20 de Noviembre 2018

Juan Emilio de Anton: “No hay que enamorarse del proyecto”

Juan Emilio de Anton, creador del programa de pitcheo Jaula de Negocios, analiza el año que cierra en materia de entrepreneurship. La expansión del modelo a Chile y EE..UU..
 

Juan Emilio de Anton: “No hay que enamorarse del proyecto”
A tres meses de salir al aire, Jaula de Negocios, la competencia de pitcheo que se emite por América 24 todos los sábados (22 hrs) está a punto de cumplir un hito. El programa ideado y creado por el emprendedor Juan Emilio de Antón iniciará en breve su capítulo chileno. A principio de 2019, le seguirá el salto a las ligas mayores, cuando el certamen desembarque en Miami, EE.UU.. 
 
A tres meses de su arranque, el ciclo local cuenta con la experiencia de haber visto más de 60 casos de emprendedores que fueron seleccionados entre más de 1000 casos para “pitchear” su idea de negocio a un jurado que integran Martha Cruz y Ariel Arrieta, (co founders de NxTPLabs,) Hernán Nucifora (CEO de Global Investments), Sebastián Chicou (CEO Blue Diamond Holding) o Eddie Freedman (CEO Comefund) entre otros referentes del ecosistema local. Los concursantes competían por ofertas de inversiones a cambio de equity que, en algunos casos, podían superar la marca de US$ 1 millón.
 
En medio de la grabación de la última ronda del ciclo que consiste de 20 capítulos, De Antón se tomó el tiempo para dialogar con Apertura y hacer su balance, antes de partir para Chile. El productor reconoció el cambio de visión que mostraron varios de los postulantes a hacerse de capital semilla para escalar sus respectivos proyectos. “Lo que pasó en Jaula refleja lo que vivió el ecosistema este año”, indicó. 

Poco antes de la entrevista, la Asociación Argentina de Capital privado, Emprendedor y Semilla (Arcap) había presentado en el marco del II Foro Argentino de Inversiones los números de inyección de capital del primer semestre. El resultado: el ecosistema logró desafiar la coyuntura y levantó en el primer semestre cinco veces más capital que en todo 2017 mientras que el volumen transaccionado superaba a junio los US$ 470 millones.  

 

En el Debe, De Antón reconoce, sin embargo, también varios puntos a mejorar para que el ecosistema argentino logre amplificar su impacto. El principal, lo resume en una frase. “No hay que enamorarse de su proyecto”.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos