13 de Agosto 2018

Cómo puede ayudar la tecnología a planificar el retiro

En la era digital, las fintech se transformaron en un aliado para el manejo de las inversiones. Los brokers online y las apps que permiten armar planes de ahorro a medida desde el celular. Qué recomiendan los expertos.

Cómo puede ayudar la tecnología a planificar el retiro

Las finanzas y las nuevas tecnologías sellaron su alianza hace ya tiempo, primero con algunas pocas operaciones bancarias online y después con un canal más aceitado que fue sumando opciones en el mercado de capitales. Desde una app, desde el celular o una tablet, el universo completo de las inversiones está ahí esperando, solo a un click de distancia.

El crecimiento de las llamadas fintech en la Argentina está en plena curva ascendente. “Es un gran desafío entender que lo que viene es a través de las apps, de los smartphones, ya ni siquiera a través de la web, porque esa es la tecnología que capta a las nuevas generaciones, a los que hoy tienen 20 años y van a querer en un tiempo empezar a ahorrar e invertir”,  explica Martín de los Santos, vicepresidente de la Cámara Argentina de Fintech.

“En la Argentina se avanzó mucho en el último tiempo en dos puntos fundamentales para agilizar la operatoria digital. Se automatizó la apertura de cuentas, fondeo e inversión (ya no hay que firmar formularios físicos), algo impensado hace tres años , y los bancos empezaron a introducir nuevas maneras  de interactuar con el cliente, usando tecnología y pensando en apps como primer punto de encuentro”, detalla de los Santos.

Desde aplicaciones para aprender sobre el manejo de las finanzas personales hasta simuladores de inversiones y, obviamente, plataformas para operar online con todo tipo de activos locales y extranjeros, el mundo digital ya reina en el mundo financiero y hay que aprender a sacarle ventaja para diseñar un plan de inversiones que respalde a la hora del retiro.

Cómo retirarse rico: las claves para planificar a futuro tras la crisis económica

El retorno de la inestabilidad financiera reafirma, más que nunca, la necesidad de planificar el futuro para un retiro sin sobresaltos. Las claves para armar un plan a medida en el actual contexto. Constancia en el ahorro y diversificación, algunos de los consejos a seguir.

“El manejo financiero requiere acceso a la información, conocimientos de finanzas, disponibilidad de dinero para afrontar mínimos por operación y comisiones elevadas, y el cumplimiento de requisitos regulatorios”, plantea de inicio Juan Manuel Menazzi, director del Centro de Emprendedores del ITBA, para inmediatamente avanzar sobre cómo la tecnología viene abriendo camino y simplificando lo que antes era reservado para pocos: “Las nuevas generaciones, con el uso de las tecnologías, consiguieron redefinir el modelo. Gracias a esto, aparecieron nuevas herramientas y modelos de negocios conocidos como fintech, y muchos nuevos jugadores invierten y participan del mercado financiero, un espacio reservado tradicionalmente a inversores senior o profesionales de finanzas”.

Haciendo punta

Entre los primeros en aparecer en el universo tech de la argentina figuran Portfolio Personal e InvertirOnline, las dos que de algún modo tomaron la delantera y abrieron camino cuando no se hablaba de fintech. Llevan ya muchos años haciendo trading de manera virtual. Atrás se fueron sumando (y seguirán apareciendo) más plataformas dirigidas, la mayoría de ellas, a inversores minoristas, no sofisticados ni expertos. De algún modo, vienen a democratizar y a hacer cada vez más accesible el mundo de las finanzas.

“El interés de poder manejar las inversiones a través de plataformas tecnológicas crece en forma exponencial”, asegura Paula Premrou, CEO de Portfolio Personal. “No solo lo demandan las nuevas generaciones que están muy acostumbradas a la autogestión sino también los clientes tradicionales, que ven en ellas una mayor transparencia y eficiencia para el manejo de sus inversiones”.

La principal ventaja que ofrecen los brokers online es el esquema de arquitectura abierta que tienen algunos de ellos –no todos–, que implica que buscan poner a disposición de los inversores la mayor oferta de productos posibles”, describe Premrou.

