27 de Diciembre 2017

Proyectan que el déficit comercial de 2017 será el más alto de la historia

Un informe elaborado por la consultora DNI calculó que el balance comercial nominal, medido en dólares corrientes, ascenderá a US$ 7635 millones en el año.

Proyectan que el déficit comercial de 2017 será el más alto de la historia

El año 2017 cerrará con el déficit comercial más alto de su historia. Esta es, al menos, la conclusión a la que arribó la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), que proyectó que el rojo comercial nominal –medido en dólares corrientes– se ubicará en torno a los US$ 7635 millones.  

De acuerdo al estudio elaborado por Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI, la Argentina finalizará el año habiendo exportado por US$ 59.125 millones e importado por US$ 66.760 millones. El déficit resultante, consigna el trabajo, obedece a que la Argentina –pese a tener relaciones comerciales con más de 150 países y balances negativos relevantes con sólo 15 de ellos– padece rojos comerciales “muy altos que conviven con muchos superávits no tan relevantes”. “Pero esos déficits son de una envergadura tal que condicionan definitivamente el resultado total”, señala el informe.

El estudio calcula que en este 2017 el balance negativo superará los US$ 1000 millones con 6 países: China (US$ 5495 millones), Brasil (US$ 4523 millones), Estados Unidos (US$ 2611 millones), Alemania (US$ 1859 millones), Francia (US$ 1128 millones) y México (US$ 1015 millones). La Argentina también tendrá déficits negativos relevantes con Tailandia (US$ 595 millones), Italia (US$ 400 millones), Nigeria (US$ 370 millones) y Bolivia (US$ 325 millones).

En el informe se destaca también que la Argentina “tiene un problema de relacionamiento con las grandes economías del planeta” ya que “tiene déficits con la mayor economía del mundo (Estados Unidos), la segunda (la República Popular China), la cuarta (República Federal de Alemania), la sexta (Francia), la octava (Italia) y la novena (Brasil)”. “También tiene déficit –aunque algo menor- con la tercera economía del planeta (Japón). Mientras que, de las 10 mayores economías del mundo, solo tiene superávit con la India, Canadá y el Reino Unido”, agrega.

Por el contrario, entre los países con los que la Argentina mantiene una relación comercial superavitaria, se destacan los casos de Vietnam (US$ 2045 millones), Egipto (US$ 1883 millones), Chile (US$ 1546 millones), la India (US$ 1390 millones), Argelia (US$ 1095 millones), Indonesia (US$ 1060 millones), Holanda (US$ 727 millones), España (US$ 725 millones), Malasia (US$ 675 millones), Uruguay (US$ 661 millones), Venezuela (US$ 660 millones), Perú (US$ 630 millones), Suiza (US$ 627 millones) y Sudáfrica (US$ 617 millones).

El estudio exhibe también que, en los últimos 100 años, la Argentina registró un “déficit comercial anual solo en 27 oportunidades”, mientras que desde que se inició el siglo XXI sólo había sufrido déficit comercial en la balanza de bienes en el año 2015, en el que el rojo comercial alcanzó los US$ 2969 millones. Antes, solo por computar los últimos 25 años, se habían registrado déficits comerciales en la balanza de bienes en 1999, 1998, 1997, 1995, 1993 y 1992.

Elizondo explica a Apertura.com que el déficit comercial registrado este año obedece a “varias razones”. “Creo que la Argentina tiene un sistema productivo antiguo y un problema grande de competitividad. Esto estuvo oculto mientras la Argentina tuvo una mezcla de buenos precios internacionales y altas restricciones a las importaciones. Pero cuando aparecen condiciones más exigentes de precios y se sinceran las importaciones, ahí llega la realidad”, dice.

“En el año 2011, la Argentina representaba el 0,45% del comercio mundial, y hoy el 0,30%. Es decir, se perdió un 50% en seis años. Y eso significa una caída de precios, y cuando caen los precios no tenés posibilidad de competir”, analiza Elizondo. “La Argentina tenía una economía muy cerrada que desalentó la competitividad internacional, la inversión, la modernización, el encadenamiento productivo externo, no desarrolló empresas que puedan convertirse en cadenas internacionales. Entonces, cuando se desmantela ese sistema de protección y aislamiento aparece esto que vemos hoy”, agrega.

Para el director de la consultora DNI, “salvo en el sector agropecuario y en la exportación de autos a Brasil, en todo lo demás tenes un problema muy serio”. “Argentina tiene apenas 9000 empresas exportadoras, Brasil tiene 20.000 y México, 30.000. La Argentina tiene pocas empresas exportadoras”, ejemplifica.

Consultado sobre si esto implica que la Argentina tendrá una balanza comercial deficitaria durante los próximos años, Elizondo responde: “El año que viene seguro porque además las importaciones van a crecer mientras la economía crezca”. “En 2018 el país vuelve a tener una perspectiva de crecimiento en torno al 3% anual, igual que este año, y si se dan esos números, las importaciones van a crecer por lo menos un 10%, porque la Argentina acude a importaciones para sostener su actividad económica. Se importan insumos, bienes de capital, piezas y partes, energía para producir. Entonces las importaciones van a seguir en alza el año que viene. Tal vez las importaciones no crezcan como este año, que aumentaron 20% respecto al año pasado, pero por lo menos 10% van a crecer. Y va a ser difícil que las exportaciones crezcan en la misma proporción”, proyecta.

Por último, Elizondo dice que “el gobierno tiene una previsión de crecimiento de las exportaciones para 2018 del 5%”. “Es posible que eso ocurra, pero las importaciones crecerán por lo menos el doble. Argentina tendrá que ir invirtiendo, modernizándose y con eso, en unos años, podrá competir. Pero eso no va a ocurrir de un día para el otro”, concluye.    



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos