21 de Junio 2018

En qué consiste el CFA, el sello que seduce a los financieros

La comunidad de analistas financieros certificados por el CFA Institute comienza a ganar terreno en el país. Costos, requisitos y beneficios de lograr la distinción. 

En qué consiste el CFA, el sello que seduce a los financieros

Este sábado 23 de junio, 250 profesionales de finanzas de todo el país se presentarán en el hotel Hilton de Puerto Madero con el objetivo de, eventualmente, agregar a su currículum el sello CFA. Tras meses de estudio, rendirán uno de los tres exámenes necesarios para recibir ese distintivo, que en el campo de las finanzas no necesita mayor explicación. 

 

El CFA Institute es una asociación de profesionales de finanzas que se creó en los Estados Unidos en 1947 con el propósito de establecer un nuevo estándar de calidad para la profesión. Siete décadas después, esa propuesta se convirtió, para muchos, en sinónimo de especialización y buenas prácticas financieras, captando así el interés de cientos de miles de profesionales de todo el mundo que cada año rinden sus exámenes con el anhelo de obtener su certificado.

Pero el camino hacia las siglas no es sencillo.

En la actualidad, más de 150.000 profesionales de finanzas de 163 países cuentan con la certificación CFA. Para alcanzarla, debieron aprobar tres exámenes –cada uno con un porcentaje de aprobación en torno al 45 por ciento y un costo que varía entre US$ 650 y US$ 1380, dependiendo de la antelación con la que se realice la inscripción– y exhibir al menos cuatro años de experiencia. Además, quienes hayan superado con éxito los tres niveles de evaluación y acrediten la experiencia requerida deben abonar una membresía anual que ronda los US$ 275.

 

Si bien estos costos y complejidades podrían actuar como factores disuasorios, el interés por formar parte de la comunidad CFA ha crecido de forma exponencial en los últimos años. Prueba de ello se exhibe en el número de candidatos que cada año se presentan a sus exámenes, que desde 2003 se realizan en dos llamados –en junio pueden rendirse los tres niveles y en diciembre sólo el nivel inicial–. El número de inscriptos trepó de 50.000, en 2000, a casi 110.000 en 2007; 150.000, en 2009; y quedó a las puertas de los 220.000 el año último. El CFA Institute espera que el próximo 23 de junio sean más de 225.000 los profesionales que se sometan a los tres niveles de evaluación en todo el mundo.

 

Este creciente apetito por el sello está impulsado no sólo por lo que sucede en los países en los que la comunidad CFA está más desarrollada –en los Estados Unidos, son más de 65.000; en Canadá 17.500; y en el Reino Unido, más de 10.000–. Se explica también por el interés que se observa en Asia. En diciembre último, de las más de 68.000 personas que rindieron el nivel uno del examen, cerca de 20.000 lo hicieron en China (país que ya cuenta con más de 5000 profesionales certificados). Otros 7000 lo hicieron en la India.

 

Para Alejandro Bianchi, presidente de la filial local del CFA y gerente de Inversiones de Invertir Online, el éxito de esta certificación radica en que se ha propuesto “formar profesionales con altos estándares, tanto técnicos como éticos”. Esos dos pilares, dice, funcionan como una garantía de que quien está manejando los activos de un cliente o de una institución no sólo tiene un alto grado de especialización financiera sino que acredita también ser un profesional ético. “Bastante volátiles son los mercados como para que te tengas que preocupar si tu asesor en inversiones es un Madoff o no”, argumenta.

 

La certificación habilita a los profesionales a incorporarse a una de las más de 150 filiales locales del CFA Institute –llamadas Society. Agustín Ortiz Frágola, quien ingresó a la CFA Society Argentina hace tres años e integra su directorio, destaca entre los beneficios: “El CFA brinda una red de contacto permanente y oportunidades laborales en compañías de primer nivel internacional”.

 

La comunidad CFA en el país

 

Pese a ser pionera en la región y de haber sido creada hace ya 16 años, la comunidad CFA en la Argentina –hasta hace unos pocos meses incluía a los certificados de Uruguay– aún no logró expandirse al ritmo en que lo ha hecho la agrupación a nivel global. Esto podría explicarse, en parte, por el bajo desarrollo que mostró el mercado financiero local en los últimos años. Pero también por los costos y la exigente preparación que exigen los exámenes. Hasta el momento, el CFA Institute ha otorgado la certificación a 247 profesionales entre la Argentina y Uruguay (al haberse concretado recientemente la división, la institución aún no diferencia la cantidad de miembros de cada país).

Ortiz Frágola y Bianchi, integrantes de la filial local del CFA.

No obstante, desde la entidad perciben que el caudal podría aumentar en el futuro próximo, a raíz de la creciente cantidad de postulantes. En junio de 2016 solo los argentinos sumaron 178; un año después, 201; y el próximo 23 de junio serán 250. Además, al cierre de esta edición, el número de candidatos registrados para rendir la evaluación de diciembre ascendía a 85. El año pasado, la cita había convocado a 55 profesionales, y podría acercarse al record de 114 inscriptos registrado en diciembre de 2016.

 

Consultado sobre los factores que estarían acercando a los profesionales de finanzas al examen, Ortiz Frágola destaca que cada vez más empresas buscan profesionales certificados: “Los principales bancos, fondos y compañías del país se acercan constantemente para pedirnos que recomendemos miembros de la Society. Este año llevamos enviadas más de 350 búsquedas laborales”.

 

De hecho, entre las entidades financieras que cuentan con más empleados certificados por CFA están firmas como JP Morgan Chase, Crisil, Banco Santander, Citigroup, Itaú, BBVA, Banco Galicia, ICBC, Nobilis y Banco Macro, entre otros.

 

Tanto es el interés que algunas firmas han decidido, en los últimos meses, reembolsar los costos de los exámenes a aquellos empleados que hayan conseguido la certificación o incluso abonar su inscripción con el objetivo de alentarlos a rendirlos.

 

Respecto a las diferencias que brinda el certificado CFA de realizar un posgrado en finanzas, desde la dirección de la Society Argentina explican que se tratan de actividades complementarias. “El examen del CFA no está orientado a temas locales sino que se centra en lo que está ocurriendo en las finanzas desde un plano más global”, dice Bianchi. “El posgrado tal vez se centra más en lo teórico y lo académico, y el CFA en lo práctico, preparando a aquellas personas que trabajan día a día en los mercados”, agrega Ortiz Frágola.

 

De hecho, esa complementariedad es lo que motivó a la filial local de CFA a acercarse a los centros de estudios (firmó convenios con la Universidad Torcuato Di Tella, la Universidad del CEMA y la Universidad de San Andrés), buscando que allí se incorporen algunos de los principales temas que aborda el examen CFA, de modo que sus egresados puedan llegar mejor preparados a rendirlos si es que deciden hacerlo.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

1 Comentario

cindy2002100 .

Si me interesò en lo absoluto y quisiera saber cuando serìa una proxima ronda de examenes del CFA si me pueden informar a mi mail: eydallinpa@cponline.org.ar Gracias.

Reportar Responder

Notas de tu interés

Recomendado para vos