25 de Julio 2018

El joven inventor que quiere regalar 1000 prótesis hechas con impresión 3D en 2018

Con su empresa, Atomic Lab, Gino Tubaro realiza prótesis hechas con impresión 3D que entrega en el país y en el mundo de forma gratuita.

El joven inventor que quiere regalar 1000 prótesis hechas con impresión 3D en 2018

Antes de cumplir 10 años, Gino Tubaro ya desarmaba planchas y lavarropas. Lejos de jugar con juguetes, su fascinación pasaba por desarmar objetos con un cuchillo o destornillador y crear nuevos. A los 13 años, fue premiado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual por haber inventado un dispositivo de seguridad para enchufes y a los 16 años dio su primera charla en el TEDx Río de la Plata, además de incontables menciones y reconocimientos por su capacidad para inventar objetos novedosos y funcionales. Egresó del colegio con el mejor promedio en su especialización y recientemente se recibió de Técnico Electrónico con honores en la UTN, donde continúa estudiando por el título de ingeniero.

 

Pero el foco de su trabajo actual se presentó cuando, en 2012, Tubaro se introdujo en la impresión 3D. La madre de Felipe Mirando, un chico sin una mano, lo contactó y Gino se ofreció a desarrollarle una prótesis. Un video de Felipe usando su nueva mano se viralizó y de un momento para otro comenzaron a llover los pedidos, lo que dio surgimiento a Atomic Lab, emprendimiento a través del cual realiza prótesis gratuitas en impresión 3D, entre otros proyectos. “El núcleo de Atomic Lab es el Proyecto LIMBS, una plataforma donde vos cargás las medidas del miembro de la mano que te falta y se crea un diseño de la prótesis online. Luego, a través de la plataforma, te contactás con un ‘embajador’, que es alguien que tiene una impresora 3D y se quiere sumar a este proyecto imprimiendo la prótesis”, relata. Actualmente participan 100 embajadores en 39 países.

 

 

 

De la misma plataforma se desprendieron otros proyectos, como los Manotones, una maratón de armado de manos entre quien necesita la mano, sus familiares y voluntarios; actividades en colegios; impresión 3D en servicios penitenciarios y a partir de julio, Tubaro recorrerá el país en una 4x4 con una impresora 3D solar, durante 90 días, imprimiendo prótesis. “Queremos llegar a cada vez más usuarios de manos y seguir entregándolas de forma gratuita. Apuntamos a meternos un poco más en la parte legal para poder proveer a obras sociales y hospitales”, adelanta. A pesar de que el proyecto presenta sus desafíos en materia de maquinaria, insumos y regulación, en estos seis años ya se entregaron 800 prótesis y la meta es llegar a 1000 en 2018. “A futuro queremos seguir creciendo y continuar brindando soluciones a distintas problemáticas sociales que generen un cambio”, concluye.

La versión original de este artículo fue publicada en la edición 294 de Revista Apertura. Enterate cómo conseguirla acá. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos