desarrollen ideas, incluso si no necesariamente encajan con un área existente de la empresa. El único requisito es que sean innovadoras y logren la aprobación de los colegas”, detalla Ryu.

La dinámica del C-Lab es sencilla: trabajadores de todas las áreas de Samsung pueden presentar sus proyectos. Entre 15 y 20 de ellos son seleccionados anualmente para continuar su desarrollo. Los empleados eligen por votación las iniciativas que consideran que merecen avanzar en el proceso que, luego de una serie de etapas, culmina con una presentación final en donde se evalúa si realmente son ideas en las que vale la pena invertir.

El desarrollo de estos proyectos los lleva incluso al spin-off, es decir, convertirse en nuevas empresas. “Cuando los proyectos se completan, los más cercanos a algún área de la compañía son transferidos allí para continuar su desarrollo o preparar su lanzamiento a los mercados. Otros, son impulsados para que se conviertan en start-ups desarrolladas”, dice Ryu.

Algunos ejemplos de proyectos que alcanzaron el éxito por fuera de la compañía incluyen start-ups que producen desde un casco que funciona como dispositivo manos libres para motociclistas y esquiadores hasta un gadget que analiza la piel del consumidor y le ofrece cuidados específicos sin pasar por el consultorio del dermatólogo. “C-Lab nos mantiene a la vanguardia de la innovación con un enfoque diferente”, asegura Ryu.

Si bien estas prácticas están particularmente asentadas en las grandes multinacionales, no es un fenómeno exclusivo de ellas. Gire, una empresa con más de 20 años en el mercado local de procesamiento inteligente de información, que administra y controla a la Red Rapipago, prepara para octubre tres proyectos nacidos de sus propios ámbitos de innovación, que incluyen la posibilidad de un spin-off.

Amorina Gil, gerenta de Innovación de la compañía, cita a la creciente bancarización y la eventual desaparición del dinero físico como un desafío directo a Rapipago en la actualidad, lo que impulsa los esfuerzos de la gerencia que lidera para pensar y diseñar la compañía de los próximos años, con la participación de todos los mandos medios de la empresa.

“Estamos trabajando en la puesta en marcha de un nuevo medio de pago que estamos testeando y tenemos también un proyecto de Big Data para mejorar la experiencia de usuario. Por último, estamos evaluando la posibilidad de crear una nueva empresa de fintech que nos permita tener versatilidad para incursionar en formatos no tradicionales de negocios”, explica la ejecutiva. “En Gire innovamos no solo creando productos, sino metiéndonos en el problema y en lo que la gente necesita, y, por otro lado, en cómo hacer para reducir los costos en procesos internos”, expresa. “Lo importante es que salgan resultados concretos de estos proyectos, solo así es posible para los empleados creer en una cultura de la innovación: cuando pueden ver resultados”, añade.

Por su parte, la firma cordobesa Infoxel, que desde 2009 ofrece herramientas de software para la industria de prensa y publicidad, también hace uso de la capacidad innovadora de los 30 empleados que trabajan en la compañía para solucionar un problema concreto: cómo aprovechar la información que se genera en TV y radio, y que no circula fluidamente por Internet, para gestionar mejor la imagen de marca de personas o empresas.

En la empresa, todos los viernes, el staff completo de tecnología deja de lado sus tareas habituales y se reúne en un hackaton interno, explica el CEO de Infoxel, Pablo Verdenelli. En uno de esos encuentros surgió la idea de sacar provecho a los medios tradicionales mediante una aplicación mobile, una simple idea que se transformó en Vlic, una app para seguir en tiempo real lo que pasa en TV y radio relacionado a una persona o marca.

“Hoy, el equipo de Vlic es de 10 personas, pero esperamos duplicarlo en los próximos meses. Estuvo abocado el primer trimestre del año en la versión beta, que probaron muchos de nuestros clientes, y el objetivo inmediato de los próximos meses es lanzar las pruebas con la posibilidad de seguir perfiles en radio y TV de todo el país”, detalla Verdenelli. “Creemos que Vlic puede cambiar la forma en que se gestiona la información de medios tradicionales en toda la región”, afirma.

No solo las empresas ligadas a la tecnología se basan en la innovación para generar nuevas soluciones a problemas actuales o prevenirlos en el futuro. CCU Argentina, una de las principales compañías de bebidas del país, creó en septiembre pasado CCU Lab, una unidad especial para generar proyectos de alto impacto en el negocio. El primer desafío del equipo, formado por empleados de diferentes áreas de la empresa, fue humilde pero significativo en términos de costos: evitar la rotura en línea de envases de vidrio de las plantas de Santa Fe, Luján y Salta.

Ese primer proyecto, al igual que los que le siguieron, culminó con la presentación final al Comité Directivo de CCU de una recomendación a seguir y un plan de acción. “Recursos Humanos capta problemáticas que afectan a varias áreas, evalúa su viabilidad en CCU Lab y asigna un equipo de proyecto”, detalla Agustín González, gerente de Recursos Humanos y Asuntos Legales de la empresa. “Los proyectos que elegimos son de interés de la Gerencia General con alto impacto en el negocio, y deben permitir un abordaje innovador e interdisciplinario entre diversas áreas”, agrega.

Innovar o morir

Los empresarios consultados coinciden en que impulsar este tipo de iniciativas no solo repercute en beneficios de manera directa por los resultados positivos de los distintos proyectos encarados, sino que, indirectamente, beneficia a toda la compañía. “La empresa que no innova muere, se detiene”, sintetiza Gil.

Para José Vignoli, gerente General de InvertirOnline, se trata de mantener una cierta identidad al interior de la empresa, de innovación permanente, de mentalidad de start-up. “Más allá de los éxitos o fracasos puntuales, es importante por lo que se transmite al resto de la compañía y del mercado. Además, es más divertido trabajar creando la realidad que simplemente amoldándose a ella”, expresa.

La empresa, que desde 2000 busca democratizar las finanzas mediante el uso de la tecnología, el año pasado formó un equipo interdisciplinario de innovación, compuesto por seis de los 30 empleados de la firma, que ya llevó adelante con éxito una serie de proyectos como un tutorial de primeros pasos para los clientes nuevos y un graficador bursátil, entre otros. “Este equipo no está trabajando en soluciones a problemas habituales, sino buscando crear una realidad nueva”, sostiene Vignoli.

Actualmente, en respuesta a lo que el equipo de innovación de InvertirOnline detectó como una necesidad de los usuarios, están desarrollando APIs (interfaz de programación de aplicaciones) para que sus clientes puedan obtener toda la información que buscan en muy poco tiempo sin tener que recurrir a la web, sino mediante sistemas automáticos. 

Aunque con modalidades distintas, adaptadas a cada cultura organizacional, los equipos encargados de generar nuevos proyectos tienen algunas características comunes. Los ejecutivos destacan la importancia de que la innovación esté integrada al organigrama de la compañía y que su dinámica de trabajo no sea esporádica o desorganizada, sino fija y formal. También recomiendan esquemas que prevean reuniones periódicas, proyectos definidos con plazos y metas, informes a los directivos e integración plena a la hora de diseñar la estrategia de la compañía, entre otros aspectos.

Empresas que nacen en las aulas

Las universidades argentinas también son un ámbito de desarrollo de start-ups, en especial de empresas de base tecnológica. El Centro de Emprendedores del ITBA registra alrededor de un centenar de firmas activas que nacieron en su seno, mientras que en la Universidad Nacional del Litoral (UNL) esta cifra supera la decena. “Se trata de compañías basadas en conocimiento, que se han originado a partir del trabajo de grupos de investigación de la universidad”, explica Daniel Scacchi, secretario de Vinculación Tecnológica y Desarrollo Productivo de la UNL.

Desde Proyecto Petrel (firma que nació en las aulas del ITBA y hoy produce aviones biplaza) hasta Zeltek o Lipomize (compañías que, a partir de proyectos de investigación de la UNL, producen fármacos e insumos a partir de biotecnología), las start-ups universitarias combinan los conocimientos académicos con el saber hacer de los negocios para convertirse en empresas rentables, con productos de alto valor agregado.

El perfil de este tipo de start-up está bastante definido, de acuerdo con Juan Manuel Menazzi, director del Centro de Emprendedores del ITBA: “Se dedican a las tecnologías de la información, se especializan en tecnologías como Big Data, son pioneras, hacen un buen análisis de las tendencias y se posicionan en el denominado océano azul -o sea, crean mercados nuevos, donde no tienen competencia”.

La versión original de esta nota fue publicada en el one shot Guía 2017 Recursos Humanos y Jóvenes Profesionales del diario El Cronista Comercial.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos