Migoya, CEO de Globant: “Privilegiamos tener los inversores correctos, antes que empujar el precio”

Migoya, CEO de Globant: “Privilegiamos tener los inversores correctos, antes que empujar el precio”

 El cofundador de Globant cuenta en exclusiva cómo se vive una IPO en el principal mercado financiero del mundo. Por Flavio Cannilla 18 de Julio 2014

 



Son las 11.40 en Nueva York. Martín Migoya atiende el teléfono desde la Gran Manzana con una voz que exuda en partes iguales cansancio y euforia. En las últimas 24 horas no durmió más de 3 horas y acumula un total de 57 reuniones, con 180 inversores, en ocho días. “Estoy destruido, pero muy feliz. Cuando me tocó dar un speach me quebré. Es una emoción muy fuerte, desde mi lugar, un hecho histórico. Pero, también creo que sí, que Globant está escribiendo una paginita chiquita en la historia de la tecnología y de la Argentina”, cuenta el emprendedor argentino desde una de las imponentes salas de la Bolsa de Nueva York, a donde se recluyó para hablar en exclusiva con Apertura.com, apenas una hora después de escribir un nuevo capítulo en la historia del emprendedorismo argentino. Junto a sus socios Martín Umarán, Guibert Englebienne y Nestor Nocetti protagonizó la primera salida a bolsa de una empresa de software de América latina en el índice NYSE. Hace siete años, MercadoLibre había hecho lo propio pero en el índice tecnológico Nasdaq.

globantnyse2
Salida. La empresa de La Plata tocó la campana en Nueva York. Crédito: Globant.

Arropados por una treintena de ejecutivos, amigos y familiares, los cuatro cofundadores de Globant tocaron la campana a las 9.30 del viernes en el famoso balcón del principal mercado financiero del mundo y dieron el disparo de salida a la cotización de las 5,8 millones de acciones. El precio de salida era US$ 10 por acción. La meta de esta apertura de capital, que representa cerca del 17 por ciento del total de la empresa, es recaudar unos US$ 76 millones, que entre otros se utilizaría para nuevas adquisiciones. Al cierre de esta edición, la cotización cerraba su primer día en US$ 11, tras haber alcanzado un máximo de US$ 13 en las primeras horas. Antes de salir nuevamente al ruedo, de seguir firmando documentos con sus abogados y, finalmente, una fiesta de celebración en uno de los roof tops más fashion de New York, Migoya se anima a responder a la pregunta de siempre.

¿Cómo viviste las últimas 24 horas?

No dormí más de tres horas (ríe). Por otro lado, el mundo tampoco jugó mucho a favor: cuando estábamos haciendo el pricing (N.d.R: el proceso se inició el jueves), explotó un avión, Israel invadió Gaza. Pensaba paren un poco. Sin embargo, antes, la verdad había sido muy exitoso todo el road show, hemos podido lograr tener una cartera de inversores con un setting realmente soñado, los mejores que podríamos tener.

¿Quiénes son?
No se puede hacer pública esta información, pero te puedo decir que son principalmente fondos de pensión estadounidenses que se dedican a esto. El martes 22 o miércoles 23 estará completo ese panorama y les podemos pasar los nombres. También hubo parte para de los inversores que provienen del retail, de bancos de inversión y, también, a través de Loyal 3, colocamos un IPO social, o sea hubo mucha gente minorista que compró el IPO, por más que haya sido un porcentaje de no más de 2 a 3 por ciento.

¿En esto participan también empleados de Argentina?
No esto no es para empleados argentinos sino para los que están en Estados Unidos. Cabe decir que Loyal 3 es uno de los underwriters (aseguradoras). Pero que quede claro, esto es sólo para empleados en Estados Unidos, no quiero tener problemas.

¿Por qué es sólo para Estados Unidos?
Porque las acciones se comercializan en los Estados Unidos y todos los documentos que se hacen para estar conforme con la SEC, son en Estados Unidos. Por ahora, no puedo hacer ofrecimiento de mis acciones para vender en la Argentina.

Sin embargo, más de un 70 por ciento del capital humano de ustedes está en la Argentina. ¿Qué les queda a ellos?
Ellos participan de un programa de stock options que nosotros lanzamos y por el cual ellos no tienen que comprar nada, sino que es parte de su compensación. Ahora, si alguien quiere comprar acciones, lo que tiene que hacer es abrir una cuenta en los Estados Unidos y hacerlo. Pero eso, ya no sé cómo funciona.


El precio de US$ 10 por acción estuvo por debajo del margen que se habían puesto. ¿Por qué?
Si está un dólar por debajo. Pero privilegiamos tener los inversores correctos, antes que empujar el precio. Porque al final del día, para nosotros, como les dije ya mil veces, tenemos la visión de un juego de largo plazo y hay veces que hay que dar para ganar. Y nosotros siempre pensamos así.

¿Cuánto de ejemplo a no seguir fue la experiencia de Facebook a la que se la criticó haber privilegiado demasiado el precio?
Exactamente. En Wall Street nos decían eso: ‘Te puede gustar o no gustar el precio, pero así se hace’. Y, a esta altura creo que fue una buena decisión: lo importante era tener un buen postmarket, hoy. Por mi parte, estoy tranquilo, tanto que ya no pienso mirar la cotización sino trabajar para que esto crezca.



¿El capital que ingresará para qué lo piensan usar?
Como lo decíamos en nuestra presentación ante la SEC: unos US$ 8 a US$ 10 millones serán para cancelar toda o parte de las cuentas ante el Bridge Bank para capital de trabajo en nuestras subsidiarias de los Estados Unidos . y también para cancelar ciertas líneas de crédito en nuestra operación de Argentina; unos US$ 10 a US$ 12 millones serán para gastos de capital y unos US$ 12 a US$ 15 millones para adquisiciones estratégicas.

¿Cómo queda el capital repartido después de esta IPO?
No hay mucho cambio. Nosotros seguimos teniendo casi lo mismo que teníamos antes. El capital que ingresó se reparte entre ‘Prime Money’, que significa comprar nuevas acciones que emite la compañía, y otra parte de la plata es para comprar acciones a los accionistas actuales. El total de esas dos sumas son el volumen de acciones que están flotando: 5,8 millones de títulos, del total de 33 millones de participaciones totales que componen el capital de la firma.

Poco antes de tocar la campana, en el balcón, saludaban todos para abajo, al piso. ¿A quién saludaban?
Las cosa es así: cuando tocás la campana, el mercado empieza a tradear, empieza la compra-venta. Sin embargo, tu acción no empieza a cotizar hasta 15 o 20 minutos, más tarde. Hasta entonces, los market makers, que están en el piso, arman órdenes, gritan por ejemplo: ‘tengo 35 acciones a 13´, es increible. Y ahí, cuando se pone la primera orden, se larga. Ahí empieza a tradear tu acción y es donde se toca la campana.

¿Tenías temor a que la cotización no responda?
No estaba muy tranquilo y, sinceramente, una satisfacción enorme. Ayer se me ocurrió que es lo que quería hacer hoy: agarrar el primer e-mail que tengo en la historia de Globant, que es uno que me mandó Guibert que dice “Test”. Y a ese lo quiero pegar, al lado del e-mail de declaración de effectiviness de la SEC. Con eso, quiero hacer una campaña por Twitter que diga. ´Ven que se puede´. Porque más allá de la alegría y el agradecimiento para el equipo y de achievement personal que todo esto produce, veo que esto puede ser un punto de inflexión para nosotros y todo el país. Si bien estoy exagerando un poco, esto nos recuerda un proceso de creación de multinacionales que nosotros, en la Argentina, nos olvidamos y que también somos capaces de hacer. Incluye un mensaje que siempre trato de llevar conmigo: cuando uno construye algo lo hace para el largo plazo, no mira la cotización cada dos segundos. Entonces, más allá del capital, esto lo que significa para una compañía es que la obliga a seguir construyendo valor a largo plazo, porque es lo único que lo hace sostenible. Y es nuestro plan, es lo que queremos dejar: por eso no vendimos nunca la compañía y, por eso hicimos la IPO.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos