26 de Junio 2018

¿Podemos medir la innovación abierta?

Jorge Araujo, emprendedor, y co-fundador de ASEA se refiere a la importancia de medir el impacto de la innovación en los emprendimientos.

¿Podemos medir la innovación abierta?

El resultado final del emprendedorismo es que crea riqueza para el emprendedor, para las personas que trabajan en la iniciativa y para la economía local. Está más que probado que el éxito del emprendedor radica en la creación de un producto o servicio que agregue valor a la vida de sus usuarios.

Este estilo de innovación es el camino que permite empujar al mercado hacia delante a nivel local y, cuando llega el momento, impulsar las exportaciones a nuevos mercados en el extranjero. Esta nueva dinámica organizacional crea riqueza a escala nacional para el gobierno en forma de impuestos, que luego se redistribuyen en función de los servicios y las comunidades que más lo necesitan.

El punto es: ¿cómo realmente se puede medir este impacto a nivel global, país o empresa?

En el encuentro de Mayo de “Open Innovation” de IESE (una de las escuelas de negocios más respetadas de España) se facilitó un debate donde nueve multinacionales -BBVA, LG, Enel, Airbus, Bayer, Roche, BP, Pirelli y Seat- contaron su experiencia, cuando trabajaron a nivel interno, con el fin de dar respuesta a  esta pregunta:

¿Cómo midieron el impacto de las acciones realizadas con startups?

Documento Completo: https://goo.gl/GjDYyv

Como se puede ver en el gráfico, el 40% elige como indicador el ROI (Retorno de la inversión) financiero a corto plazo.

Jose Insenser, que se denomina Innovation Guerrilla de Airbus (+127.000 empleados), fue coherente en su respuesta: “¡Es imposible medir el impacto total!”.

Explicó la forma que tienen para intentar medir el impacto de sus acciones con startups; hay que tener en cuenta que Airbus no sólo desarrolla y comercializa aeronaves civiles, sino que también desarrolla aeronaves militares, misiles y cohetes espaciales.

El indicador fue simple: las adaptaciones de las proyecciones financieras de los proyectos cambiaron luego de una interacción con las startups. De esta forma fueron capaces de encontrar un ROI aproximado. Muchas veces, los cambios fueron un incremento en las ventas, una disminución de los costos o incluso la apertura de un nuevo mercado que no habían considerado.

¿Podemos realmente medir la innovación abierta?

Existe una variedad de herramientas de medición pero aun así es difícil capturar todos los resultados. Algunas iniciativas de innovación abierta crean proyectos exitosos con un claro beneficio. Otros proyectos producen beneficios más sutiles, como mayores niveles de compromiso o confianza de los empleados.

Entonces, ¿deberíamos incluso tratar de medir la innovación abierta? Sí. Es importante hacer un seguimiento de las nuevas iniciativas y ver cómo se desarrollan con el tiempo y qué efecto tiene en su organización. Sin embargo, si no se ven grandes resultados desde el principio, no hay que descartar la innovación abierta. Los cambios más pequeños son más difíciles de ver, pero pueden crecer lentamente y cambiar la naturaleza y el éxito de la organización.

Hay que tomar las acciones como una inversión que va a tener un impacto en el corto, una en el mediano y en el largo plazo. Muchas son casi imposibles de medir, tan absurdo como intentar medir el impacto de la “inspiración”. Por lo que cada empresa tiene que encontrar su forma de hacerlo y confiar en que están por el buen camino.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos