Claves para no ser un adicto a la tecnología y que el tiempo rinda más

Claves para no ser un adicto a la tecnología y que el tiempo rinda más

Estar atento al e-mail o al celular le quita atención al trabajo y a otras actividades importantes. Soluciones para los tecno-dependientes.  12 de Febrero 2015

El día se terminó. Es hora de irse a dormir. Pero el tiempo no rindió cómo esperábamos. La pregunta del millón es: ¿por qué?

De acuerdo con Roman Tschäppeler y Mikael Krogerus, autores del libro Pequeño Libro de los Grandes Cambios. El mundo explicado en tres líneas, por día visitamos, en promedio, 40 sitios web diferentes, cambiamos 36 veces por hora entre los distintos programas de nuestra computadora y, también, consumimos tres veces más información que hace 30 años.

Teclado_-_Mac-_AFIP_crop_1377804579347.jpg

A su vez, los autores señalan que hay otras distracciones que conviven con el trabajo diario. Algunas de ellas son revisar todo el tiempo el e-mail, porque no responder pronto puede generar malestar en quienes no obtienen respuesta; estar pendientes del celular y la posible llegada de un mensaje; y revisar si alguien nos mencionan en Facebook o Twitter.

Por lo tanto, los autores elaboraron cuatro claves para dejar de ser tecnológicos-dependientes:

1. Leé y respondé e-mails durante una hora al comienzo y una hora al final de tu horario de trabajo.

2. Una vez al mes regalate un viernes sin e-mails.

3. Los sábados no revisés e-mails.

4. Tres veces al año cumplí la “regla de los tres días”. (Después de tres días sin Internet, uno comienza a relajarse un poco. Quizás uno duerma más profundamente. Quizás espere un poco más antes de responder una pregunta. Quizás escuche con más atención).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos