21 de Mayo 2013

Las siete claves para invertir, por Nicolás Tejerina

Dirigió Bumeran tras la salida de Telefónica de la operación y ahora es el CEO de Navent, una compañía que apunta a los sitios en el negocio de las búsquedas laborales y la compraventa de inmuebles. 

Las siete claves para invertir, por Nicolás Tejerina

 


Nicolás Tejerina tenía 29 años cuando se hizo cargo de Bumeran. Hasta ese entonces, la empresa había sido manejada por Telefónica, quien decidió salir del negocio. “Sentíamos que el negocio de empleos online no era una moda, sino que tenía gran lugar en los Estados Unidos”, explica Tejerina a Apertura.com.

Corría 2003 cuando Telefónica decidió liquidar los activos de Bumeran, ya que no la consideraba una unidad de negocios rentable. Un tiempo atrás, las empresas de Internet habían vivido el fin del sueño y veían cómo la burbuja les estallaba en la cara. Las sobrevivientes, por su parte, se habían quitado del nombre la extensión .com.

Nicolas TEJERINA
Sin embargo, Tejerina se interesó por Bumeran, en donde veía un gran potencial. Viajó a España y aceptó que le vendieran la empresa por 1 euro. “Era una empresa muy chiquita en ese momento”, justifica el emprendedor el valor de la compra.

El otro gran salto se dio en 2009, cuando apareció el fondo Tiger Global Management en la puerta de Bumeran. Tiger, que cuenta con participaciones en Despegar.com y Nexus, entre otras compañías, tuvo un gran peso en su llegada, la cual consistió en la creación de una empresa paraguas –Navent- que bajo el mando de Tejerina se extendió al mundo de las plataformas para la compraventa de inmuebles.

“Tiger me dio los fondos para invertir en la compañía, y a partir de ahí empezamos a buscar oportunidades en la región. Navent es la holding company desde la cual se controlan los demás activos”, detalla el ejecutivo. Fue en 2012 que Navent recibió US$ 30 millones de financiación adicional por parte de Riverwood Capital, un fondo de inversión privado que invierte en tecnología a nivel global, y Tiger Global Management.

Hoy en día, bajo la órbita de Navent operan cinco sitios de búsquedas laborales: Bumeran.com, Multitrabajos.com, UniversoBit.com, Konzerta.com y Curriculum.bo. Cinco de compraventa de inmuebles: Imovelweb, ImoveisCurituba, Inmuebles24.com , AdondeVivir.com y Plusvalía.com; y otros, como GuiaOleo, PeruAutos.com y AdondeJuegos.com.

¿Qué cuestiones mira en una empresa antes de invertir?
Primero miramos el equipo humano, al fundador y al management. Nos gusta entender cuál es su visión del negocio, por qué lo armaron; si compramos la empresa en su totalidad nos interesa saber por qué quieren vender. Si eso no cierra, no avanzamos. Después analizamos la presencia de la marca en el ámbito en el que se desarrolla.

¿Cómo sabe que el producto o servicio que brinda puede tener buena repercusión en el mercado?
El tema de los productos es bastante standard, avanzamos sin testeo, pero sabemos que si hoy en día tenemos una audiencia de 8 millones de usuarios únicos, sabemos que esa gente se está postulando y demás; eso nos da una seguridad.

¿Qué errores cometió y ya tiene en cuenta a la hora de apostar por una empresa?
Errores tenemos infinidades. Muchas veces nuestros errores tienen que ver con hacer la transacción y nos olvidamos de mirar reglas básicas. En la posibilidad de adquisición, muchas veces el management no nos encanta o hay indicadores que no nos cierran, pero por las ganas de entrar en esos mercados, avanzamos. Es muy importante a la hora de invertir que quien va a recibir una inversión sepa lo que quiere. Hay veces que te sentás a negociar con las personas y no sabés ni cuánto quiere por su empresa. En mi juventud, por cuestiones de ansiedad, me equivoqué contratando gente por entrevistar rápido, y la persona no me enamoró. Mi consejo es: “No contrates si la persona no te enamoró”. Fue uno de mis principales errores.

¿En qué medida tiene en cuenta el capital humano?
En nuestro negocio es el 100 por ciento. Es uno de los pilares más importantes. No podés armar una empresa sin las personas adecuadas. Si no tenés gente nueva y entusiasmada sería muy difícil avanzar. No soy una empresa de recursos naturales donde mi crecimiento depende del precio del petróleo. Tenemos desde programadores que arman el producto, hasta diseñadores que elaboran proyectos intuitivos. Es como un circuito de gente que trabaja para ofrecer los servicios que damos hoy.

A la hora de invertir, ¿Destina un monto grande en un solo emprendimiento o pequeñas cantidades en muchos proyectos?
Nuestra experiencia dice que hubo una época en que vivíamos en un avión viendo compañías. Hay accionistas que quieren diferentes cosas. Ahora básicamente invertimos mayoritariamente, a diferencia del principio, cuando invertíamos minoritariamente en distintas empresas. Fue gradual el paso de una cosa a la otra.

¿Cuándo es buen momento para salir del proyecto?
Nos fuimos en su momento cuando le compramos Bumeran a Terra. Bumeran tenía posiciones en Brasil, y como éramos muy chicos, nos dimos cuenta que no podíamos hacer negocios porque había competidores muy fuertes. Fue una decisión dura pero fue sensata, y esa operación fue cerrada.

¿Qué regla de oro tiene siempre a mano?
En este tipo de cosas, el que no arriesga no gana. La otra cara de la moneda es que a veces perdés; y para ganar también hay que perder. Es parte natural de los negocios arriesgarte. A veces un negocio te genera uno retornos increíbles. Pero no existe ninguna garantía. Si el negocio no camina no hay contrato que lo haga caminar.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos