06 de Noviembre 2017

Los rechazaron en TV y sus empresas ahora valen millones

No todos los participantes de Shark Tank logran deals en el reality, algunos de ellos lograron hacer crecer sus emprendimientos fuera del show.

Los rechazaron en TV y sus empresas ahora valen millones

La historia de todo emprendedor exitoso no está exenta de unos cuantos palos en la rueda, pero no todos pueden decir que estos fueron televisados a millones de espectadores. Conseguir financiación ya sea para comenzar un proyecto como para hacerlo crecer es uno de los pasos más complicados y Shark Tank logró explotar esta etapa vital para todo emprendimiento. Durante ocho temporadas –comenzó en 2009-, con una novena en camino, pasaron infinita cantidad de historias que intentaron seducir a los inversores –también conocidos como “tiburones”– para que aporten su capital a los cimientos de la empresa. Si bien algunos lograron vender sus ideas, otros se quedaron en el camino, aunque esto no siempre es sinónimo de fracaso.

Según el emprendedor y productor del podcast especial del reality, TJ Hale, el marketing que provee la exposición de presentar sus emprendimientos en el programa “tiene un valor de entre US$ 4 y US$ 5 millones. Los gurús a cargo de juzgar los proyectos tienen vasta experiencia en el mercado, no obstante muchas de las ideas que rechazaron luego se convirtieron en empresas millonarias.

Uno de los casos más conocidos y nombrados por algunos de los tiburones como “el peor de todos” es James Martin, fundador de Copa Di Vino. La compañía vende vinos premium en vaso con la idea de poder consumirlos al paso sin necesidad de sacacorchos ni de trasladar una botella a todos lados. El emprendedor se presentó en dos oportunidades en Shark Tank, en su primer pitch durante la segunda temporada pidió US$ 600.000 por el 30 por ciento de su compañía que en aquel momento facturaba US$ 500.000; sin embargo, no le convenció ninguna de las ofertas de los inversores, situación que se repitió en su segunda aparición. Luego de recibir una inyección de US$ 4 millones, Copa Di Vino actualmente lleva vendidas más de 38 millones de copas y en 2016 facturaba US$ 13 millones.

Otro de los casos más resonantes fue el de Shawn Davis, creador de Chef Big Shake que, luego de recibir una desinteresada respuesta de los sharks  logró recibir una inversión ángel de US$ 500.000 – superior a los US$ 200.000 solicitados por el chef. Su compañía buscaba posicionar a las hamburguesas de camarones, una creación de Davis, como el nuevo producto gourmet que las familias pudieran conseguir en los supermercados. En poco tiempo, el emprendedor aseguró que sus ventas crecieron de US$ 30.000 a US$ 5 millones. Actualmente no solo vende sus productos en más de 2500 tiendas sino que abrió tres restaurantes propios –dos en Tennessee y uno en Alabama.

Durante la cuarta temporada del show, Derek Paque, en ese entonces un joven de 23 años, presentó CoatChex, su proyecto que prometía terminar con el inconveniente de perder el ticket del guardarropa. Su sistema toma una fotografía tanto del cliente como de aquello que se quiere guardar y envía el ticket directamente al celular del usuario. Aunque el inversor Mark Cuban ofreció US$ 200.000 por un tercio de la compañía, esta cifra estaba lejos de los US$ 2 millones en los que el emprendedor valuaba su emprendimiento. Esto no representó el fin para la idea de Pacque, ya que CoactChex fue utilizado en el Super Bowl y el 2013 New York Fashion Week; además, según el sitio Owler la empresa emplea a 64 personas y factura casi US$ 6 millones.

“Ya sé lo que están pensando: ‘Este es otro sitio de citas’”, comenzaron su presentación las hermanas Arum, Dawoon y Soo Kang, fundadoras de Coffee Meets Bagel. Esta plataforma, creada teniendo en cuenta la experiencia de las mujeres en las dating apps, utiliza los intereses y amigos en común de cada usuario para ofrecer candidatos con mayor compatibilidad posible para el match. El proyecto recibió una de las ofertas más jugosas en la historia del show, US$ 30 millones por toda la compañía, no obstante las emprendedores rechazaron el deal y no se equivocaron. Desde aquel pitch lograron US$ 11 millones en venture capital y aseguran que la aplicación es utilizada por 21 millones de usuarios.

Entre las ocho temporadas completas que el show lleva al aire, más de 600 emprendedores ya presentaron sus proyectos. Además, los tiburones ya otorgaron más de US$ 100 millones en financiación para los distintos emprendimientos. Aunque muchos aceptan el trato durante la grabación del programa, muchos terminan desechando las ofertas fuera de cámara. ¿Cuál será el próximo que encontrará el éxito fuera del set?



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos