24 de Abril 2013

Carlos Molinari sobre Fariña: "Vi a un muchacho joven con empuje, tal como fui yo"

En diálogo con Apertura.com, habló sobre sus vínculos con el empresario investigado y explicó por qué no se llevó adelante el negocio de alquiler de autos de alta gama. Por qué lo echó de su empresa. La vez que oyó hablar de Lázaro Báez.

Carlos Molinari sobre Fariña:




Carlos Molinari es conocido por el negocio del real estate, donde su empresa Real Estate Investments Fiduciaria (REI) tuvo entre sus últimos proyectos dos torres de 11 pisos en Bernal que requirieron una inversión de US$ 15 millones. En el último tiempo acercó al gobierno uruguayo a un grupo español interesado en quedarse con Pluna. Y, en las últimas semanas, su nombre se escuchó al ritmo de las declaraciones de Leonardo Fariña, personaje vinculado al empresario santacruceño Lázaro Báez y conocido tras una investigación del periodista Jorge Lanata. "Lo eché porque los medios lo mostraban como un hombre enigmático", aseguró Molinari en diálogo con Apertura.com y afirmó que, tras la desvinculación de su compañía, "no volvió a tener contacto" con Fariña.

¿Cómo llegó Fariña a tener contacto con usted?
Un amigo de uno de mis hijos lo acercó y Fariña manifiestó que podía traer inversores a los distintos emprendimiento inmobiliarios. Realmente hizo una labor en ese sentido. Y después me acerca el negocio de los autos de alta gama. Fariña era el encargado de comprar las Ferraris con dinero de REI o mío, y todo fue verificado por la AFIP. Cuando lo despedí se terminó el negocio.

Cuando lo conoció, ¿le comentó algo sobre Lázaro Báez?
Cuando lo conocí me comentó que trabajaba para una empresa de leasing y que le fue a ofrecer maquinarias a Lázaro Báez (o los camiones venían con leasing, no recuerdo). Fue el único comentario que me hizo de Báez.

¿Cuándo empezó a trabajar con usted?
En enero de 2011 empezó el contacto. Dejó de trabajar en agosto de 2011.

¿Confiaba tanto en él como para darle dinero para comprar Ferraris?
Sí, yo empecé a los 19 años a trabajar. De pronto me chocaba un poco su forma de vestirse, y por hay uno estaba acostumbrado a determinada vestimenta. Vi a un muchacho joven con empuje, con ganas de hacer cosas, tal como fui yo.

¿No le molestó que pudiera tener relación con Báez?
Él (Fariña) podría haber trabajado para mucha gente, que si no estuvieran con un ilícito probado… hay gente que en la visión de algunos es mala gente y para otros, buena gente. Para la ley somos todos iguales.

Carlos Molinari
Molinari dixit.
"Lo eché por la exposición de los vehículos; se mostraban como personales, y los medios lo mostraban como un nombre enigmático".

¿Su sueldo era de $ 6300?
Los $ 6300 eran viáticos y él iba a tener una participación en la compañía, ya que él la había llevado adelante. En lo único que disentimos fue en la forma en que se presentó en la sociedad.

¿Volvió a escuchar alguna mención sobre Lázaro Báez?
No, nunca más escuché hablar de Lázaro Báez. Y en realidad, con la excepción del tema Lázaro Báez, yo tuve un episodio vinculado a Fariña en 2011, cuando comienza a mediatizarse, y lleva a una investigación de la AFIP, donde quisieron saber para qué fueron adquiridos los vehículos.

¿Su empresa le pagó el casamiento?
Sí, el pago del casamiento, un casamiento verdadero (sic), fue un evento social que era para presentar en sociedad a quien iba a ser la cara visible de la empresa. Más que nada porque se iba a hacer un fideicomiso para eso.

¿Por qué lo echó?
Lo eché por la exposición de los vehículos; se mostraban como personales, y los medios lo mostraban como un hombre enigmático. Se generó un manto de dudas, de dónde tenía la plata. Si uno sale con una Ferrari y le preguntan de quién es y dice “no hablo de cosas mías”, no es lo mismo que diga que es de la empresa donde trabaja.

¿Volvió a hablar con Fariña?
No, no volví a hablar con Fariña tras la desvinculación.

¿Y Federico Elaskar?
Elaskar es amigo de mi hijo Matías desde los 15 años; se conocieron en Miami.

¿Por qué no siguió con el negocio de autos de alta gama?
Cuando uno empieza a tropezar, decide cerrar, no hay voluntad de continuar, no tenía que ver con Fariña.

¿Y los autos?
Los coches se vendieron.

Se dijeron muchas cosas sobre usted…
Soy un espectador más, jamás supe nada referido a lo que se comenta. Hablo con precisión de lo que sé. Sé quién soy, a qué me dedico y estoy a disposición de la Justicia. No puedo salir a contestar infundios a cada uno que dice lo que quiere.

¿Qué les dijo a los inversionistas de sus proyectos inmobiliarios?
A los inversionistas les digo que no es el primer negocio que intento fuera del mercado inmobiliario; uno intenta otros negocios por creatividad. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés

Recomendado para vos