“Los nativos digitales (y los no tanto) se sienten especialmente atraídos por las nuevas tecnologías disponibles que les permiten obtener fácilmente planes personalizados y proyecciones atinentes a sus inversiones bursátiles. Los desarrollos digitales disponibles unen la facilidad de invertir con la experiencia y confiabilidad de las compañías administradoras”, postula Rifat Lelic, director del Departamento de Economía y Desarrollo Profesional del ITBA.

Y subraya: “Los millennials necesitan salvar una pequeña brecha consistente en algunos conocimientos financieros básicos que les permitan ‘empezar de cero’. Estos conocimientos se pueden obtener en capacitaciones extracurriculares e incluso a veces gratuitamente en Internet. Utilizar la tecnología facilita todo”.

Armar el plan

Actualmente, muchas fintech le permiten al público general usar herramientas automatizadas que facilitan el armado de un plan de retiro a futuro. También hacer simulaciones, “jugar” con distintas variables, cambiando aportes, horizonte y tipo de riesgo a asumir para ver cuáles serían los resultados potenciales o hipotéticos en cada caso.

En particular, InvertirOnline.com lanzó en junio una nueva herramienta denominada “Plan de Inversión”, donde el cliente puede armar según su perfil (más o menos conservador, con una pizca de tolerancia al riesgo, entre otros) una inversión programada, explica Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de IOL, la plataforma que recientemente fue adquirida por Banco Supervielle.

“El plan de inversión –avanza– , le permite luego de seleccionar su perfil a través de una encuesta invertir su dinero de manera muy simple en un conjunto de Fondos Comunes de Inversión (FCI ) que cumplen con el criterio de riesgo y retorno acorde a su perfil. A su vez, una vez armado el plan, uno podrá ir haciéndole nuevos depósitos de dinero cuando lo desee (la plataforma permite programar débitos directos desde la cuenta bancaria) e ir haciendo el seguimiento de los retornos a través de la web”.

En InvertirOnline se puede arrancar con un mínimo de $ 10.000. La cuenta se abre totalmente online y el mantenimiento es gratuito si se hace al menos una operación al mes. Se puede operar a través del smartphone o de la computadora, y las cotizaciones son en tiempo real, lo mismo que el estado del portafolio de cada cliente.

Adicionalmente, los brokers online tienen una gran cantidad de herramientas que se combinan con distintos niveles de asesoramiento, para poder ayudar a los inversores a construir la estrategia de inversión más adecuada para sus objetivos de mediano o largo plazo. “Lo más relevante para un plan de retiro no es la planificación inicial, sino la revisión a través del tiempo de la estrategia para evaluar si se está cumpliendo o no con los objetivos establecidos. Es ahí donde la tecnología es fundamental ya que, a través de distintas herramientas, se puede ir verificando la existencia de desvíos”, subraya Premrou.

Claves para administrar el retiro: tips para el portfolio y los errores más comunes

Ahora es tiempo de desandar el camino. Evaluar si lo ahorrado y lo invertido permitió llegar a los resultados deseados -lo cual se supone fue siendo chequeado a lo largo de los años- y armar la estrategia financiera que permita disfrutar de 20 o 30 años de madurez y vitalidad, con las cuentas bancarias listas para financiar esos gustos postergados.

Una de las apps es iBillionaire, que por ahora opera en Estados Unidos pero planea también desembarcar en el país (se encuentra haciendo los tramites de autorización correspondientes). De los Santos hace hincapié en una de las grandes ventajas de la tecnología aplicada a la inversión y a la administración de carteras: “Se automatizaron las recomendaciones de inversión. La tecnología elimina conflictos de intereses que pueden existir entre el asesor de ganar comisiones y el cliente de generar retornos” .

“Plataformas como iBillionaire permiten seguir las carteras de los principales inversores, copiar sus elecciones e invertir en ETFs (fondos de inversión que combinan diversos activos y cotizan en mercados secundarios)”, explica Menazzi, del ITBA. Para alguien que quizá nunca se interesó por las finanzas y las inversiones, puede ser un buen incentivo “espiar” en qué invierten famosos y millonarios como George Soros o Warren Buffett.

Las aplicaciones se bajan desde las tiendas de Android o AppStore. En el caso de iBillonaire, la pantalla del  smartphone del cliente o visitante desplegará los nombres de los magnates y administradores de carteras más importantes del mundo, tomando como referencia los que mejor performance tuvieron en sus carteras de inversión en el último tiempo.

Uno de los últimos debuts en el mercado local fue Qienna, una plataforma creada por argentinos en los Estados Unidos, que posibilita invertir en ese mercado desde cualquier dispositivo móvil. “Qienna Wealth Management es una empresa estadounidense fundada por argentinos y regulada por la comisión de valores de los Estados Unidos (SEC) como administrador de inversiones, que trabaja con casas de bolsa reguladas para brindar una estructura de seguridad que muy pocas firmas ofrecen en América latina, define Nicolás Galarza Ricci, CEO de Qienna. “La compañía nunca toca los fondos de los clientes, sino que estos están en una cuenta comitente (de inversión) en una casa de bolsa de los Estados Unidos y esos brokers son miembros de FINRA y de SIPC, que es una institución creada por el congreso estadounidense para ofrecer una protección de hasta US$ 500.000 a cada cuenta de inversión en caso de cierre de la casa de bolsa”, aclara el ejecutivo cuando es consultado sobre la seguridad de la operatoria.

“Adicionalmente, –avanza Galarza Ricci– la compañía abrió una nueva sociedad en la Argentina que se está registrando bajo la regulación aprobada hace pocas semanas por la CNV, para brindar una capa de seguridad y transparencia a nuestros clientes adicional a la regulación de la comisión de valores de los Estados Unidos”.

Qienna tiene un monto mínimo de inversión de US$ 1000 y, para cuentas de menos de US$ 10.000, cobra US$ 50 por única vez al iniciar la inversión. Además, en concepto de honorarios de administración, cobra el 0,1 por ciento mensual del valor de la cuenta. “Esta modalidad marca una diferencia con el método de cobro tradicional de las casas de bolsa locales, donde incluso quienes administran la cuenta de inversión cobran hasta un 1,5 por ciento por cada compra o venta, generando un conflicto de interés con el cliente”, opina Galarza Ricci.

Otra plataforma que ya asentó sus bases en el mercado local es Afluenta, una red online de finanzas colaborativas que une puntas: entre quienes necesitan el dinero para desarrollar algún tipo de proyecto o emprendimiento y quienes están dispuestos a prestarlo. Intermediación financiera, pero sin bancos.

“Los préstamos se convierten en una oportunidad de inversión”, detalla Alejandro Cosentino, CEO y fundador de Afluenta, y refuerza: “El préstamo se convierte un activo”. 
Afluenta tiene actualmente 9500 inversores y un stock de préstamos de $ 500 millones. “El mínimo para invertir es de $ 5000 y, en promedio, nuestros clientes tienen unos $ 75.000 distribuidos en distintos proyectos a financiar que ellos mismos eligen de acuerdo al perfil de riesgo”, aporta Cosentino.

Desde la web se puede simular la inversión y obtener proyecciones. El dinero en juego debe estar en una cuenta bancaria; desde ahí se invierte y a esa misma cuenta le llegará mensualmente la amortización de capital y el pago de intereses. “En promedio, el 90 por ciento de nuestros clientes reinvierte el dinero que va recuperando y cerca de un 60 por ciento agrega más capital”, asegura Cosentino. El retorno histórico de Afluenta es de 42 por ciento, aunque en estos últimos meses la suba de tasas también llegó a la plataforma elevando el interés promedio al 48 por ciento.

“Un dato muy interesante es que, si bien las financiaciones son a plazos de entre 12 y 48 meses,  a través de nuestra plataforma los inversores pueden obtener liquidez cuando lo deseen vendiendo su participación a otro inversor”, aclara Cosentino.

Del mismo fundador que iBillonaire, el recientemente fallecido Alejandro Estrada, opera en la Argentina Moni.com, cuya aplicación también se baja al celular. En este caso se invierte en fideicomisos que tienen como activos subyacentes créditos online.

El mundo digital abre un nuevo universo a los inversores, suma ventajas, agilidad y menores costos y, sobre todo, permite que cada uno maneje su ritmo propio. Así, cada uno puede tomarse el tiempo para investigar en la web y en las apps, para aprender sobre finanzas y vocabulario técnico en la “solapa” de educación que tienen la mayoría de las plataformas o hacer simulaciones y cálculos sobre la base del capital propio y las posibilidades de ahorro.

La versión original de este artículo fue publicada en la edición 295 de Revista Apertura. Enterate cómo conseguirla acá.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos