13 de Julio 2018

Los 3 mandamientos del director de Patagonia Ventures a la hora de invertir

Damián Voltes busca startups en medios y entretenimiento con el objetivo de obtener retornos y maneja inversiones de hasta US$ 600.000.. Mira negocios que generen caja.

Los 3 mandamientos del director de Patagonia Ventures a la hora de invertir

Lo bochaban de los programas de jóvenes profesionales, por el nivel de inglés que manejaba. Pero esos reclutadores, al parecer, le hicieron un favor. Sin experiencia corporativa, en 1996 arrancó su primera compañía: Internet-Marketing Group, una agencia de marketing digital, que terminó en 1999, al igual que la segunda, NetKiosk, un internet kiosk. La tercera, una cuponera digital llamada CuponesOnline.com, aguantó hasta septiembre de 2001. “Las tres no fueron bien. Eran muy adelantadas para ese momento”, rememora. Se llevó, sí, varias enseñanzas.

En 2003, creó Digital Ventures, compañía de ad network para América latina y el público hispano en los Estados Unidos. Y, dos años después, se animó con inZearch, una agencia de SEM y SEO para América latina. Ambas fueron vendidas a Fox International Channels, en 2007, y Voltes se quedó en esa multinacional por dos años, primero como Managing director en América latina y luego como VP de Global Business Development.

Estudió Administración de Empresas en la UB y tiene un MBA en la misma universidad. Además, realizó un posgrado en Telecomunicaciones en UdeSA.

En 2009 ya había comenzado a invertir con Patagonia Ventures, pero no por eso había dejado de crear empresas. Fundó Emerging Cast, que vendió en 2011 a Demand Media, compañía en la que se quedó tres años. Su creación más reciente es FAV!, firma de entretenimiento digital. 

Su estrategia

“Estoy activo mirando nuevas oportunidades”, dice. Se enfoca en sectores donde puede aportar valor: “Medios, entretenimiento, Internet”. Detalla que “firma” pequeños cheques y que escasamente hace follow on. “Soy más un ángel con un vehículo –Patagonia– que invierte de forma profesional”, señala, y se diferencia de aquellos que lo hacen para probar o para entrar en el ecosistema. “Muchos ángeles lo hacen para aprender. Yo lo hago en forma profesional para tener retornos”. Si no es por venta de una firma, logrará ganancias de 15, 20 puntos anuales.

 

 

No toma participaciones tan pequeñas: generalmente, se hace con entre el 20 y 30 por ciento de una startup. “Estoy activamente ayudando”, indica, y agrega que acerca clientes, futuros inversores y hasta compradores de las empresas en las que invierte. “No es solamente dinero. Me involucro. Estoy medio cofundando con los emprendedores, ayudándolos a invertir o vender”, sostiene. En cuatro ocasiones compró la mayoría accionaria. “Pero son excepciones”, aclara. Su tiempo promedio de estadía ronda los cinco años.

 

La versión original de este artículo fue publicada en la edición 294 de Revista Apertura. Enterate cómo conseguirla acá.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos