23 de Octubre 2017

El ex banquero argentino que se cansó de las finanzas y creó un destilado premium en Chile

Sebastián Gómez Camorino lanzó Träkál, la bebida que promete embotellas el espíritu de la Patagonia y podría llegar el país en 2018.

El ex banquero argentino que se cansó de las finanzas y creó un destilado premium en Chile

Luego de varios años dedicados al mundo de las finanzas, Sebastián Gómez Camorino decidió alejarse del bullicio de grandes ciudades como Londres y Nueva York para acercarse más a la naturaleza. Con este objetivo en mente se trasladó a Chile donde, tras varios viajes y pruebas, logró embotellar el espíritu de la Patagonia en Träkál, un destilado premium que ya se comercializa en los Estados Unidos y en 2018 podría llegar a la Argentina. “Trabajé con ingredientes nativos que solo se encuentran en esta zona, la idea era lograr la experiencia de estar en el sur al beberlo”, le aseguró a Apertura.com el maestro destilador.

Aunque nació en Santa Fe, la familia de Gómez Camorino se mudó a los Estados Unidos a finales de los 70. Luego vinieron viajes a Venezuela, Colombia, Panamá y España hasta que finalmente Londres fue la ciudad elegida por Gomez Camorino para realizar su maestría en Negocios. Durante un tiempo trabajó en un banco de inversión, pero fue en Diageo donde desarrolló su verdadera pasión por los destilados. Su rol en el área comercial de la compañía británica le permitió viajar por el mundo visitando las destilerías más prestigiosas. Varios años después utilizaría todo lo aprendido para elaborar su producto.

“Llegué a Osorno porque quería hacer algo sin saber exactamente cómo iba a terminar, dejé que el lugar me dé las oportunidades. No definí rigurosamente lo que iba a hacer sino que fui con un mantra: hacer lo mejor posible con lo que tenía a mano”, señaló el fundador de Träkál – que significa el primer guerrero en una batalla. Para Gómez Camorino, la decisión de instalarse en Chile tuvo que ver no solamente con la calidad del agua del lugar y la materia prima del lugar sino también con las condiciones económicas. “Se podían importar insumos más fácilmente, la poca inflación también tuvo que ver; además es más fácil hacer una predicción financiera en Chile que en Argentina”, detalla. Así fue que, luego de viajar como mochilero por la zona para descubrir los ingredientes que podría utilizar en su brebaje, comenzó a experimentar con equipos que tomó prestados de proveedores locales.

Para encerrar el verdadero espíritu de la Patagonia en una botella, el destilador autodidacta utilizó manzanas y peras para el alcohol base, seguido de una triple destilación a la que se le sumaba una mezcla compuesta por 4 tipos de bayas y 7 hierbas nativas de la región. Sin embargo, Gómez Camorino se encontró con su primer obstáculo: la estacionalidad de algunos de los ingredientes. “Yo quería incluir determinados sabores que no estaban disponibles durante todo el año; entonces, mi madre me sugirió utilizar aceites esenciales. Muy pocos destilados lo usan porque es costoso y tarda tiempo, pero nosotros logramos incorporarlos a nuestro diseño de alambique”, expresa.  Y agrega: “Supe que había encontrado la receta cuando les gustaba a los que no eran del lugar y los que sí eran de acá podían reconocer los sabores”.

Con un precio de 19.999 pesos chilenos –aproximadamente $533, según la cotización actual-, 42 grados de alcohol y una botella de 750 mililitros, Träkál comenzó a comercializarse oficialmente hace seis meses. El sur de Chile y las ciudades con mayor movimiento turístico como Santiago y Viña del Mar fueron los primeros lugares elegidos por la compañía. Actualmente la bebida está presente en casi 100 puntos de venta en el país trasandino, según Gómez Camorino, y en agosto de este año ingresó al mercado estadounidense. “Vemos que tiene mucha aceptación el concepto de la Patagonia y el fin del mundo”, afirma el creador de la bebida y confirma que pronto enviarán 400 cajas para vender en el estado de Colorado. Si bien una gran parte de la Patagonia se encuentra en la Argentina, el emprendedor asegura que los costos de importación son una barrera para ubicar el producto en su tierra natal. “Es una prioridad para nosotros, creo que para mitad del año que viene vamos a estar lanzando la inversión en tiempo y recursos ahí”, precisa.

Dos alambiques de 600 litros y tanques con la capacidad de albergar 25.000 litros de bebida son las principales herramientas de la destilería de Träkál. El fundador asegura que, aunque pueden producir alrededor de 700 cajas por mes, la fábrica no está ni al 40 por ciento de su capacidad. “Estamos comenzando paso a paso y aprovechamos el cash flow para marketing, esta es una actividad rentable pero la industria es muy competitiva”, apunta. Para Gómez Camorino, el principal target de este espirituoso son los amantes de las actividades al aire libre. “Los famosos weekend warriors: personas de 40 años, que les gusta hacer trekking, son aventureros y están abiertos a culturas nuevas”, especifica.

Si bien prefiere tomarlo solo, el maestro destilador explica que las propiedades de Träkál la convierten en un jugador multifacético en la coctelería. Gómez Camorino asegura que su bebida puede mezclarse incluso con café y chocolate porque “no se van los aromas” y señala que esto facilita su comercialización. “La gente es más susceptible a probar algo nuevo dentro de un formato que ya conoce, por ejemplo, quizás se animan a tomarlo como un Träkál Tonic o un Träkál Sour”, comenta. Para el ex banquero, lo más importante es que cuando cada uno lo pruebe realmente pueda sentirse como si estuviera en la Patagonia.



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

3 Comentarios

Laci Trakal

Donde la consigo en Argentina. Mi apellido es Trakal

Reportar Responder

Ruben Gomez

Muy buena nota y excelente bebida. En mi ultimo viaje a Chile tuve oportunidad de probarla y es muy buena. No veo la hora que se venda en Argentina.

Reportar Responder

Maria Sorbille

hay que probarlo.

Reportar Responder

Notas de tu interés

Recomendado para vos