07 de Agosto 2017

Qué esperar de los mercados después de las PASO

De cara a las elecciones PASO, hay una razón más para sostener por qué Argentina está lejos de ser un país signado por la normalidad.

Qué esperar de los mercados después de las PASO

Hoy la política es el termómetro de lo que ocurrirá con la economía y, por supuesto, con los mercados financieros y las inversiones de portafolio. Es un dato de la realidad que no podemos soslayar al momento de diseñar alguna estrategia para el destino de nuestro ahorro.

En este sentido, somos muy diferentes a lo que pasa en el mundo desarrollado hoy en día. Por ejemplo, podemos observar cómo en los Estados Unidos el índice Dow Jones está en sus máximos históricos aun cuando la aprobación de Donald Trump está en sus mínimos desde su asunción el 20 de enero.

También en el Reino Unido, mientras que se desarrolla el proceso del Brexit que implicó la salida del primer ministro David Cameron y el comienzo de una encrucijada política, el principal índice bursátil FTSE cotiza cerca del máximo.

Sin embargo, no es necesario ir tan lejos. En Brasil, el índice Bovespa cotiza en su mayor nivel en cinco años aún cuanto la aprobación del presidente Michel Temer está en menos de 5%.

Pero en la Argentina, todo es distinto. La política domina el centro de la escena y la sombra de Cristina Kirchner, con la vuelta del populismo detrás, está calando hondo en las expectativas de los inversores. Algunos datos nos pueden dar una idea concreta de lo que está ocurriendo. El 23 de junio de 2017, Cristina Kirchner anunció formalmente que sería candidata. El impacto ha sido el siguiente:

El dólar pasó de $ 16,43 a $ 17,94, subiendo un 9,1%, en un contexto global donde las monedas emergentes se apreciaron fuertemente.                                                                         

El riesgo país pasó de 419 puntos básicos a 447 puntos básicos, encareciendo el costo de endeudamiento para el país y las empresas.                                                                                    

Las acciones detuvieron su movimiento alcista, con un Merval estancado cuando se verificó un rally en las bolsas latinoamericanas en el mismo período.                                              

La firma MSCI evitó reclasificar a la Argentina de mercado de frontera a mercado emergente con la justificación de que si bien las políticas aplicadas iban en el buen sentido, los inversores debían percibirlas como permanentes y no transitorias.

Con esto datos, la política domina el centro de la escena. No importa si los brotes verdes ya germinaron, o si los balances trimestrales que las firmas están reportando vienen con mucho o escasa ganancia. Los inversores sólo están esperando que la política haga lo suyo y elimine la posibilidad de que vuelva el populismo.

¿Qué podemos esperar entonces?

Las PASO serán un resultado binario para el mercado. Una amplia victoria de Unidad Ciudadana (mayor al 5%) en la provincia de Buenos Aires podría meter presión adicional a las acciones y al tipo de cambio, al menos hasta que se dirime el pleito final en octubre.

En caso contrario, un “empate técnico” o victoria del oficialismo daría lugar a que los inversores respiren más tranquilos, sacando, quizás, del centro del ring a la política para dar lugar principal a los fundamentos y a la economía en el análisis de una estrategia de inversión.

Para el primero de los casos, los bonos cortos en dólares como el Bonar 2020 (AO20) o el Bonar 2024 (AY24) podrían dar cierto nivel de cobertura y menor volatilidad para la cartera. Las Lebac de corto plazo, hasta 60 días, también podrían ser una alternativa interesante para apostar a la tasa real positiva si se tiene la confianza en el poder de fuego del BCRA en mantener contenidas las expectativas de devaluación.

En el segundo escenario, las acciones ganarían espacio en el portafolio. El sector energético, con mayor previsibilidad en su sendero de precios, podría ser uno de los sectores más beneficiados a pesar del rally acumulado en lo que va del año. Asimismo, algunas acciones vinculadas al consumo discrecional, con mayor confianza del consumidor de por medio, podrían comenzar a acelerar la suba. IRSA, dueña de los principales shopping centers del país, y los bancos, traccionados por el mayor dinamismo de los préstamos al consumo, se presentarían como alternativas de riesgo.

En fin, todo esto se trata de un análisis ex ante. El lunes 14 de agosto, con los resultados electorales sobre la mesa, veremos si la política dejará su protagonismo a manos de la economía o seguirá siendo el único driver a considerar por el inversor.

Una vez dirimido lo anterior, podríamos comenzar a pensar si la Argentina puede ir a un sendero de normalidad o continuar en su ciclotimia permanente.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

5 Comentarios

Diego Mateo

contáctenos para su préstamo rápido e instantáneo SALUDOS DIEGO MATEO correo electrónico: prestigecommunitycreditunion@gmail.com

Reportar Responder

Gerar

El año pasado Cristina no existía ahora es la causa de todos los males?? Seguí engañando a los ignorantes. Atorrante!

Reportar Responder

Gerar

Burzaco con la tasa que fija el central osea no viene a invertir para producir nadie. Cara dura!

Reportar Responder

Gerar

¿Necesita un préstamo urgente? Contáctenos a través de nuestro correo electrónico (henriettafernandoloanfirm@gmail.com)para solicitar un prestamo ahora.

Reportar Responder

lisandroburne Burne

No entiendo cómo la K puede hacer tengo daño y creer que le hace bien a la gente. Es una pesadilla !!

Reportar Responder

Notas de tu interés

Recomendado para vos