09 de Octubre 2018

Un Premio Nobel para dos visiones antagónicas de la economía

Los galardonados para 2018 fueron William Nordhaus y Paul Romer, dos economistas estadounidenses que desarrollaron modelos para explicar el desarrollo sustentable de largo plazo. Mientras que para el primero el cambio climático fija un techo al crecimiento, para el segundo el impulso de la producción no tiene fronteras si se invierte en I+D

Un Premio Nobel para dos visiones antagónicas de la economía

El Premio Nobel de Economía este año fue a parar a las manos de dos pensadores de la economía del largo plazo: Paul Romer y William Nordhaus. Provenientes de la academia estadounidense, estos dos precursores buscaron respuestas a una área de trabajo discutida en los años ochenta: cómo debe hacer un país para crecer de forma sostenida en el tiempo.

Entre 1986 y 1990, Romer concentró todas las miradas de la Academia cuando publicó dos artículos en la revista especializada En ellos, el matemático y doctor en Economía por la Universidad de Chicago, de 63 años, fue el primero en demostrar que el motor de crecimiento de la economía, aquello que impulsaba a las empresas a expandir su frontera de producción y que hasta entonces no estaba bien definido, era la innovación tecnológica y la inversión en investigación y desarrollo.

Cuando una firma invierte en máquinas, en equipos, mejora su productividad pero, a su vez, por medio del aprendizaje (lo denominó), se derrama el conocimiento a los trabajadores y al resto de la sociedad. "Para Romer, en una economía no hay limites para crecer en tanto y cuanto el conocimiento disponible aplicado a la producción y la innovación tecnológica continué y se incentive", resaltó Ariel Coremberg, economista experto en Crecimiento Económico de la UBA.

Que la riqueza de los países pueda crecer indefinidamente, sin límites, y que esta posibilidad dependa de decisiones de inversión de sus agentes, entra en choque con la visión del segundo galardonado por la fundación sueca. Es que, para Nordhaus, economista de la Universidad de Yale y doctor del MIT, la producción de bienes y servicios puede incrementarse a lo largo de tiempo pero, en el "super largo plazo", es la naturaleza la que pone el techo a través de una consecuencia conocida: el cambio climático.

Empezó en 1973, con la ayuda de un estudiante llamado Paul Krugman, hoy Nobel de Economía. Su idea era que, al analizar la economía de las fuentes de energía no renovables -esencialmente, petróleo, gas natural, y carbón-, había que mirar al futuro para tratar de saber cuándo se podrían agotar. Fue así que creó la economía del cambio climático.

"Antes de Nordhaus, la economía y el medio ambiente se analizaban de forma separada: él fue el primero en entrelazarlas", dijo Mariana Conte Grand, economista especializada en esté área de estudio. Y explicó: "En su modelo, cuando va creciendo la economía, genera emisiones que provocan daños que se retroalimentan con la economía. Entonces, propone una solución para el desarrollo sostenible: ponerle precio a las emisiones y así incentivar el uso de empresas de las energías verdes, que implican un impulso de la innovación".

En términos concretos, para Nordhaus la solución a esto es crear un club de países y aplicar un impuesto sobre la emisión de dióxido de carbono. "Es como pagar impuestos para que el Ayuntamiento tenga limpias las calles, o para que el Estado quite la contaminación del agua potable. El cambio climático es una cuestión a más largo plazo, y que no se circunscribe a la ciudad, o la comunidad de vecinos, al país, sino al mundo", dijo el economista en una entrevista periodística.

Romer se licenció en Matemáticas en 1977 en la Universidad de Chicago, donde obtuvo el grado de Doctor en Economía en 1983. Desde junio de 2016 hasta enero de este año ocupó el cargo de jefe Economista en el Banco Mundial, lugar donde recibió un cúmulo de críticas por una serie de desmanejos con el personal. Entre ellos, dio de baja una serie de publicaciones por la cantidad de "y" que contenían. Sólo permitía usar este conector en un 2,6% de la cantidad total de palabras del artículo.

Con 77 años, Nordhaus es profesor de la Universidad de Yale. A lo largo de su trayectoria se dedicó, en gran medida, a la investigación. Además del estudio que le dio el Premio Nobel, se destacó por crear un sistema para contabilizar el impacto del cambio climático en la medición del PBI ("el PBI verde").



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos