09 de Agosto 2018

El secreto de estos “cazadores de unicornios” para obtener grandes retornos de inversión

Desde su nacimiento, OS Fund ya acumula cuatro compañías valuadas en US$ 1000 millones. Ahora, va por su segundo fondo.

El secreto de estos “cazadores de unicornios” para obtener grandes retornos de inversión

Bryan Johnson y Jeff Kluzinger pueden ser considerados verdaderos “cazadores  de unicornios”, pero no porque se dediquen a buscar al mítico animal sino porque, desde que iniciaron OS Fund, su fondo de venture capital, en 2014 ya tienen en su haber al menos cuatro compañías valuadas en más de US$ 1000 millones. Ambos se dedican a invertir en empresas de deep tech, las cuales, aseguran en diálogo con Business Insider, otorgan grandes retornos, aunque necesitan más paciencia de la habitual.

Esta rama nuclea a las startups relacionadas con proyectos socialmente relevantes que involucran tanto tecnología como ciencia y medicina. “No somos simples bienhechores. Competimos con los mejores fondos del mundo y estamos interesados en ver retornos a nuestras inversiones y hacer esto con éxito”, destacó Johnson. En cuatro años, OS Fund acumula 28 compañías financiadas, de las cuales 26 incrementaron sus valuaciones y dos fueron compradas.  “Si le decís a alguien adinerado que invierta en algo científico lo más probable es que te diga que no. Dirán que tarda demasiado, que es más difícil evaluar los riesgos y que no vale la pena”, apuntó.

Según Johnson, su experiencia como emprendedor le da un plus como inversor al proveerle de una “sensibilidad de outsider” dentro del mundo científico. Hace más de una década fundó la compañía de pagos Braintree, la cual vendió en US$ 800 millones a PayPal en 2013. Parte de ese dinero –US$ 100 millones- lo utilizó para fundar OS Fund. “No tengo ningún entrenamiento científico formal, pero paseó mucho tiempo investigando”, señaló. Sin embargo, menciona que su expertise es guiar a las empresas que están en etapas iniciales para brindarles un insight emprendedor a algunos proyectos que están “nublados por la perspectiva académica”.

A su vez, hizo hincapié en que lo mejor es apostar a industrias que “no son sexies”. Y explicó: “Muchos científicos formaron intuiciones equivocadas. El juego académico te incentiva a perseguir industrias que son atractivas, en lugar de buscar los mejores mercados. A veces tenés que mirar mercados que no son sexies o están descuidados”. Uno de los grandes hitos del fondo fue la venta de la empresa de almacenamiento de datos Cleversafe en US$ 1300 millones a IBM hace tres años.

Ahora, los socios apuntan a seguir juntando capital para su próximo proyecto: OS Fund II. Según Bloomberg, este segundo fondo ya hizo inversiones por US$ 24,9 millones en 12 compañías. En esta ocasión, el foco estará puesto en empresas que desarrollen tecnologías que permitan curar enfermedades, preservar recursos naturales y resolver problemas globales como el hambre mundial.  



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos